FRANK OCEAN: Blonde

FRANK OCEAN: Blonde (Boys Don’t Cry)

Es, sin duda, el álbum más esparado de este año. Después de publicar en 2012 su disco Orange, se convirtió en la máxima estrella del soul urbano del nuevo siglo. Sin previo aviso, el pasado 19 de agosto apareció Endless, un largo álbum visual de 45 minutos. No era todo, ya que al día siguiente aparecía Blonde, su segunda referencia ‘oficial’.

En él, con un montón de colaboradores y samplers, Frank Ocean desnuda su sonido y prescinde, excepto en dos de sus cortes, de toda percusión, para facturar una de las cimas del soul reciente, a medio camino entre las enseñanzas de Marvin Gaye y lo que hacen hoy en día otros artistas como Drake o Beyoncé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *