COQUE MALLA 2009

Coque Malla, dejando atrás el pijama viejo

 

Es hora de hablar de su nuevo álbum, tras lo que significó para él y para sus seguidores el reencuentro de Los Ronaldos. En estas líneas, Coque Malla nos cuenta en primera persona sus impresiones y sensaciones frente a La hora de los gigantes, su tercer disco en solitario, del que parece estar más que contento.  

 

Ya lo he dicho en un par de entrevistas y lo repito ahora aquí: de todos los discos que he grabado en mi vida, éste es el que más se parece a los discos que más me gusta escuchar.


No quiero desmerecer ningún disco anterior, ni a ninguno de los muchos y estupendos profesionales con quienes he tenido el honor de trabajar durante todos estos años… pero este disco tiene algo especial. No sé, quizás es el rodaje, o los planetas, o las dos cosas al mismo tiempo. Es un disco con estrella. Y lo ha sido desde el primer momento, o por lo menos yo lo he sentido así. Vete tú a saber lo que sienten los demás.


Ha sido como darse una buena ducha, ponerte tu mejor traje e irte a cenar al mejor restaurante de la ciudad con la chica de tus sueños, después de llevar una buena temporada encerrado en casa, solo, comiendo pizza fría y viendo la tele enfundado en un pijama viejo y raído. No sé si es una descripción muy poética del estado emocional del proceso pero prometo que lo explica perfectamente. Y el reencuentro con Ricardo, Luis y Luis, el resto de Los Ronaldos, ha tenido mucho que ver en todo esto y por eso les estaré agradecido siempre. Les deseo lo mejor del mundo entero a esos tres príncipes.

 


Como les deseo lo mejor del mundo a Jose Nortes (ingeniero de sonido y principal responsable de que el disco suene como suena), Daniel Parra (batería), Nico Nieto (guitarra), Laura Gómez (bajo) y, cómo no, Mauro Mietta, teclista y coproductor del disco, porque sin ellos, ni planeta, ni rodaje, ni restaurante, ni chica, ni nada de nada. Se han dejado las tripas y lo han hecho con mucho, mucho talento.


Nunca había escrito canciones como éstas, donde las cosas que se dicen y cómo se dicen tienen el sentido que tienen y no otro. No digo que sea mejor, pero ha sido liberador hacerlo así por una vez. Ha sido un disco muy liberador. Mucho. ¿Mi canción favorita? "Berlín", "Hasta el final" o "La hora de los gigantes" un día, "She's My Baby", "Cuídate" o "Hace tiempo" al siguiente. No sé, estoy muy orgulloso de todas ellas.


Y como estoy empezando a ponerme petulante, me callo y os invito a que lo escuchéis vosotros, de un tirón, con auriculares (me parece la mejor manera de escuchar música, a pesar de lo que diga Tom Waits a quien le gusta escuchar la música a través de una radio de 12 dólares) y a buen volumen, a ver qué os pasa. A ver si os pasa algo. Espero que sí, por Dios. Gracias”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *