dEUS 2008

dEUS, el accidente ideal

 

El grupo más famoso de Amberes ha dado continuidad a su disco del 2005 Pocket Revolution con Vantage Point  -del que nos habla Tom Barman, su líder-, un álbum que viene a representar la suma de muchos años de sangre, sudor y lágrimas. Justo ahora que llegan a su séptimo álbum, al tiempo que parecen tener más claro su lugar en el mundo, el grupo parece estar dando sus mejores conciertos, como fue el caso del último Festival Paredes de Coura. Este jueves lo presentan en Santiago de Compostela a las 22 horas en la Sala Capitol.

 

¿Hasta qué punto os ha condicionado vuestro origen?

            – Siendo Bélgica un país tan pequeño, del que nadie sabe mucho, ha habido momentos en los que pensamos que era una desventaja, pero también sentimos la presión para trabajar el doble de duro. También es cierto que en los cinco o seis últimos años hemos descubierto las ventajas de estar encajonados entre países con el ego desmedido como Inglaterra, Francia, Holanda o Alemania. Hay un buen punto de vista ahí, somos gente a la que le gusta adaptarse y absorbemos todo rápidamente, y creo que ésa ha sido la clave en la carrera de dEUS.

 

¿Qué es lo que absorbisteis en esta ocasión antes de entrar en el estudio?

– Recuerdo que Prince fue una influencia clara en este disco. Parade fue la referencia, ya que es un disco corto y compacto en el que todas las canciones cuentan, y en el que hay una gran variedad: desde baladas a cortes rockeros, pasando por temas pop. No lo digo pretenciosamente, no quiero compararme con Prince, porque el tipo es un genio, pero siempre he dicho que teníamos que hacer nuestro disco Prince.

 

Vantage Point, vuestro nuevo disco, está siendo considerado el más accesible de vuestros álbumes. ¿Por qué hubo un cambio de estilo en Pocket Revolution y por qué habéis continuado en esa dirección?

– Lo que es complicado para unos, es simple para otros. No sé si ahora es menos complicado, porque siempre nos ha gustado experimentar, pero trabajamos de una forma simple. El cambio en el estilo tiene menos que ver con lo accesible que podamos ser ahora y más con la madurez. Pero nuestra forma de enfrentarnos al trabajo sigue igual. Ideal Crash fue un disco muy  experimental, profundo, duro, con largas codas al final de las canciones. Una vez que has hecho algo así, sientes la necesidad de ir hacia otra cosa. Quieres algo más simple. Por otra parte, canciones como “The Architect” pueden parecer fáciles, pero si la escuchas detenidamente, te das cuenta de que no lo es. La intención era hacer algo más fácil y más próximo para la audiencia.

 

 

Vantage Point cuenta con la colaboración de Guy Garvey de Elbow.

– No estaba muy contento con mi voz. No lograba lo que quería, más drama… Guy Garvey dijo que haría algo, que vendría un lunes. Le comenté que lo acabábamos el viernes, que tendría que ser antes. No supe nada de él y pensé que ya no íbamos a poder contar con Guy. Al fin, llamó el jueves por la noche y me dijo que estaba en el estudio con Massive Attack y que le habían prestado el estudio tres horas a la mañana siguiente. Así que cantó su parte el viernes, me la envió, lo añadimos por la tarde y el disco estaba acabado.

 

También aparece Karin Dreijer Andersson de The Knife, un grupo que viene de un estilo diferente al vuestro. ¿Cómo fue que acabasteis grabando con ella?

– Fue algo muy espontáneo. Me gustaba su voz mucho, y cuando escribí una canción que me recordaba a Tricky pensé en ella. Después leí que a ella le gustábamos, que nos había visto en directo en Estocolmo en 1999, así que la colaboración fue fácil. Vino a Bruselas a cantar en “Show”, una de mis favoritas, a la que le añadió un punto dramático, nuevo, en sólo 20 minutos. Cuando cantó vi cómo pasaban varios siglos por delante, como si estuviera en la proa de un barco. Hemos tenido otras colaboraciones en nuestros discos previos, pero es la primera vez que trabajamos con grupos como Elbow y The Knife, y estoy muy contento con el resultado.

 

Parece como si estuvieseis en un momento particularmente feliz en el grupo, con un brillante futuro por delante después de tantos años.

– Sí, es el mejor momento que hemos tenido en años. Es la primera vez que hacemos un disco con la misma formación que el disco previo, y ya estamos pensando en el siguiente. Cuando menos, es un cambio bienvenido después de un pasado inestable. Baste decir que cada formación de dEUS era como una jodida pesadilla, pero ahora nos sentimos muy bien. Vamos a hacer discos en grandes cantidades en los próximos años.

 

¿Qué hay del cine? ¿Tienes algún tiempo libre o te concentras exclusivamente en dEUS?

– Estoy muy concentrado en el grupo, pero también estoy escribiendo guiones con mis amigos. Ahora mismo me es imposible combinar los dos. Haré un video para “Eternal Woman” muy pronto, así que dirigiré algo. Haré películas, pero puede que tarde 4 o 5 años. Por el momento me dedicaré a hacer grandes discos con el grupo; queremos ser productivos y aprovechar esta buena racha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *