DUB COLOSSUS 2009

DUB COLOSSUS: A Town Called Addis (Real World-Resistencia)

 

Novedoso proyecto que trae hasta nuestra manos a uno de los más extraordinarios y asimismo poco conocidos legados musicales africanos, este disco es un entrañable y delicado trabajo de grabación realizado en un estudio improvisado de Addis Abeba que más tarde viaja hasta Real World para, por vez primera, meter en un estudio de grabación del Reino Unido a algunos de los más extraordinarios músicos etíopes actuales.

 

El álbum es una visión musical de Dub Colossus -Count Dubulah- alter ego de Nick Page. Compositor, guitarrista, bajista y programador, Nick comenzó su carrera musical al lado de Michael Riley (Steel Pulse) y desde entonces ha trabajado con una larga lista de notables y excéntricos artistas. En 1990 formó Transglobal Underground con Tim Whelan y Hammid Man-Tu, produciendo, escribiendo e interpretando seis álbumes antes de dejar el grupo en 1997 para formar Temple Of Sound junto a Neil Sparkes.

 

Debemos recalcar que la música etíope es una de las joyas escondidas de África. A finales de los 60 y en los primeros 70, Etiopía asistía al declive del imperio de Haile Selassie y entraba en un periodo de brutales represiones llevadas a cabo por la junta que lideraba Mengistu. Inmersa en este agobiante y constrictivo ambiente floreció una música asombrosa que, en ocasiones, mostraba sabor de saxo y big band conducidos por Fela Kuti y, en otros momentos, remitía directamente a la música tradicional. Música accesible a todos los oídos que ha contado con mentores de la relevancia de Robert Plant, Brian Eno o Elvis Costello. El estilo de la música etíope contemporánea captada por Dub Colossus camina entre el blues sutiles ritmos hipnóticos, melodías de jazz interpretadas al piano y la férrea dirección que imprimen metales de querencia funk.

 

A Town Called Addis toma su inspiración de los distintos encuentros, composiciones, escritos y trabajos hechos con cantantes y músicos en Addis Abeba en agosto de 2006, y es una colaboración entre Dub Colossus (Nick Page) y los increíbles músicos Azmari (músicos etíopes que arraigan en la tradición) interpretando tanto los estilos tradicionales del país como los cantos populares de los 60 y los 70. La intención consistía en combinar la época dorada de los ritmos etíopes, el ethio-jazz y los estilos dub y reggae surgidos en los primeros 70 y que popularizaron grupos como The Abyssinians o Mighty Diamonds, todo ello junto a alguna ligera alusión a Sun Ra…

 

La primera sesión tomó forma en un bloque de manzanas constituido por débiles chozas con techo de calamina que bombardeaban los sonidos con que la temporada de lluvias azotaba la meseta en que se eleva Addis Abeba. Los chillidos de niños jugando, perros que ladraban y mujeres lavando y conversando impregnaron las sesiones y ayudaron al disco a adquirir un sabor propio que se elevaba por encima del ambiente cargado de humo. En una de éstas, el aullido que un gato dio al cazar una rata bajo los tejados derruidos se cargó completamente una de las tomas de voz.

 

Estas únicas grabaciones ‘de batalla’ se llevaron a Real World para completar el trabajo. En marzo del 2008 se invitó a un grupo de destacados intérpretes de Addis para que viajaran al Reino Unido. Algunos de estos artistas son talentos desconocidos que nunca antes habían salido de su país. Otros, como la cantante Sintayehu 'Mimi' Zenebe (conocida como la Edith Piaf etíope y propietaria del Doku Club, lugar de culto de la música Azmari, enclavado en Addis) y el maestro saxofonista Feleke Hailu (compositor clásico, profesor universitario, director de la Yared Music School e integrante de una tradición dinástica que se extiende más allá de los hits clásicos que su padre arregló para el legendario Mahmoud Ahmad a finales de los 60) son poseedores de una gran reputación.

 

A ellos se unieron Teremag Weretow, dueña de una voz de registro lastimero e intérprete del messenqo (violín de una sola cuerda), joven portadora de la extensa tradición musical Azmari; el extraordinario pianista Samuel Yirga, un excitante y nuevo descubrimiento, joven prodigio de la música clásica y el llamado Ethio-jazz y también estudiante en la citada Yareb Music School; y, finalmente, la glamorosa estrella Tsedenia Gebremarkos, ganadora del premio Kora a la mejor cantante femenina de África del Este en el año 2004.

 

Otros músicos que tomaron parte en las grabaciones realizadas en los suburbios de Addis fueron Bahta Gerbrehiwot (uno de los grandes cantantes de Etiopía de los 60), Fasika Hailu al arpa tradicional (krar), Getachew Werkley a la flauta, y Desta Fikra y Tawebe Tadesse a las voces. Desde el contexto de las grabaciones más primitivas, éste es un auténtico viaje sonoro y todo un descubrimiento de uno de los géneros de música africana más funky, atractivo y seductor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *