EN UN LUGAR SIN LEY

En un lugar sin ley (Alfa)

En un lugar sin ley 

Difícil no ver esta cinta y pensar en Malas tierras, el memorable debut de Terrence Malick en 1973 con Martin Sheen y Sissy Spacek en el papel de fugitivos de la ley. David Lowery, 40 años después, lo recuerda con su segundo largo tras St. Nick en el 2009. En este caso son Casey Affleck y Rooney Mara los Bonney & Clyde de En un lugar sin ley.

Sin embargo, a diferencia de la cinta de Malick y de la de Arthur Penn de 1967 que se fijaba en aquellos dos criminales enamorados de la década de los 30, en esta sus dos protagonistas solo comparten cuatro escenas. El resto del metraje está marcado precisamente por su separación: él ingresa en prisión asumiendo un crimen que cometió ella y, tras fugarse, solo busca el reencuentro con su pareja y una hija que no ha visto crecer.

La prioridad la coloca el director en cómo contar esa historia de amor, que poco más de trama relevante tiene, con elementos del western y también del thriller, pero sobre todo de emociones que permanecen en el tiempo y la memoria. Filmada con luz natural y con pocos recursos a la violencia, aunque absolutamente necesarios, se revela como una obra poética y desoladora a partes iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *