GRUPO SALVAJE

Grupo Salvaje, solemnes y detallistas

         Ernesto González regresa por fin a la primera fila del rock estatal con Grupo Salvaje, tras unos años sin proyecto después de la disolución de Pribata Idaho. Él mismo nos presenta In Black We Trust, su primer álbum como Grupo Salvaje. 

¿De qué sirvió la experiencia con The Pribata Idaho a la hora de encarar este nuevo proyecto?

– Básica. Grupo Salvaje, probablemente, no habría existido si yo no hubiera formado parte de The Pribata Idaho. La experiencia, sea mía en este caso, o de cualquier otro siempre es un grado.


¿Ha habido una transformación desde entonces o existe una continuidad?

– Existe una continuidad. “Sorrynonews” fue una canción que llegó a ensayar Pribata Idaho. Algunas partes del repertorio ya estaban preconcebidas antes de que Grupo Salvaje existiera. Pero hay algo, para mí, más importante, y es que el espíritu de ruptura con nuestro entorno cultural que aparecía implícito en Spain Is Pain -el último disco de Pribata Idaho-, se ha materializado en In Black We Trust. Ahora,  al menos a la hora de abrazar utopías, estamos más cerca, parafraseando a Guevara, de convertirnos en “reformadores culturales con guitarras”.


¿Cuándo empezó a tomar cuerpo esta nueva aventura y cómo fue el proceso hasta editar el disco?

– Al poco tiempo de que Pribata Idaho dejaran de existir, comenzamos a ensayar sin ningún plan claro. Después del primer contacto en el local de ensayo, nos dimos cuenta de que podíamos funcionar como banda. De ahí en adelante, de alguna manera, fue todo “coser y cantar”. Terminamos de darle forma al repertorio y hasta ahora.


¿Cómo de importante ha sido Jesús Llorente? Me refiero al sello, Acuarela, y a las dos canciones -creo recordar que ya había alguna de él en The Pribata Idaho-.

– Mucho. Jesús no es sólo el jefe de un importante sello independiente español. Además de eso, es un gran estratega cultural y un gran amigo -y los buenos amigos no mienten-. Tengo que terminar de formar esta opinión, pero puedo adelantar que gran parte de su éxito -que para mí lo tiene- radica en su manera de dosificar los esfuerzos y el criterio de selección que aplica a los productos que pone en el mercado, empezando por Acuarela discos, pasando por Acuarela libros y terminando por el Festival Tanned Tin. La colaboración con él como letrista no es nueva. Ya lo habíamos hecho en la última etapa de Pribata Idaho.  No es fácil cantar textos de otros. A la mínima de cambio uno se siente ridículo poniendo en su boca palabras de otros, pero en el caso de los textos de Jesús, a mí no me ocurre. Los canto con absoluta convicción.


Da la impresión de que Johnny Cash ha tenido una importancia decisiva en todo lo que rodea al grupo. ¿Hasta qué punto?

– Probablemente, esto ha ocurrido así debido a su muerte. De alguna manera, este hecho -y nuestras ganas de impregnación- han inundado todo el álbum. Si él siguiera vivo, pues su presencia habría sido algo más discreta.


¿Es cierto que el disco se iba a titular Cash?

– Sí, por las razones que te he comentado antes y aprovechando el significado de la palabra en inglés: calderilla.


Sam Peckimpah, Elvis Presley, Johnny Cash… ¿Queríais mostrar una especial predilección por la cultura americana?

– Sí. Son nuestras raíces musicales y buena parte de las culturales.


Para mí, pocos grupos me han dado la impresión de cuidar tanto hasta el mínimo detalle. ¿Era ésa la intención?

– Esto viene a colación de lo que comenté en la primera respuesta. La experiencia es un grado pero que has de aplicar para que todo parezca lo que realmente es y no que por descuidos o precipitación des una sensación distinta a la que pretendes. Es cuidar los detalles para que tu propuesta llegue integra al público. No hay nada peor que darte cuenta con el paso del tiempo que no has sido capaz de trasmitir tus inquietudes de la manera más efectiva posible.


También todo suena muy solemne, con un ambiente muy cargado en cada una de las canciones. ¿Cuál era el propósito?

– La música de Grupo Salvaje es solemne y por lo tanto tiene que sonar solemne. El propósito era, básicamente, ése… cargar el ambiente, dotar de atmósfera al disco, precisamente por lo que acabo de contarte antes.


Me da la impresión de que el orden de las canciones está muy meditado, desde “A Christian Family” hasta “The Survivor”. ¿Cómo fue hasta llegar a la decisión final?

– Pues barajamos varios órdenes, hechos por los miembros del grupo, productor, técnico, sello y algunos amigos. Casi todos coincidían en que “The Survivor” debía ser la última y algunos en que “A Christian Family” tenía que ser la primera. Una vez que tuvimos esto claro, fuimos dando forma -de las más diversas maneras- al orden final. Cuando llegamos al orden final, todos estuvimos de acuerdo en que era el adecuado. Todo cobro sentido y, entonces, pudimos titular el álbum como In Black We Trust.


“Roses & Despair” es mi favorita. ¿Qué nos podéis descubrir de ella?

– Pues que ha estado a punto de aparecer como instrumental. Nunca tuve claro cantarla, aunque tanto mis compañeros como algunos amigos insistieron en que lo hiciera. No sé, tiene un cierto aire Kinks (del Village Green), sobre todo cuando la ensayamos. El silbido es un claro guiño a Ennio Morricone, e incluso la intención del mismo es también un guiño a la harmónica de Midnight Cowboy de John Barry.


¿Cómo se integra Grupo Salvaje dentro del resto de la escena independiente estatal? ¿Es un grupo al margen? ¿Hubiera estado mejor rodeado hace diez años?

– Creo que hablar de escena independiente es simplificar mucho y, además, lastrar a un montón de grupos que nada tienen que ver entre sí con los supuestos defectos y virtudes de los demás. No somos un grupo al margen. Estoy seguro de que al menos compartimos propósitos con algunas bandas más. No sé si hubiéramos estado mejor acompañados hace diez años, no lo tengo claro.


¿Pensáis que vuestra música podría llegar a una mayoría de gente si la realidad de los medios fuese otra?

– Yo no tengo ninguna duda, siempre que hablemos de medios en general, incluida la televisión.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *