DECLARACIÓN DE GUERRA

Declaración de guerra (Golem)

 


 

 

Por su título, podríamos pensar en una hazaña bélica. Error, aunque esta guerra a algo distinto, el cáncer, sí se convierte finalmente en toda una hazaña, en la película perfecta para demostrar que hay otras formas de tratar estos temas tan severos y trágicos, a los que la directora francesa Valérie Donzelli ha apuntado una de las posibles.

 

 

 

Sin caer para nada en el melodrama lacrimógeno por el que optan la mayoría de directores, en este caso el tumor cerebral del hijo pequeño de una pareja de jóvenes que empiezan su vida en común es tratado desde un punto de vista esperanzador, positivo, en el que siempre prevalece el esfuerzo de superación. La carrera emocional por el que pasan conserva el dramatismo que se le supone, aunque también, por suerte, lo combinan con elementos de desahogo en forma de, por ejemplo, la comedia musical.

 

 

La película, gran premio del último Festival de Gijón, opta por un montaje dinámico, en la tradición de la mejor nouvelle vague, con una cámara pegada a lo que se vive, que documenta los momentos de derrumbe y los de euforia. Y ya cuando se sabe que por esa misma experiencia pasó la pareja protagonista y responsable del film, entonces solo cabe el asombro y la rendición total.

 

{youtube}Cze1GWq91kI{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *