DESTROYER: Trouble In Dreams


DESTROYER: Trouble In Dreams (Merge-Sinnamon)

 

 

Daniel Bejar comenzó Destroyer como un proyecto casi experimental de grabación en su propia casa a principios de los 90, que ha ido combinando con sus colaboraciones en The New Pornographers, Swan Lake y Hello, Blue Roses. Desde sus inicios, Dan fue encontrando su sonido y su visión grabando demos en su cuatro pistas. En 1996 ya tenía suficiente material para lo que sería su debut, We’ll Build Them A Golden Bridge, un disco de folk lo-fi y algo de electrónica. Con la compañía de John Collins, Daniel se metió en un estudio dos años más tarde para grabar City Of Daughters, con un sonido menos casero que su primer álbum.

 

En el 2000, ya con formación de quinteto, Destroyer editó Thief, tal vez el primer disco que le supuso un cierto reconocimiento, al tiempo que comenzó a colaborar con The New Pornographers, pero no sería hasta 2001 que encontraría una mayor repercusión al editar Streethawk: A Seduction. Tras ese disco, Daniel se vino a vivir a Madrid, en donde pasó una temporada, componiendo parte de las canciones que compondrían su quinto álbum, que remataría en otro retiro sabático en Montreal. This Night se tituló, y es su disco más eléctrico y, a día de hoy, el favorito de su autor.

 

Your Blues, del 2004, su siguiente álbum, se puede considerar como el primer experimento de Daniel Bejar y un intento de hacer algo distinto, un disco de voz y sintetizadores que aún hoy cuesta asimilar dentro de su trayectoria. Tal vez por eso Dan se decidiera a reclutar a los componentes de Frog Eyes para recrear aquellas canciones en directo de otra forma, visión que se concretaría en los seis cortes que darían forma al EP Notorius Lightning And Other Works.

 

Todo se reconduciría en Destroyer’s Rubies, tal vez su obra más lograda, editada en 2006, con canciones de largos desarrollos y grabadas con la colaboración de unos músicos que daban un paso más para convertirse en una banda estable, tras numerosos cambios de formación en Destroyer: Nicholas Bragg (guitarra), Tim Loewen (bajo), Ted Bois (teclados), Scott Morgan (batería y saxo) y Fisher Rose (vibráfono y trompeta).

 

Aquel disco, más virado al pop, con algo de folk, tiene ahora continuidad en Trouble In Dreams, para el que Daniel Bejar da un nuevo pequeño giro en su trayectoria, optando por un sonido más crudo, más directo, más guitarrero, más contundente y con algo de distorsión. Seguramente seguir trabajando con los mismos músicos ayude a querer buscar ese sonido de directo.

 

Ahora no suenan tan lejanos aquellos grupos de los 90 que Bejar siempre ha citado como influencias, pero que hasta este momento no habían salido a relucir tan claramente, como Pavement o Guided By Voices, sobre todo en los cortes que siguen al engañoso -por calmado y más cercano a su anterior disco- corte inicial, “Blue Fower/Blue Flames”: “Dark Leaves From A Thread” y “The State”. En “Shooting Rockets (From The Desk Of Night’s Ape)” y “Rivers” suena más épico que nunca, mientras que “Foam Hands” o “Introducing Angels” serían sus momentos más pop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *