GARZÓN

 

Garzón, en estado de gracia

garzon

       Son tres (Malela, Roberto y Pepo) y lo tienen todo para triunfar. Se llaman Garzón y su nombre no tiene que ver con el famoso juez; al menos, no más que el homenaje al grupo McCarthy, quienes, a su vez, habían tomado su denominación del famoso juez que se dedicó a la caza de brujas -comunistas- en la posguerra norteamericana. Dos EPs han puesto al trío en boca de todo el pop independiente. Ellos nos hablan de su corta pero intensa experiencia.

 

¿Cuál es el secreto para hacer música simple, cuando lo más fácil es complicarlo todo?

       – Malela: ¿Y si cambiamos la pregunta? ¿Por qué empeñarse en complicar las cosas cuando  lo más sencillo es hacerlas fáciles? Yo tenía un maestro de música que siempre decía: “¡Quita notas, quita notas!”. También decía que hay que tener una muy buena razón para repetir dos veces la misma nota en una melodía. A lo mejor algo de eso se me quedó…

       – Roberto: Estoy de acuerdo en que es más fácil complicarlo todo que intentar hacer algo sencillo. De este modo, las canciones tienen que defenderse solas. En directo, por ejemplo, no hay recursos efectistas que te ayuden a salvar la papeleta. Tienes que sacarlo adelante con una guitarra acústica, un bajo y una batería, así que o las canciones son buenas o el concierto no se sostiene por ningún lado.

 

¿Cuántas canciones habéis desechado por estar demasiado elaboradas?

       – Malela: Ninguna. 

 

¿De qué canción estáis más satisfechos hasta ahora?

       – Malela: Eso es muy difícil de responder. Yo creo que vamos cambiando opinión con el tiempo. Ahora una, mañana otra… 

       – Roberto: Últimamente, de “Juegos Olímpicos” y “Otra fuerza”.

 

A mí me gusta especialmente la letra de “Otra fuerza”. ¿Cómo se compuso?

       – Malela: La letra de “Otra fuerza” es de Roberto. Yo había hecho un boceto con la música y la melodía a base de nananás y parapapás. Un día Roberto llegó con la letra entera y a todos nos gustó mucho. Al parecer, enseguida pensó que esta canción tendría una letra política.

       – Roberto: Sí, pero no sabría decir por qué. Es uno de esos casos en los que, de algún modo, la forma determina el fondo. Tenía la idea para esta letra desde hacía algún tiempo y esta melodía me pareció perfecta para escribirla.

 

En este caso, el texto explícito no se acompaña de un sonido duro, que suele ser lo habitual. Supongo que era premeditado.

       – Malela: Es verdad. Parece que un determinado tipo de letras sólo pueden encajar en escenarios como el rock o el hip hop, y que el pop no debe meterse en donde no le llaman. Al fin y al cabo, todo esto no son más que prejuicios. A nosotros nos gusta el pop, y es en ese contexto donde nos sentimos más cómodos. Las letras suelen venir después de la música, así que no hay más que sumar. Voilà.

 

Es difícil encontrar un grupo comprometido, serio en su compromiso y, sin embargo, que lo expone en parte con humor. ¿Estáis de acuerdo con la definición?

       – Roberto: Totalmente. Suelo desconfiar de los grupos que se toman demasiado en serio a sí mismos. Aunque me ha llamado la atención encontrarme con gente que no veía el sentido del humor, por ejemplo, en la elección de nuestro nombre. Creían que estábamos homenajeando al juez. Incluso el nombre de nuestra web (www.superjuez.com) les parecía que formaba parte de ese supuesto reconocimiento. En fin, hay gente que tiene muy poco sentido del humor.

 

“Círculos” también está entre mis favoritas. ¿Qué nos podéis contar de ella?

       – Malela: “Círculos” es una de las canciones más corales de Garzón. La compuso el padre de Roberto hace unos treinta y cinco años. Sebas, de Tachenko, escribió una letra nueva, nosotros tres la pusimos a punto y, con la ayuda de Sergio y Ricardo de Tachenko, que metieron una guitarra y un teclado, le sacamos brillo.

       – Roberto: Yo en su día la vi para Tachenko. Es muy psicodélica, les pega más a ellos. Al final nos animamos a montarla nosotros, pero seguíamos sin verle mucho encaje en nuestro repertorio, así que decidimos hacer un experimento y juntar a los dos grupos. Estamos muy contentos con el resultado.

 

Al contar con dos vocalistas, el grupo se muestra más versátil. Y si los dos dobláis las voces u os respondéis el uno al otro, las canciones cobran otra dimensión. ¿Sois conscientes de ello?

       – Malela: Puede ser. En cualquier caso, no es del todo premeditado. Más que por conseguir un resultado determinado, metemos muchas dobles voces y coros por puro disfrute. No sólo nos gusta mucho cantar, sino que nos encanta hacerlo juntos.

 

¿Cómo ha contribuido Internet a que vuestro proyecto sea más conocido?

       – Roberto: En nuestro caso, creo que mucho. Ahora, por ejemplo, hay bastante interés por el grupo en México y puede que editemos nuestros dos EPs allí. Sin haber colgado gratis nuestras canciones y clips en la web dudo mucho que esto hubiera ocurrido.

 

¿De verdad no necesitamos más héroes, como dice vuestra web?

       – Malela: Bueno, en realidad lo dice Tina Turner. Pero no, no necesitamos más (cierto tipo de) héroes.

       – Roberto: Ni de ningún otro tipo, por favor.

 

Ganar el concurso de maquetas del Festival Contempopránea es algo que los grupos noveles desearían. En vuestro caso, creo que os pareció algo precipitado, ¿no?

       – Roberto: No es que nos pareciese precipitado ganar ese concurso concretamente, sino que hubo una acumulación de cosas que nos desbordó un poco. Quedamos finalistas del Proyecto Demo 2005, ganamos el concurso Grupo Revelación Nacional del Contempopránea y fuimos invitados al Primavera Sound en un plazo muy breve de tiempo. Prácticamente acabábamos de empezar y no queríamos ir tan rápido. Afortunadamente, no ganamos el concurso del FIB y la cosa se relajó un poco.

 

Sólo os he visto en el Primavera Sound, donde estuvisteis muy bien. ¿Qué recuerdo tenéis de aquel concierto?

       – Malela: Recordamos unos técnicos de sonido fantásticos, que, además de ser muy profesionales, eran encantadores (rara avis en la profesión, al menos según nuestra experiencia, sobre todo en festivales). También recordamos una sensación un poco extraña, por aquello de tocar de día en un sitio tan abierto, con poquita gente delante pero muchísima de rebote allí lejos, los que hacían cola para el concierto de… ¿era Mogwai? Por lo demás, un buen concierto, lo pasamos bien.

       Roberto: La cola era para Tortoise. A mí también me pareció un buen concierto, aunque no lo pasé tan bien. Pero a partir del Primavera Sound suelo tomarme con más calma los conciertos.

 

¿Cuál ha sido vuestra mejor actuación? ¿Y la peor?

       – Malela: La mejor… Creo que ninguno lo tenemos muy claro, porque ahí entran muchos factores en juego: el sonido, el ambiente, los errores, los aciertos… Recordamos con especial cariño el primer concierto, junto a Remonto, el concierto en el Minifestival de Barcelona. La peor… Aquí creo que no hay ninguna duda: la final del Proyecto Demo, en Madrid. El sonido pudo con todo y con todos. Hasta el técnico vino a pedirnos disculpas después del concierto.

 

¿Es posible compaginar Garzón con vuestros otros proyectos?

       – Malela: De momento sí.

 

¿Qué tendría que pasar para que Garzón tirase la toalla ahora que estáis empezando?

       – Malela: Como no sea que nos peguemos, o que nuestras actividades nos coman tanto el terreno que no podamos avanzar nada más… Pero ya sería raro, ya.

       – Roberto: En mi caso, ninguna actividad extra-laboral está por encima del grupo. Malela tiene un nuevo proyecto muy chulo llamado Le Mot y Pepo acaba de sacar un álbum como The Secret Society. Aparte, Malela y yo formamos parte de Ladinamo. Pero hasta el momento podemos compaginarlo todo sin problemas.

 

¿Cuál es la anécdota más curiosa que os ha pasado en relación a vuestro nombre?

       – Roberto: Que le preguntaran a Baltasar Garzón por el grupo en Caiga quien caiga. Creo que no le hizo gracia, pero no me hagas mucho caso.

 

¿Y vuestros objetivos para un futuro próximo?

       – Malela: Acabamos de alquilar un local, así que ensayar y hacer canciones nuevas. El 18 de febrero tocaremos en el Nasti Club de Madrid junto a Le Mot y La Sociedad Secreta (Pepo y Andrés Perruca, antiguo batería de Tachenko, haciendo versiones). Y a partir de marzo, si todo va bien, hacer unos cuantos conciertos, que casi no hemos presentado el nuevo EP.

Xavier Valiño

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *