JANIS JOPLIN

La esencial Janis Joplin: paz y rabia

 

        A menudo sólo se habla de Janis Joplin como parte de una pequeña lista de inmortales de los años 60 -Jimi Hendrix, Jim Morrison, Brian Jones-, que chocaron y se quemaron junto con la década que les hizo famosos. Tema de un buen número de biografías, su música suele ocupar un segundo plano en estos trabajos -y en los artículos retrospectivos sobre esta época- para centrarse en su particular estilo de vida: su imagen de mujer dura, el alcoholismo, sus aventuras sexuales y su adicción a las drogas convirtieron a Janis en un tipo de mujer nada habitual en aquella época. Sus conductas y su estilo de vida eran una manifiesta actitud contra la hipocresía de la sociedad “conservadora” en la que vivía. Todo esto sorprende aún más cuando al profundizar en su personalidad descubrimos que Janis era una persona tremendamente sensible.

        Lo esencial de su carrera musical, si se toma como punto de referencia sus años con Big Brother & The Holding Company, duró escasamente cuatro años. Sin embargo, durante ese tiempo creó un trabajo magnífico que supera sobradamente lo negativo que se escribió sobre ella y sobrevive como recuerdo de lo que fue y pudiera haber seguido siendo. 

        La cantante blanca más grande de “blues” y de “soul” de su generación nació el 19 de enero de 1943 en Port Arthur, Texas. A los 17 años empezó a cantar música folk en los escenarios de los cafés de Houston y Austin. Durante su primera visita a la Costa Oeste, conoció al futuro guitarrista de la Jefferson Airplane, Jorma Kaukonen, quien le acompañó a la guitarra en “Trouble In Mind”, una interpretación de un clásico del blues. 

        En 1966 vuelve al Bay Arena, invitada a acompañar a los músicos Peter Albin, David Getz, James Gurley y Sam Andrew, que buscaban una cantante para su grupo de rock, Big Brother & The Holding Company. Aunque el grupo surgió de la misma época fértil y psicodélica en San Francisco -de la que también nacerían Grateful Dead y Jefferson Airplane-, Big Brother tenía unas raíces más profundas y fue el vehículo perfecto para la inigualable voz de Joplin. Su estilo estuvo profundamente influenciado por artistas de blues de la talla de Bessie Smith y Willie Mae “Big Mama Thornton”, que al igual que Janis tuvieron vidas problemáticas.

            Tan pronto como Janis Joplin pasó a formar parte del grupo Big Brother, éste alcanzó inmediatamente el éxito. Es importante recordar que en este punto aún se les consideraba un grupo y no sólo una banda de apoyo para su nueva y carismática cantante. Poco después de la formación del grupo, grabaron su primer álbum Big Brother & The Holding Company (1967), del que se extrajeron singles como “Down On Me” o “Bye, Bye, Baby”. 

        Big Brother firmó un contrato con el astuto empresario Albert Grossman, cuyo repertorio de estrellas incluía a artistas como Bob Dylan, The Band, Paul Butterfield, Peter, Paul & Mary, Mike Bloomfield y muchos más. Pero su gran salto profesional llegó con su actuación en el Monterrey Pop Festival (1967), lo que despertó una gran curiosidad por parte de la industria discográfica, y fue el ejecutivo Clive Davis de Columbia Records quien finalmente les firmó un contrato. 

        La banda era fantástica cuando estaban en forma, y al principio parecían controlar la situación a pesar de la presión. Los fans amaban los contrastes visuales y vocales; ella se vestía de hippie dorada y esto contrastaba con su forma de cantar al estilo blues que descartaba todo lo superficial y dejaba entrever una sinceridad brutal. En la película Janis, Tal como era, dirigida por Howard Alk y Seaton Findlay, y estrenada en 1975, ella misma explicaba las motivaciones que le llevaron a ser cantante: “Antes era pintora y daba clases en una escuela. Pero un día cambié completamente, de hecho me liberé. Sucedió que me di cuenta. Empecé a cantar. Cantar te hace salir fuera de ti misma, porque pintar hace que te encierres en tu cabeza. Cantar te lleva a que quieras hablar con la gente, te saca hacia fuera y tu vida se mueve por el mundo mucho más fácilmente. Mucho más que si te agarras a algo y te quedas allí quieto”. 

        El primer álbum con Columbia, Cheap Thrills, se lanzó en 1968. Varios singles de éste le siguieron rápidamente, apoyados por las sensacionales actuaciones en directo del grupo. “Piece Of My Heart”, su primer single con Columbia, fue un éxito en el otoño de 1968 -también fue un éxito country para la cantante Faith Hill en 1994-. La excelente versión de Joplin de “Summertime” de Gershwin mostró su control vocal y su alcance mejor que cualquier trabajo realizado hasta el momento. 

        Poco después dejó a Big Brother y, por primera vez, formó su propio grupo, The Kozmic Blues Band, con el cual lanzó I Got Dem Ol`Kozmic Blues Again Mama en 1969. Tres singles de ese disco se incluyen en este doble compacto The Essential que ahora se edita: “Try (Just a Little Bit Harder)”, “One Good Man” y “Kozmic Blues”, temas que tuvieron más éxito en la radio de frecuencia modulada que en las listas. El grupo estaba de gira continuamente, pero la adicción de Janis al alcohol y las drogas provocó una publicidad negativa que hablaba tanto de sus excesos como de su música. En marzo de 1969 apareció en el Ed Sullivan Show televisivo, y como resultado nació la grabación en directo de “Raise Your Hand”.  

        Es especialmente en las entrevistas donde salía a relucir su filosofía más vitalista, como la que le hizo Dick Cavett en su show televisivo: “Todo lo que me ha sucedido, este triunfo y el éxito, no me ha hecho cambiar la postura que adopté un día, hace ya tiempo, en Texas. Me comprometí a ser honesta conmigo misma, a ser la persona que había dentro de mí y no jugar varios papeles al mismo tiempo. Esto es lo que trato de hacer siempre que puedo y adonde vaya, porque ni yo ni nadie somos una mierda. Sólo siendo real conmigo misma puedo vivir… No intento ser una estrella y cantar en Las Vegas supermaquillada y vestida de lamé. Sigo siendo Janis todo el tiempo, sólo que ahora me muevo a otros niveles. Pero seguiré siendo igual en el bar de la esquina, y es muy posible que allí me encuentres más feliz”. 

        En la primera parte de 1970 se disolvió el grupo de The Kozmic Blues Band y se formó el The Full Tilt Boogie Band, y en junio de ese mismo año grabó su particular versión del éxito de Etta James, “Tell Mama”. Estaba grabando su último trabajo, Pearl, el cual incluía “Move Over”, “Mercedes Benz”, “Get It While You Can”, “Half Moon” y “Trust Me”, cuando murió de una sobredosis de heroína en un motel de Hollywood, el Landmark, el 4 de octubre de 1970. Otra canción de ese disco, “Me And Bobby McGee”, fue su único éxito que llegó al número uno en las listas de éxitos. Escrita por su buen amigo Kris Kristofferson, este éxito tardío fue un triste y póstumo reconocimiento de su talento. Llegó a los primeros puestos de las listas de Billboard en marzo de 1971.  

        Ahora ésta, y todas sus grandes canciones, tienen una nueva oportunidad en la que podemos considerar su antología definitiva, The Essential, una oportunidad única de aproximarse de una forma global a la vida y a la obra de este espíritu indómito y controvertido que proclamó la paz y el amor mundial y despejó el camino para el rock hecho por mujeres.  

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *