Historia ilustrada del rock

Susana Monteagudo & Luis Demano: Historia ilustrada del rock (Litera Libros)

No es extraño que las actividades dirigidas a los más jóvenes, no tan numerosas, tengan hoy una respuesta incluso mayor que las destinadas a sus padres. Tampoco resulta novedoso que las editoriales y las discográficas editen libros y discos dirigidos a un público infantil, conscientes del tirón comercial de estas novedades, ni que los festivales hagan un hueco para actividades dirigidas a ellos.

A libros como los dos volúmenes de La pequeña historia de Roc (Alfred Crespo y Eduardo Izquierdo con ilustraciones de Jordi del Río, 2013, 66rpm), Historia del rock (Jordi Sierra i Fabra y Xavier Bartumeus, 2016, Siruela), Las maravillosas aventuras de la Sra. Jazz y el Sr. Blues o Las maravillosas aventuras del Sr Soul (Andreu Cunill y Tim Sanders, 2017, 66rpm), se suma ahora Historia ilustrada del rock. Al igual que los anteriores, no contiene canciones, pero casi se puede escuchar. También se trata de un libro ampliamente ilustrado que, tal y como manifiesta su título, pretende resumir de forma sucinta, en sus 45 páginas de gran formato, siete décadas de rock, a través de textos breves y dibujos llamativos.

La autora –Susana Monteagudo– inicia el recorrido en los cincuenta recordando que el rock surgió de una combinación de distintos sonidos, recorriendo a partir de ahí los sesenta, los setenta, los ochenta, los noventa y lo que llevamos de siglo, utilizando otros capítulos para reparar en algunos –no pueden estar todos–de los artistas más relevantes de cada década, con un breve párrafo que sirve de introducción y de enganche por si se pretende profundizar más en la obra de alguno de ellos.

A continuación, se presta atención a otros temas como las mujeres en el rock, los festivales, los estilos, algunas canciones y álbumes destacados, las bandas, las diferentes tribus musicales, los soportes en los que se ha venido difundiendo las grabaciones sonoras, los avances de la técnica,  algunas canciones sociales y políticas destacadas, los medios de comunicación, las discográficas e incluso los artistas fallecidos prematuramente, en lo alto de su creatividad, tratando el tema con toda la naturalidad del mundo sin que se vea porque ello tiene que escandalizar a los posibles lectores, para acabar con dos epílogos en forma de datos numéricos curiosos y un mapa en el que se entremezclan algunos de los estilos y sus artistas más representativos.

Conviene recordar que la misma autora publicó hace unos meses el libro It’s Only Rock and Roll (Solo es rock and roll) (Lunwerg), con unas premisas no muy distintas, aunque con textos más extensos y menos ilustraciones, en aquel caso a cargo de Marta Colomer-Tutticonfetti. El presente libro, con el diseño de Ibán Ramón, el papel de ilustrador corre a cargo de Luis Demano, quien sorprende con su trabajo al recoger los elementos más característicos de sus protagonistas para que sean fácilmente identificables con muy escasos: sin ir más lejos, Wilco aparece representado con una guitarra en forma de vaca, Nick Cave se ha transmutado en un cuervo negro, Bob Marley se ve a través un león que aparece fumando o Fugazi se convierte en una canasta de la que cuelga un micrófono, evocando la instantánea más celebrada que Todd Crespi le tomó a su cantante Guy Picciotto.

Presentado en una maqueta limpia, a gran formato, tratado con una tipografía bien elegida y legible, y trabajado con un tono divulgativo, sencillo y claramente atractivo, lo cierto es que, además de poder interesar a los niños, seguramente acabe cayendo en manos de sus padres, quienes lo devorarán con igual fruición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *