GIMME DANGER

Gimme Danger

 

 

El proto-punk en todo su glorioso y salvaje esplendor. Y dirigido por Jim Jarmusch, que siempre se ha significado como uno de sus máximos valedores. Desde luego, parecía imposible pensar en nadie mejor para documentar aquellos años de la banda más peligrosa del rock’n’roll. Centrando el foco en Iggy Pop, Jarmusch propone una mirada subjetiva y afectuosa (de fan) reflejando el deseo de venganza, rebeldía y otredad de aquellos cuatro marginados huraños.

A través de entrevistas con miembros y allegados, especialmente los hermanos Asheton, James Williamson y Jim Ostenberg ‘en el papel de Iggy Pop’ (que habla desde el cuarto de la lavadora), y con la ayuda de animación y cortes televisivos, el filme traza toda la historia de la banda, un cuarteto que hoy es mítico “pero entonces era basura”. No llega a ser el retrato definitivo y sucio que se podría intuir, pero sí la carta de amor que Jarmusch ha preferido filmar.

 

 

(Esta entrada forma parte del repaso de 10 de las películas más relevantes que se proyectan dentro del Monopol Music Festival que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria entre el 31 de mrazo y el 9 de abril)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *