DOMENICO + 2

Domenico+2, el Brasil más contemporáneo

 

           Bienvenidos al extraño mundo musical de una entidad formada por Moreno, Domenico y Kassin, que adopta distintos nombres según la ocasión. Estos malabaristas del estilo, instrumentistas completos, productores respetados, herederos de la Tropicalia y el samba, y vanguardia de una nueva generación de músicos brasileños que mezclan la forma tradicional de componer brasileña con los ritmos, ruidos y mezclas de la música contemporánea son, este año,  Domenico+2.

Sus imparables trayectorias les han conducido, hasta la fecha, a hacer giras y a colaborar con algunos de los padres de la música brasileña actual y con artistas más experimentales de otras latitudes. “Hemos dado conciertos con Caetano Veloso, por supuesto, y hemos colaborado de distintas maneras con el productor de los Beastie Boys, Mario Caldato, con el brasileño de nacimiento y neoyorquino de adopción y músico vanguardista Arto Lindsay o con el japonés Takako Minekawa,” reconoce el imprevisible trío.

Lo más reciente es su aventura como trío en un proyecto que conforma una trilogía musical: tres discos de los tres, cada uno creado bajo el liderazgo de uno de los tres, y en el que se le permite que la visión de uno de ellos sea la que domine. Con cada encarnación, vemos al triunvirato desde una óptica diferente. “Tuvimos la idea de hacer una trilogía musical. Cada componente de la banda se coloca en el centro y hace su propio álbum; así cambiamos el foco en cada ocasión,” explica Domenico.

En el 2001 editaron Music Typewriter, el debut del trío, un maravilloso disco  que se presentó bajo el nombre de Moreno+2; o sea, Moreno Veloso -el hijo de Caetano- más sus dos colegas de aventura. El disco, al que acompañó una gira por los Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón, tuvo una muy buena acogida. Medios como Entertainment Weekly lo definieron como “medio disco de bossa nova y medio disco de música sexy de carnaval para la era digital.”

Tres años después, el grupo cambia su concepción, poniendo su atención -y el nombre: Domenico+2- en el batería, percusionista electrónico, compositor y escapista de los sonidos Domenico Lancelotti. “Sincerely Hot combina samba, bossa nova, Tropicalia, MPB (música popular brasileira), rock y electrónica en una mezcla ruda  que, todavía, muestra su ligazón con las dulces raíces brasileñas,” declara Domenico.

Moreno asegura que “se trata de un disco de un batería,” pero lo cierto es que la reconstrucción de los diversos elementos que ya estaban en Music Typewriter, con un mayor énfasis en el ritmo y en la experimentación sónica, sin sacrificar la melodía y la inventiva del primer disco, resultan en un disco que debería llegar a todo tipo de oyentes.”

            Domenico nació en 1972 y creció en una familia italo-brasileña en Rio de Janeiro. El ritmo del samba lo lleva en la sangre: su padre es el conocido compositor Ivor Lancellotti. “He colaborado con Daniel Jobim, Caetano Veloso, Fernanda Abreu o Adriana Calcanhotto y formé en los 90 el grupo Mulheres Que Dizem Sim,” explica Domenico. Además, es un artista visual, que ha realizado la parte artística de todos los discos del trío hasta ahora en colaboración con su mujer Zoy.

          “Cuando hicimos Music Typewriter nos centramos en la parte del cantante. Y cuando pensé en hacer mi disco de la trilogía, quise que fuera como el trío de bossa nova Milton Banana, en el que el batería guía a los otros músicos. Mi álbum ha salido algo diferente, pero la idea está ahí y se puede escuchar en el disco,” aclara Domenico.

Aunque nació en Bahía, Moreno creció en Rio de Janeiro bajo la influencia de su padre, Caetano Veloso, y de su mujer, Dede. Moreno se encuentra tan cómodo cantando como tocando la guitarra, el violonchelo, la trompeta o la pandereta. “He tenido la oportunidad de vivir de primera mano los cambios de la música brasileña de todos estos años. Supongo que la mezcla de estilos está presente en mi obra,” señala Moreno, “tanto con mi grupo de mediados de los 90 Gold Nyte Warszawa como ahora con el trío.”

Por su parte, el tercer componente del grupo, el bajista Kassin, es lo que se puede llamar un carioca puro. Siempre le gustaron los sonidos más vanguardistas, desde que su hermano le empujó a comprar su primer disco, uno de Kraftwerk, cuando tenía ocho años. Además de editar álbumes con su grupo de fusión de ska y tex-mex, Acabou La Tequila, Kassin ha colaborado con Lenine, Marisa Monte, Bebel Gilberto, Arto Lindsay, Caetano Veloso y Jorge Mautner. “Nunca me preocupó de dónde viene la música,” señala. “Creo que es una discriminación categorizar la música. Que todo lo que no venga de los Estados Unidos o la Europa occidental sea catalogado como músicas del mundo me parece que es una forma de colonialismo.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *