JAMES JOHNSTON: The Starless Room

JAMES JOHNSTON: The Starless Room (Clouds Hill)

 

Seguro que se sitúan con una imagen bien gráfica: el debut en solitario de James Johnston se mueve en las mismas coordenadas que el Richard Hawley más cercano a Scott Walker. Tampoco dista de lo que hacen en solitario Mick Harvey o Barry Adamson, otros dos músicos, que, como él, han tocado con Nick Cave.

 

Además de haber liderado Gallon Drunk durante casi tres décadas y ocho álbumes, Johnston también ha colaborado con Lydia Lunch, Faust o Marianne Faithfull, y hoy recorre el mundo acompañando a PJ Harvey en la gira de The Hope Six Demolition Project. De todos hay ecos en su debut en solitario, aunque él cita también influencias de Big Star, John Cale, Lee Hazlewood o Nina Simone.

 

No obstante, aquí los tempos son más reposados, reflexivos y pausados, como si a las canciones de Gallon Drunk les hubiese extirpado la disonancia y la rabia para centrarse en un sonido más opulento (cortesía de los arreglos de cuerda de Sebastian Hoffman), elaborado, espacioso y, a la vez, intimista, liderado siempre por el piano y su voz. Más emocional, directo y profundo, “Starless Room”, “Let It Fall”, “When the Wolf Calls” o “Dark Water” (con su final góspel) son los mejores exponentes de un disco nocturno, profundo y mágico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *