GRUPOS FICTICIOS EN LA PANTALLA III

Grupos ficticios en la pantalla (y III)

42-wild-curt-velvet-goldmine

 

Muchas veces, cuando la ficción se acerca al rock and roll, acaba representando los peligros del éxito y el exceso, con un mensaje claro: “Da las gracias por lo que has conseguido y olvídate de toda esa tontería del estrellato pop”. En esto, el cine es como los padres.

A The Beatles –y a las Spice Girls también, ¿por qué no?– se les permitió pasárselo bien en la gran pantalla, esencialmente porque aparecían tal y como eran. Pero la representación en la ficción del negocio musical parece que debe tener su moraleja: no puedes llegar a la cima y salir indemne. ¿Cuántas veces tuvo que sufrir Elvis Presley por su corazón roto en sus intercambiables fábulas de 90 minutos?

También es cierto que la pantalla nos ha dado algunos personajes rock fascinantes, a menudo más interesantes que los de la vida real. Por supuesto, muchos han sido rematadamente malos y sus aventuras totalmente inverosímiles, pero otros han servido para regalarnos buenos momentos de celuloide, unas carcajadas o, simplemente, para vender una banda sonora.

Aquí va una cronología seleccionada de algunos de los artistas más interesantes que nunca existieron y que fueron creados para la pantalla. No todos son clásicos, pero cada uno posee algo del sueño que todos tuvimos alguna vez. Como decía el lema publicitario de El ídolo, en un momento en que el rock ocupaba un lugar predominante en la cultura del entretenimiento que ahora ha perdido, “Dime el nombre de algún chaval que nunca haya querido ser una estrella del rock’n’roll y te mostraré a un mentiroso”. Esta es la última parte de tres entregas.

 

  1. El gran Lebowski (Joel Coen, 1998). Homenaje claro a Kraftwerk, el grupo alemán de música electrónica que empezó en los 70, a cargo de un trío (Flea de Red Hot Chili Peppers, Peter Stormare y Torsten Voges) de alemanes nihilistas que, se supone, fue un grupo de música electrónica de finales de los 70. Incluso la portada de su disco ficticio es una copia de uno de los álbumes de Kraftwerk.

 

  1. Wild Curt. Velvet Goldmine (Todd Haynes, 1998). El camaleónico Ewan MacGregor da vida a un rockero norteamericano en los tiempos del glam, inspirado por Iggy Pop, al que acompaña su banda, The Wylde Rattz. Gran parte de los diálogos del film están tomados de textos de Oscar Wilde. Otros artistas ficticios que aparecen en el film: Brian Slade, interpretado por Jonathan Rhys-Meyers e inspirado por David Bowie, The Venus In Furs, grupo con miembros de Suede, Radiohead y The Verve, y The Flaming Creatures, o sea, Placebo haciendo una versión de “20th Century Boy” de T-Rex.

 

  1. Shacky Carmine. Shacky Carmine (Chema de la Peña, 1999). Dos años de la vida de un grupo independiente de Salamanca que emigra a Madrid para triunfar aunque, como siempre, el tiempo acaba por poner a cada uno en su lugar. Cuenta con apariciones de Manu Chao, Antonio Vega, Kiko Veneno, Albert Pla, Manolo Kabezabolo, Ari o Raimundo Amador. Se rodaron tres finales diferentes para proyectar en diversas salas y poner a disposición de los espectadores en Internet.

 

  1. Marie de Salle. Alta fidelidad (Stephen Frears, 2000). Lisa Bonet (hija de Bill Cosby en la serie de este y ex-mujer de Lenny Kravitz) interpreta a esta cantautora que tiene una relación de una noche con el protagonista principal –“ya que el sexo es uno de los derechos humanos básicos” –, en la adaptación a la pantalla de la novela de Nick Hornby. Además, canta una buena versión acústica del “Baby I Love Your Way” de Peter Frampton, acompañada por Jeff Parker, componente de Tortoise. Lo mejor son los múltiples guiños para melómanos empedernidos como, por ejemplo, “si no le dices a nadie que no tienes Blonde On Blonde de Bob Dylan, no pasará nada”. Otros artistas ficticios que aparecen en el film: Barry Jive And The Uptown Five, la banda del personaje interpretado por Jack Black, que interpreta el “Let’s Get It On” de Marvin Gaye, y The Kinky Wizards.

 

45-stillwater-casi-famosos

 

  1. Casi famosos (Cameron Crowe, 2000). El antiguo cronista de Rolling Stone, Cameron Crowe, reincide, después de Singles, en crear otra banda, en esta ocasión para documentar su etapa de plumilla musical. El grupo de melenudos que, supuestamente, estuvo a punto de comerse el mundo en su gira de 1973, está integrado, entre otros, por –curioso, curioso– Mark Kozelek, líder de Red House Painters. La banda sonora la pone el director junto a su mujer, anteriormente componente de los olvidados Heart.

 

  1. The Soggy Bottom Boys. O Brother! (Joel Coen, 2000). George Clooney, John Turturro y Tim Blake Nelson dan vida a este trío de ex-convictos que, a finales de los 30, triunfan cantando country y bluegrass acompañados por un guitarrista de blues que ha vendido su alma al diablo. Los derechos de una de las canciones, rescatadas del olvido por el productor de la banda sonora, T-Bone Burnett, se pagaron años después a un ex-presidiario de 76 años que ni siquiera recordaba haberla grabado. Probablemente sea el primer –y último– grupo inexistente que triunfa en los Grammy.

 

  1. Hedwig & the Angry Inch. Hedwig & the Angry Inch (John Cameron Mitchell, 2001). El transexual más famoso de la historia del rock es un personaje ficticio, interpretado por John Cameron Mitchell en una película de la que él es también director y guionista. El ‘angry inch’ (‘pulgada disfuncional’) sería la pequeña porción de carne que le queda entre las piernas tras una operación de cambio de sexo mal concluida. El Hedwig alemán del título vive una historia rocambolesca, casándose con un soldado norteamericano y alcanzando la libertad al otro lado del Muro de Berlín. En un parque de caravanas de Kansas, Hedwig forma un grupo de rock, donde conoce a Tommy Gnosis, un joven que se convierte en su amante y protegido antes de abandonarla, robarle sus canciones y triunfar como estrella del rock.

 

48-steel-dragon-rock-star

 

  1. Steel Dragon. Rock Star (Stephen Herek, 2001). El reemplazo de Rob Halford, vocalista original de la banda heavy Judas Priest, por Tim ‘Ripper’ Owens, tuvo su traslación aproximada a la pantalla en esta película en la que el personaje interpretado por Mark Wahlberg, proveniente del grupo Blood Pollution, sustituye a Jason Flemyng. El resto de la banda estaba formada por músicos como el cantante de Yngwie J. Malmsteen, el hijo del batería de Led Zeppelin, Jason Bonham, el guitarrista de Ozzy Osbourne o el cantante de Third Eye Blind.

 

  1. Rabbit. 8 Millas (Curtis Hanson, 2002). Eminem encarna a este rapero en una película que tiene bastante que ver con su vida real, y en la que su personaje Jimmy ‘Rabbit’ Smith Jr. se enfrenta en batallas de recitados a otros oponentes como The Free World. Las guerras dialécticas ocurrieron de verdad mientras se estaba rodando y Eminem se enfrentó hasta a cuatro contrincantes distintos elegidos entre más de cien. El trozo de papel en el que escribe en su viaje en bus es, de hecho, el papel en el que Eminem garabateó la letra de uno de sus temas más conocidos, “Lose Yourself” y que, más tarde, sería vendido por unos 10.000 euros en una subasta en Internet.

 

  1. The School of Rock. Escuela de rock (Richard Linklater, 2003). Jack Black) interpreta a un rockero aficionado a arrojarse en brazos del público desde el escenario y a ejecutar solos de guitarra de 20 minutos de duración. Tras ser expulsado de su banda, suplanta a su compañero de piso como profesor sustituto en una escuela primaria. Allí monta un grupo de rock a escondidas con los niños para presentarse a la Batalla de las Bandas. Aunque no ganan, el público manifiesta su oposición a la decisión del jurado y todos consiguen su anhelado final feliz. Lo mejor, la interpretación de los chavales de “It’s a Long Way to the Top” de AC/DC.

 

  1. The Folksmen. Un viento poderoso (Cristopher Guest, 2003). Este trío de cantantes folk (en la onda de The Kingston Trio o Peter, Paul & Mary) tuvo su momento de gloria en los 60 y ahora se reúne para dar un concierto en el Carnegie Hall en memoria de un promotor recientemente fallecido. El falso documental de 2003 Un viento poderoso da continuidad así a la existencia de una banda que ya había tenido apariciones estelares y jocosas en las dos películas de Spinal Tap, y cuyos orígenes se remontan a un sketch de los humoristas Christopher Guest, Michael McKean y Harry Shearer en el programa Saturday Night Live de 1984.

 

52-los-replicantes-los-80

 

  1. Los Replicantes. Los 80 (Serie de TV, 2004). Fernando Colomo, realizador de ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? , dirigió esta serie de Tele 5 interpretada por José Coronado y Aitana Sánchez Gijón. Sus hijos eran los integrantes del grupo Los Replicantes, que en cada capítulo hacían una –polémica– versión de una de las canciones emblemáticas de los 80 como “Enamorado de la música juvenil”, «La chica de ayer», «Horror en el supermercado» o «Las chicas son guerreras». La serie quiso llamarse La edad de oro, como el programa realizado por Paloma Chamorro en los años 80 pero, para su desgracia, ya había sido registrado previamente.

 

  1. Rata Muerta. Isi/Disi, amor a lo bestia (Chema de la Peña, 2004). Isi y Disi, de Leganés, tienen una desbocada pasión por AC/DC y se mueven en un bar llamado, cómo no, La Campana del Infierno. Su grupo es Rata Muerta y en él están también sus colegas El Pota y La Kuki. En el reparto, El Gran Wyoming, Mono Burgos, El Sevilla (Mojinos Escozíos), José Luis Coll… Y en la banda sonora, Joaquín Sabina, Leño, Ska-P, Barón Rojo, Porretas… y Rata Muerta cantando el tema “Rata Muerta.” Hubo segunda parte, por si la primera no fuese suficiente: Isi/Disi: alto voltaje.

 

  1. Sinfín. Sinfín (Manuel Salabria y Carlos Villaverde, 2005). Cuando a finales de los 80 el mítico grupo Sinfín se prepara para tocar ante miles de fans en la Plaza de toros de Las Ventas, las drogas se cruzan en su camino y Javi, el cantante y líder del grupo, nunca llegará a pisar el escenario, truncándose así su brillante carrera. Quince años después, Iván (Dani Martín), el hermano pequeño de Javi, intenta triunfar como cantante. La discográfica le propone a su agente, Alex, el mismo que llevó en su día a Sinfín, el regreso del grupo. Sin embargo, las cosas no son tan fáciles para un grupo de cuarentones desfasados liderados por un niñato desconocido.

 

  1. Las Siux. El calentito (Chus Gutiérrez, 2005). Una joven estudiante cambia de vida radicalmente en una semana al conocer al grupo Las Siux: planta cara a su madre franquista, pierde la virginidad y conoce el punk, así, todo de golpe. El día de su primer concierto, cuando está previsto que un ejecutivo de una discográfica vaya a verlas actuar en la discoteca El Calentito, coincide con el 23-F. El guion está basado en las experiencias que la propia directora tuvo en los 80 con su banda Las Xoxonees. Pedro Almodóvar, como buen clásico de la movida madrileña en su doble faceta musical-cinematográfica, hace un pequeño cameo.

 

56-weird-sisters-harry-potter-y-el-caliz-de-fuego

 

  1. Weird Sisters. Harry Potter y el cáliz de fuego (Mike Newell, 2005). Banda muy popular en el mundo mágico de Harry Potter, aparece en la película de 2005 como “el grupo que no necesita introducción”, sin nombrarlos, por una disputa legal de la productora del film y el grupo canadiense real Wyrd Sisters. Aunque su nombre significa “Hermanas extrañas”, en realidad se trata de un octeto masculino, de pelo largo y vestimenta negra raída. En el film aparecen solo seis de ellos interpretados por músicos británicos bien conocidos: Jarvis Cocker y Steve Mackey (Pulp), Phil Selway y Jonny Greenwood (Radiohead), Jason Buckle (All Seeing I) y Steven Claydon (Add N to (X)). Sus tres canciones llevan títulos como “Haz el hipogrifo”, “Esta es la noche” y “La magia funciona”.

 

  1. Los Reyes del King. Los mánagers (Fernando Guillén Cuervo, 2006). La campaña de promoción se anunciaba con “Rock, flamenquito y pijotas. Carretera, veranito y marihuana. Y cuatro ‘mataos’ en busca de lo que todos: un currito guapo y un poquito de amor”. Aquí dos cuarentones sin oficio ni beneficio que quieren dar un pelotazo deciden convertirse en mánagers de dos jóvenes a los que llaman Los Reyes del King, para participar en un concurso de televisión en el que se buscan nuevas estrellas de la canción. Tras actuar en tabernas, bingos y demás antros de perdición, conocen a La Rota, una folclórica retirada y oscura, que les arregla una gira por la costa sureña. Comienza así una frenética película de carretera donde el sueño del éxito se convierte en una pesadilla habitada por extrañas criaturas: clones de Tom Jones, estrellas del porno, árabes iluminados, marines psicopáticos, animadoras golosas, concejales corruptos, alienígenas y, por si fuera poco tal despropósito, también Lauren Postigo.

 

  1. Pop! Tú la letra y yo la música (Marc Lawrence, 2007). Hugh Grant, en otra de esas comedias románticas que parecen en él tan naturales como respirar, interpreta a un ex cantante pop de los 80 (al estilo de George Michael en Wham!) de una banda (al estilo de A Flock of Seagulls) que está en plena decadencia y que una diva pretende recuperar para el bien de la música. Grant, que aprendió a tocar el piano para la película, tuvo como asistente a Martin Fry (ABC). Las canciones fueron escritas por Adam Schlesinger (Fountains of Wayne) y el hijo del director de… ¡13 años! Un grupo británico real tomó el nombre de Pop! y editó varios singles sin mucho éxito antes de disolverse

 

  1. Rosa Chillón y las Flays. Cuéntame cómo pasó (2001-hasta la actualidad). La serie más longeva de TVE se ha despabilado un poco al llegar a los 80 e incluir el típico grupo punk-moderno de la movida, llamado en este caso Rosa Chillón y Las Fly. Formado por los personajes de Josete (al que interpreta el actor Santi Crespo), Marcelo (Nao Albet, quien tiene su propia banda, los Bumpie Band), Karina (Elena Rivera) y Pili (Lluvia Rojo, quien también tiene su grupo, No Band For Lluvia), su gran éxito es “Me cago en Simago”. Están pidiendo a gritos una serie exclusiva para ellos solos.

 

  1. The Nasty Bits. Vinyl (2016). Los últimos en llegar a este mundo de bandas ficticias son The Nasty Bits, banda de la serie creada por Mick Jagger y Martin Scorsese. El cantante está interpretado por James Jagger (hijo de Mick), quien además de ser actor tiene un grupo, Turbogeist. Sus compañeros en la banda ficticia de la serie son otro grupo real del Nueva York de hoy, Beach Fossils. Las canciones que tocan han sido grabadas por el asesor musical de la serie Lee Ranaldo (Sonic Youth) junto a músicos como James McNew (Yo La Tengo), Julian Casablancas (The Strokes), Don Fleming, Jesse Malin, Andrew W. K. o Alison Mosshart (The Kills, The Dead Weather). La canción que consigue que el ejecutivo discográfico de la serie, Richie Finestra, los fiche es “Bored Stiff” grabada por una banda real a mediados de los 70, Jack Ruby, de los que nunca se publicó nada hasta que sus maquetas vieron la luz en el 2011, cuando los responsables de la serie la descubrieron. Pocas veces ficción y realidad musical han estado tan próximas y poco diferenciadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *