JAMIE T

Jamie T, comedia cultural

 

 

Dos años y medio después de la publicación de su álbum de debut, Panic Prevention, Jamie Treays, más conocido como Jamie T, regresa listo para cimentar su estatus como uno de los jóvenes músicos más genuinos e interesantes del Reino Unido en mucho tiempo con la publicación de su nuevo álbum Kings & Queens.

 

Lo primero es conocer por qué ese paréntesis tan largo entre sus dos primeros discos, cuando resulta que aún está empezando su carrera. “Sucedió que estaba bastante quemado tras el agitado periodo de giras que siguió a la publicación de mi debut, que tuvo bastante reconocimiento en varios países y que me llevó a dar muchos conciertos por el Reino Unido, Europa, los Estados Unidos y Australia”.

 

Tras el último recital de esa gira, Jamie decidió tomarse su tiempo para el siguiente trabajo y explorar diferentes avenidas musicales. “En un primer momento cuando me puse a componer vi que mis nuevas canciones tomaban una dirección folk”, reconoce, aunque pronto desechó ese camino porque, citando sus palabras textualmente, “sencillamente era un poco aburrido”. 

 

Lo que siguió fue un intenso periodo de dieciocho meses, para Jamie y su compañero de producción Ben Bones, crucial en este nuevo álbum. “Nuestra única misión era crear música que emocionase a la gente. Fue un periodo en el que me auto-impuse un encierro creativo”. La única música que afloró a la superficie fue el frenético punk-rap con inspiración Sub-Pop de “Fire Fire”, que venía acompañado de un vídeo casero que tenía el aire de una película de skaters de finales de los 80. Fue un tema que explosionó en todos los blogs pero que dejó a sus fans divididos en dos sobre qué dirección estaba tomando el chaval de Wimbledon.

 

No deberían haberse preocupado. Alternando entre su estudio en el cobertizo de su jardín y un lugar de grabación con equipamiento más refinado en el este de Londres, Jamie tomó la decisión de no publicar ninguna música hasta no estar satisfecho al 100%. “Creo que así esquivé por completo la trampa del segundo álbum. No hice mi segundo disco. Hice el tercero en su lugar”.

 

 

Kings & Queens incluye once canciones. Y vaya qué canciones. Cortas, afiladas, crudas e impactantes, principalmente. Lentas, ensoñadoras y embrujadoras, ocasionalmente. Sigue respirando la atmósfera de las calles de Londres en épocas turbias, pero en esta ocasión se trata de un disco menos festivo, más agitado, con más tribulaciones, cada vez más poético, en el que recoge desde desafiantes hechos de la vida misma hasta muestras de algo que se podría definir como comedia cultural e, inevitablemente, imaginería surrealista de la vida nocturna.

 

“A menudo suena como la conexión entre la oscuridad y la violencia callejera de principios de los 80 y el momento actual de recesión, con sus obvias similitudes, cuando una generación de chavales criados para esperar abundancia y dinero se encuentran de repente tirados en la calle sin trabajo por oscuros errores en lejanas instituciones financieras. Nada tan directo o tan torpe como un rock protesta, ya entiendes”. Sí, son sencillamente instantáneas de una joven y estresada Inglaterra a cargo de un precoz talento que rápidamente ha evolucionado convirtiéndose en un agudo y sereno artista dueño de sí mismo.

 

Kings & Queens es exactamente el álbum que los admiradores de Jamie T esperaban que haría, aunque en su momento no estuvieran tan seguros: repleto de poesía visceral, ira y parte del humor del primer álbum, aunque más crudo, más centrado, con más confianza y mejores canciones. Jamie está contento con su  trabajo y, como de costumbre, se revela desafiante, atrevido y autocrítico con sus ambiciones sobre el nuevo álbum.

 

“Hace cuatro años hice Panic Prevention. Si este disco no suena diferente, es una lástima entonces. Este álbum es fruto de un proceso en el que me volví loco y eché chispas, más tarde recuperé la confianza y, luego, simplemente… me puse a ello. Si este álbum pudiese lograr al menos una cosa, sería el obligar a la gente a dejarme en paz para que pueda seguir con lo que hago. Y para que la gente acepte eso de que no voy a volver a hacer lo mismo una y otra vez. Hay artistas en los que todos confiamos que hagan lo que ellos quieran, y yo quiero ganarme el derecho a ser uno de esos artistas”.

 

Y en ello está. Justo tras haber terminado de tocar en directo en una increíble gira por el Reino Unido con el cartel de todo vendido, y después de haber ofrecido una actuación para el recuerdo en el Festival de Glastonbury, Jamie T y su banda The Pacemakers están ya de vuelta en la carretera para su gira más grande hasta la fecha. Cuando la acabe, veremos lo que tarda su tercer álbum -mejor dicho, el cuarto-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *