GRAM PARSONS GP

SELECCIÓN DE DISCOS CLÁSICOS

Gram Parsons: GP (1973)

listados_discos_clasicos_gram parsons c

Sin duda uno de los mayores y más genuinos renovadores del country, género inmovilista como pocos, Gram Parsons representó a la perfección el espíritu del músico inquieto y adelantado a su tiempo. Ya fuera como precursor del country-rock o como inventor de lo que se dio en llamar cosmic american music, lo cierto es que este rebelde hippie sureño de familia acomodada supo filtrar a Merle Haggard, a Dylan, a Elvis y a otros muchos y crear un sonido nuevo, a caballo entre Nashville, New York y California, o lo que es lo mismo, entre el country, el folk y el rock.

Músico prolífico, talento precoz y figura casi legendaria, Parsons comenzó joven su andadura musical. Tras varias formaciones adolescentes, funda la International Submarine Band, su primer grupo relevante, con quienes firma un prometedor Safe At Home. Luego llegaría su fichaje por los Byrds, donde su impronta quedaría definitivamente reflejada en el espléndido Sweetheart Of The Rodeo.

Músico de principios, abandonó la formación al negarse a girar con ellos por la racista Sudáfrica, pasando a continuación a fundar con su antiguo compañero Cris Hillman otra banda capital, los Flying Burrito Brothers, quienes graban con Parsons sus dos mejores discos: Gilded Palace Of Sin y Burrito Deluxe. Gram es un muchacho frágil y tímido, un ángel caído, pero convierte en oro todo lo que toca. Por aquel entonces forja una gran amistad con Keith Richards, y acompaña a los mismísimos Rolling Stones en la grabación de Exile On Main Street (la leyenda dice que “Wild Horses” es en realidad suya).

listados_discos_clasicos_gparsons2

A principios de los setenta comienza su carrera en solitario, que daría lugar a dos únicos discos: GP y Grievous Angel, éste de edición póstuma. Ambos trabajos son ciertamente esenciales (y, de hecho, la única forma de encontrarlos es en una cuidada reedición conjunta), y aunque el segundo contiene joyas del calibre de “Brass Buttons” o “Love Hurts”, es en el primero de ellos donde encontramos con más intensidad la esencia de su música. Con la colaboración vocal de Emmylou Harris y el lujoso respaldo musical de tres de los instrumentistas que tocaban con Elvis en Las Vegas (los cuales paga Gram de su bolsillo, al negarse la discográfica a costearlos), Parsons armoniza el country más profundo (“Still Feeling Blue”) con relecturas más actuales de ese mismo estilo (“Kiss The Children”, donde una preciosa melodía es realzada de forma asombrosa por su voz triste y sutil) y también con ejemplos de su incontestable capacidad para emocionar (las delicadas “She” y “A Song for You”).

Su prometedora carrera se vio truncada por su fallecimiento en 1973, el mismo año en que se editaba este debut en solitario. Contaba con tan sólo 26 años, y su muerte no hizo sino agrandar su mito: su familia reclamó el cadáver para enterrarlo en New Orleans, pero su íntimo amigo Phil Kauffman, acompañado del roadie Michael Martin, se las ingeniaron para robar el féretro con el cadáver en el aeropuerto de Los Ángeles, cumpliendo a continuación la voluntad que había expresado previamente el difunto: ser incinerado en el desierto californiano de Joshua Tree.

Javier Palacios (Publicado en Entremuros)

<a href=”http://www.addfreestats.com” > <img src=”http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto” border=0 title=”AddFreeStats.com Free Web Stats!”></a>
<script src=”http://www.google-analytics.com/urchin.js” type=”text/javascript”> </script> <script type=”text/javascript”> _uacct = “UA-1011382-1”; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *