ELECTRA

Electra, nanas nuevas

 

Natalia de Nosoträsh y Pau de La habitación roja. Ellos son los artífices de esta otra aventura que llevan en paralelo a sus grupos y que un buen día denominaron Electra. Tras un primer mini-LP, ahora presentan su primer disco, La niña de los siete corazones, con tan sólo 24 minutos y el listado de canciones alterado para ver si lo pillamos. Al habla con Natalia.

¿Qué diferencia principal creéis que hay con respecto al primer mini-LP?

– La principal diferencia que yo encuentro es que en el mini-LP todo era demasiado nuevo, era la primera vez que nos metíamos juntos en un estudio y no sabíamos que iba a pasar. Con el LP ese miedo lo habíamos superado, sabíamos que sí podríamos hacer algo y confiábamos el uno en el otro. 

¿Había una intención clara para este disco?

– La intención que pones siempre a la hora de hacer canciones y grabarlas; no tratamos de llegar a ninguna meta, se trata de hacer música de la forma que sabes y que te apetece. 


¿Y algo que se pretendiera hacer diferente o que no se quisiera repetir?

– ¿Diferente a Nosoträsh? ¿Diferente a La habitación roja? ¿Diferente al mini-LP? Electra tiene una forma diferente de trabajar pero no se trata de desmarcarse de nada ni de nadie.


¿Estáis de acuerdo a que puede haber más puntos en común con los Popemas de Nosoträsh que con las canciones de La Habitación Roja?

– Con Nosoträsh hay dos puntos  en común: la voz y lo que se cuenta en alguna de las canciones; es decir, las canciones de Nosoträsh que tienen letras mías. Quizás sí se desmarca más de La habitación roja.


¿Cómo se componen las canciones a distancia?

– El trabajo está bastante repartido: Pau hace la música y yo las letras y las melodías de voz. Es a Pau a quien le toca iniciar el trabajo y sobre lo que él hace, yo canto. 


¿Alguien aporta más a los textos y qué le inspira?

– Supongo que lo que me ha inspirado siempre: vivir.


¿Supongo que el orden equivocado de “En el cielo de la boca”y “El vaho” no fue intencionado?

– Sí, fue intencionado. Queríamos saber si los críticos musicales realmente escuchan los discos antes de hacer una crítica y era la mejor manera de saberlo, poniendo gazapos.


¿”Sin nada” se titulaba en un principio “Musical”?

– Yo la llamo “Sin nada” y Pau “Musical”. Nos gusta llamar a nuestras criaturas de forma diferente. Supongo que depende de la forma en que las hemos concebido y, al ser a distancia, a veces no coincidimos en los nombres.


“Rumbo Norte” de Pauline en la playa, “En la plaza de La Soledá” de Nacho Vegas, “Allí nos vemos” de Electra… Todas de este año. Vamos, que la tierra tira lo suyo, ¿no?

– No es la primera vez que canto una canción que hable de mi ciudad, pero como ves no soy la única. Y lo mejor de todo es que tanto “Rumbo Norte” como “En la plaza de la Soledá” me producen el mismo efecto que si las hubiera escrito yo, porque es algo que comparto con Nacho y con Mar y Alicia. Sólo tienes dos opciones: o buscas que hay de ti en tu ciudad o bien  descubres lo que hay en Gijón y nos haces una visita.


¿Veis a alguien haciendo algo parecido a lo vuestro por aquí?

– ¿Te refieres a España? Supongo que sí, seguro que ya existe… 


¿Qué nos podéis contar del video de “Por teléfono”?

– Que es otro de los grandes trabajos de Ramon Lluis Bande, y que si le preguntáis a él seguro que os cuenta algo más interesante. Yo lo único que os puedo decir es que me gustó muchísimo su idea desde el principio, que es capaz de decir mucho en un solo plano, que las imágenes reflejan de una forma tan sincera lo que se canta y lo que se siente al cantarlo que todo lo que diga está de más y que espero que por aparecer en el disco lo pueda ver más gente de la que lo ha visto hasta ahora.


¿No teméis que algún día éste pueda ser vuestro proyecto principal, como lo de Pauline en la playa, por ejemplo?

– ¿Miedo? ¿Temor? Quién sabe lo que va a pasar mañana, quizás desaparezcan Nosoträsh o La habitación roja o Electra… ¿Por qué es necesario pensar en mañana? Ninguno es más principal que otro; en todo pones tu esfuerzo, tu trabajo y tu ilusión… No se trata de dejar a nadie por nadie, se trata de hacer música, no más.


Por último, ¿hay intención de presentar el disco en directo?

– En un principio no la había, pero creo que Pau va a terminar por convencerme. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *