EN CASA DEL HERRERO

En casa del Herrero

 

EN CASA DEL HERRERO (2)

 

No hay rock sin canciones, no hay canciones sin historias, no hay historias sin kilómetros…” Así se presenta el nuevo disco de En casa del herrero, Príncipes venidos a menos, tras un mini-elepé homónimo del año pasado con el que empezaron a rodar. Nos lo presenta Eduardo Herrero, vocalista y guitarrista.

¿De dónde venís?

– Somos todos de Coruña, y con experiencia en proyectos anteriores. Yo estuve más de un lustro con The Highlights, que fue el primer grupo tributo a Bob Dylan que hubo en Galicia. Hace año y medio decidí lanzarme a montar mis propios temas. Contacté con Óscar Quintáns, batería, porque éramos viejos amigos. Él a su vez lió a Jorge Quesada, teclista, con el que toca en otros grupos de forma paralela. Y a través de un anuncio en Internet recluté a Carlos Clérins y Pepe Lamas, guitarra y bajista respectivamente, que a su vez habían sido compañeros en un tributo a Doctor Feelgood. El hecho de que todos tuviésemos alguien conocido de antemano en la banda facilitó las cosas. Enseguida se tendieron puentes y se creó el clima de camaradería necesario. Tardamos pocos meses en presentarnos en directo y hacer una primera grabación, una especie de tarjeta de presentación que hicimos en nuestro propio local de ensayo. Príncipes Venidos a Menos, nuestro nuevo disco, es el siguiente paso. Mientras nos sigamos riendo juntos como hasta ahora y haya gente a la que le interesa lo que hacemos, seguiremos adelante.

Describid vuestro sonido.

– Hacemos rock americano de corte clásico. Y en esa especie de delta desembocan ríos de country, de blues, de folk. No pretendo inventar nada, la música que me gusta y me conmueve tiene una larguísima tradición. Mi objetivo es aportar un mínimo grano de arena a esa montaña, con mis propias historias y un sonido lo más personal posible, pero sin romper con nada. Que mis influencias se aprecien en mis canciones es el mejor de los cumplidos.

Principales influencias.

– Ante todo, los grandes contadores de historias: los Dylan, Petty, Reed, pero también los Hank Williams, Cash, Kristofferson, Willie Nelson… Cuando escribo una letra me pregunto siempre qué cara pondrían esos tipos al leerla. En cuanto al formato que perseguimos, bandas de sonido reconocible y a la vez aseado y orgánico, como los Stones, los Byrds, la Creedence o The Band entre los clásicos, o Wallflowers o Jayhawks entre los más contemporáneos.

Vuestro disco suena como los de…

– Un periodista ha escrito hace unos días que era un disco “para colocar bajo los de Tom Petty”. ¡Imagínate el subidón que sentí al leerlo! Tom es un gigante, un coloso. Su concierto en Dublín en 2012 es quizá el más redondo al que he asistido en toda mi vida. Otra gente ha citado a Elliott Murphy, Ryan Adams o Mellencamp para describirnos. Me siguen encantando esas comparaciones, por mucho que las distancias sigan siendo insalvables. Yo aspiro a competir algún día con los discos que hicieron mis amigos y paisanos de Sugar Mountain, que eran unos fenómenos. O con los ovetenses Stormy Mondays, que también son muy buenos colegas míos.

Cinco discos de cabecera.

– Sin darle muchas vueltas, porque dentro de diez minutos te diría otros, Highway 61 Revisited de Dylan, Wildflowers de Petty, Sticky Fingers de los Stones, Another Man’s World de Immaculate Fools y, por mencionar uno en nuestro idioma, Honestidad Brutal de Andrés Calamaro.

EN CASA DEL HERRERO (1)

¿Preferís estudio o directo?

– De momento, mi bagaje en estudio se parece bastante a lo que hago en directo. Yo no he estudiado en el conservatorio, y tampoco soy un gran amante de la tecnología. Me gusta grabar en tanto en cuanto el resultado final sea nuestra mejor versión, algo así como un concierto redondo. Pero tengo el veneno del directo muy dentro. Me encanta tocar con la banda en una buena sala o en un festival, pero también a dúo o trío en un café donde pueda mirar a la gente a la cara. La sensación ideal es bajarte del escenario satisfecho de cómo ha ido el bolo… ¡y vender a continuación un buen puñado de discos, ja, ja! Es la mejor confirmación de que a la gente le ha gustado.

¿A quién os gustaría telonear?

– Ya he tenido el privilegio de telonear a algunos de esos artistas cuyos discos colecciono con fidelidad, como Willie Nile, Joel Rafael o Roddy Hart. Fruto de ese contacto hay versiones suyas adaptadas al castellano en nuestro nuevo disco. Pero puestos a soñar y a mencionar gente de la que aún no he hablado, me encantaría abrir a pelo con la guitarra un concierto de Shane MacGowan (de The Pogues) en algún antro de Dublín. O hacer una gira con Immaculate Fools, uno de los grupos de mi adolescencia. Deberían volver a juntarse, eran demasiado buenos para haber durado apenas una década…

¿En qué disco de homenaje os gustaría participar?

– ¡En muchos! Para mí hacer una versión es tener la oportunidad de volver a contar una buena historia. Sabes que el material es bueno, pero has de hacerle justicia, aportarle algo de tu cosecha al remake, si no, no merece la pena. Me encantaría participar en un homenaje al gran Willy DeVille, a quien tuve ocasión de ver en concierto en sus efímeros días de éxito masivo. Y sería un honor hacer un cover de “Okie from Muskogee”, “Mama Tried” o “I’m a Lonesome Fugitive” de Merle Haggard, uno de mis cantantes favoritos de todos los tiempos.

¿Qué canción del cedé es la que mejor os representa?

– Hemos intentado hacer un disco heterogéneo dentro de lo que nos gusta. Hay acercamientos al blues, algunas baladas folk, temas muy de onda vaquera y otros más rockeros. Incluso en el idioma alternamos inglés y castellano casi a partes iguales. Pero si he de escoger uno, diría que “Jugar en campo contrario” es lo que mejor identifica a nuestro sonido. Por eso nuestro primer videoclip será el de “Ya está bien”, ¡ja, ja!

Tenéis cincuenta palabras para vender vuestro primer disco: ¡Adelante!

– Me sobran. Si nuestras referencias te pican mínimamente la curiosidad, escúchalo y/o descárgalo GRATIS en encasadelherrero.bandcamp.com. Y si quieres un cedé, búscanos en facebook y mándanos un mensaje privado. We send overseas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *