FRANCISCO NIXON

Francisco Nixon, pluriempleado del pop

 

         Podría ser difícil de llevar, pero Fran Fernández no tiene problemas porque vive el pop las 24 horas del día. ¡Quién nos iba a decir que aquel chaval que empezó en Australian Blonde estaría 15 años después haciendo canciones pop de corte clásico! Ahora, compaginando Australian Blonde con La Costa Brava, edita un disco de debut, Es perfecta, acreditado a una nueva encarnación, Francisco Nixon.

 

Si tengo que hablarle a algún extranjero de alguien que represente el pop con gusto en España, la primera persona que se me ocurre eres tú. ¿Qué te parece? ¿Crees que voy equivocado?

– Muchas gracias por el cumplido, pero que podrías hablarle de mucha más gente aparte de mí, Astrud o Facto Delafé, que se me ocurran así de pronto. No sé, si me preguntas por el concepto que tengo de mí mismo como artista, pues, sinceramente, pienso que he escrito algunas canciones muy buenas, pero no creo que sea el mejor en nada. Además, esas cosas son siempre tan relativas…


Tanto la última etapa en Australian Blonde, tus canciones en La Costa Brava o las de ahora como Francisco Nixon tienen ese nexo en común. ¿No te parece?

– Sí, de hecho pienso que hay canciones que podrían ir en un disco u otro indistintamente, aunque en el fondo el simple hecho de que estén publicadas bajo nombres diferentes hace que se escuchen de diferente manera… También tengo presente a la hora de escribir, aunque sea de manera inconsciente, el que las canciones les gusten al resto del grupo, y los gustos de Sergio Algora y los de Paco Loco no son los mismos. Por eso en parte necesitaba escribir sólo para mí.


¿Hubo un momento claro en que tuviste claro que dejabas atrás unas influencias más marcadas de lo que se hacía en el rock norteamericano de los 90 para abrazar referentes más clásicos?

– Me siguen gustando esos discos que escuchaba hace quince años, pero durante todo este tiempo he escuchado mucha más música, y creo que The Kinks o Beach Boys ahora mismo son una influencia mayor que The Lemmonheads o Teenage Fanclub.


Ya había escuchado canciones de Nixon hace tiempo. ¿Por qué tardó tanto en aparecer un primer disco?

– Cuando estaba a punto de sacarlo, allá por el 2000, conocí a Sergio Algora y montamos La Costa Brava. Todas las canciones que había escrito para Nixon fueron a parar a esos discos, con lo que no he tenido ocasión de retomar la idea hasta ahora.


La portada y la primera canción tienen como referente a Nadia Comaneci. ¿Es ella la imagen que mejor iba con las canciones del disco?

– Fue un poco por azar. Estaba navegando por Internet y encontré una página de un fan acerca de ella, con una foto del momento en el que le dan el primer diez de la historia. Me gustó y decidí construir todo el grafismo del disco en torno a ella. La ilustración es de Carmen Segovia, una artista gallega, y la maquetación la han realizado un par de chicos de La Fonográfica General, una gente que se dedica a montar fiestas y regalar discos de vinilo. Los conocí en un concierto a domicilio con La Costa Brava y he sacado un single de Nixon con ellos.


Da la impresión de que estas canciones tienen que ver con una época muy determinada de tu vida. ¿Crees que en las rupturas sentimentales la identificación del oyente con el autor es mayor?

– Claro, por eso la mayoría de las canciones hablan de eso. En cualquier caso siempre hablo de historias personales; es el único terreno donde me siento seguro a la hora de escribir.


También se te nota cada vez más natural y cercano en las letras. ¿Ha sido una evolución lógica?

– Me esfuerzo en hacer cada vez mejores letras, lo que no es fácil porque uno tiende a repetirse. Lo que intento es que suenen lo más natural posible, que cuenten una historia y que hablen de cosas que realmente me importan. Sigo el consejo de Berry Gordy a Smokey Robinson: “Parte de una idea y cuenta la historia completa”.


La canción que más me gusta, desde que circulaba en maqueta por Internet, es “Me casaré cuando me enamore”. ¿Qué crees que tiene de especial para que pueda enganchar así?

– Mucha gente se casa sin estar realmente enamorada, o pasan unos años y se desencantan. Es algo tan común que no le damos la más mínima importancia. Yo no me puedo resignar a algo así. En realidad, si miro a mi alrededor, creo que es la cuestión que más sufrimiento le produce a la gente. Me extraña que no haya más canciones que hablen de ello.


¿Crees que con el tiempo has llegado a conocer mucho mejor tus limitaciones y tus virtudes?

– Sí, intento explotar mis virtudes y ocultar mis defectos. No toco ni canto especialmente bien, así que me esfuerzo en que las letras y las melodías sean buenas, para que no se note tanto.


¿Serías capaz de reconocer alguna canción o grupos que hayas tomado alguna vez para componer las tuyas?

– Siempre lo reconozco, lo comento en los discos o en el blog. Por ejemplo, “Hazte Camarera” está basada en “Juxtapose With You”, de Super Furry Animals, o “Alumno y profesor” en “Forever” de Dennis Wilson… De todas formas, cuando cantas en castellano es más sencillo enmascarar tus influencias. No tengo ningún problema en reconocer mis deudas; al contrario, como fan de la música siempre lo comparto con la gente.


A priori, estar en distintos grupos podría parecer algo esquizofrénico. Sin embargo, da la impresión de que lo llevas muy bien y sin problemas. ¿Es así?

– De momento lo compagino muy bien. Al fin y al cabo la mayoría de la gente de los grupos tienen sus trabajos, y es sólo cuestión de organizarse.


¿Ayuda a estar centrado mantener un blog?

– El blog me ayuda muchísimo como herramienta de promoción. Puedo tener comunicación constante con la gente, con todo lo que eso supone. Por ejemplo, la venta de singles de vinilo o los conciertos a domicilio los gestiono directamente desde ahí.


¿Algún descubrimiento musical que te haya marcado en los últimos tiempos?

– Me estoy haciendo con todos los discos de Frank Sinatra que encuentro, al cual no tenía muy escuchado. De grupos actuales, los que más me han gustado con diferencia han sido Facto Delafé.


¿Alguna vez llega la crisis por estar cerca de los 40 y seguir en esto? ¿Te ves en la música mucho tiempo aún?

– Sí, yo creo que seguiré escribiendo canciones toda la vida, precisamente porque hago lo que me da la gana y no tengo que cumplir ninguna expectativa. Lo que sí es verdad es que me gustaría hacer más cosas, no sólo música. Me gusta tocar, lo que me cansa es viajar.


Por último, ¿qué sientes hoy al escuchar las primeras canciones de Australian Blonde?

– Siendo sincero, me da mucha vergüenza escucharlas. Pero gracias a ellas estoy aquí.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *