ELI PAPERBOY REED LIVE

Eli ‘Paperboy’ Reed en concierto

 


Es ver el concierto grabado en Noruega en 1967 del Stax/Volt Revue y ya se sabe que está todo ahí. Eli ‘Paperboy’ Reed lo ha visto y sabe que puede reproducirlo para el siglo XXI. Es ver la exuberante intervención de James Brown en The T.A.M.I. Show de 1964 y ya se sabe que nadie puede estar a la altura. Eli ‘Paperboy’ Reed lo ha visto y sabe que no puede reproducirlo. Pero lo intenta. Con sus mejores armas, con toda su voluntad, con toda su entrega, y eso ya es mucho más que suficiente. Al menos así lo entiende medio mundo desde que 2005 autoeditara su álbum de debut. Sus actuaciones, desde su legendario pase en el South by Southwest del 2007, están en boca de todos. Buena parte del Estado ya lo conoce bien (Paredes de Coura también), y ahora tocaba en Galicia.

 


Antes de comenzar, se pide al público que no fume, que Eli no tiene su voz en perfectas condiciones. ¡Pues quien lo diría! Tal y como se desgañita una y otra vez en la siguiente hora y media, sólo queda la duda de si sería algo distinto estando al cien por cien. Únicamente cuando se acompaña exclusivamente de su guitarra y la trompeta en “Pick Your Battles” se puede intuir de forma casi inapreciable que algo podía fallar en la voz, o también cuando corta de golpe la posibilidad de un segundo bis, pero ni así es posible que alguien recuerde este concierto por ese detalle.

 


Lo demás estuvo de acuerdo a un guión que ya se escribió en los 60. Introducción instrumental a cargo de la banda y, después, con Eli ya en escena atacando “The Satisfier” y “Name Calling” o la balada “It’s Easier”, calentando motores para una segunda parte sin descanso. La fiesta empezó de verdad antes de la segunda aportación instrumental de la banda, con “Tell Me What I Wanna Hear” y “Twisting The Night Away”, su versión de Sam Cooke. Y aunque en disco pueda recordar a veces a Sam Cooke (su “I’ll Roll With You” es el mismísimo “Wonderful World”), su directo se debe mucho más a Otis Redding (su “I’m Gonna Getcha You Back” es el mismísimo “Hard To Handle”).


De ahí en adelante, con “Just Like Me” como epicentro del seísmo (Eli reconocía que era uno de los temas favoritos de la banda) y “Time Will Tell”, “Am I Wasting My Time”, la bailable “Young Girl” o “Come And Get It” como réplicas, no hubo respiro, con Eli por los suelos, el micrófono en diagonal, los chillidos de rigor, sus arengas a la audiencia… Puede que no consiga el mismo resultado en quien lo vea por segunda vez, puede que en la Capitol haya faltado algo más de descontrol, pero por ahora el ‘chico de los periódicos’ sigue siendo en directo todo lo que aprendió de aquel concierto de la Stax: inapelable.


 (Santiago de Compostela. 18 de noviembre. Público: Lleno. Promotor: Sweet Nocturna)

 

(Ver más fotos)



 {youtube}La46UuKMcC8{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *