GREGORY PORTER LIVE

Gregory Porter en concierto

 

 

Cuando un concierto empieza invocando a Marvin Gaye, ya tiene mucho ganado. Sí, Gregory Porter decía en su segundo tema en Compostela, después de la cancelación de su actuación el pasado julio por el accidente ferroviario, “cuando Marvin Gaye cantaba “What’s Going on”. Lo hacía en “On My Way to Harlem”, justo antes de dedicar “No Love Dying” a los desaparecidos en aquella tragedia, con lo que se ganaba al público no solo musical sino también emocionalmente.

 

“Cultura, soul, espíritu”. Así definió bien pronto Gregory Porter lo que iba a ser su actuación, aparentemente improvisando sobre la marcha. Estaba en el Museo de la Ciudad de la Cultura, y fue justo antes de interpretar “Liquid Spirit”, así que la frase le salió que ni bordada, hilada al momento.

 

En el vestíbulo del Museo, que se estrenaba para este tipo de conciertos, tal vez con más eco del que sería deseable, Porter sorprendió sobre todo con su voz. Si en disco se intuye su dominio vocal, en directo se desata, desbordando su garganta aparentemente sin demasiado esfuerzo. Todo suena natural, como si además del don de su voz tuviera también el de la composición sin mayores complicaciones.

 

 

La prueba, en sus temas, trece en esta ocasión, prestando atención a sus tres álbumes, con tiempo también para estrenar un corte en el que decía “La mayoría de mi gente está jodidamente casi muertos”, en un blues con principio a lo “Fever”.

 

A continuación, llegaba el desfase de toda la banda con “Work Song”, su versión de Cannonball Adderley. Ese momento, junto con “Be Good (Lion’s Song)”, que incluía un excepcional solo de bajo a cargo de Aaron James (el mejor solo de la noche de los que ofrecieron, como era de recibo, los cuatro músicos), serían, a la postre, lo más inspirado del quinteto, en parte por diferenciarse del resto de los temas en su interpretación.

 

Tras recuperar “1960 What?” de su primer disco, para rematar sonaron en los bises “Real Good Hands” y “Free”, con las palmas acompañando desde el público y un amago de baile entre algunos espectadores. Nada mal para un concierto que se supone de jazz y que tiene también mucho de soul. Y de cultura y espíritu, claro. No le negaremos el derroche ni la inspiración del momento a Mr. Porter.

 

(Museo de la Ciudad de la Cultura, Santiago de Compostela, 12-11-2013. Público: lleno)

  

Ver más fotos aquí

 

{youtube}ETnnHRnpXxA{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *