CONCIERTO DE NAJWA

Concierto de Najwa

(Sala Capitol, Santiago de Compostela. Domingo, 23 de noviembre. 500 espectadores. Precio: 24 euros)

 

Era su cuarto concierto, sí. Pero Najwa venía respaldada por su pasado. Como corista del grupo soul Respect durante varios años, lo que le permitió en su día conocer las tablas y cómo defenderse en ellas. Y como actriz, que la ha obligado a enfrentarse al público en más de una ocasión. 

Curiosamente, fue esta última faceta la que contribuyó a llenar la  Capitol con mucha gente joven y de cierto nivel, no precisamente asiduos de la Sala. Da igual, porque lo que interesaba era Najwa y contrastar si es cierta esa frialdad con la que muchos menosprecian sus discos. 

Hasta ahora puede que Najwa fuese una artista de estudio, pero en éste, su cuarto concierto, demostró que el directo no le queda grande, respaldada por un par de programadores que también le daban a la percusión -entre ellos su actual pareja musical, Raúl Santos, antiguo batería de los primeros tiempos de Los Planetas-, un guitarrista y una corista. 

Sonaba bien, sí, lo que tampoco es difícil si tenemos en cuenta que parte del sonido era pregrabado y que la Capitol reúne las condiciones acústicas necesarias. Pero sorprendió el aprovechado despliegue de luces -rojo en “No Blood”, evidentemente- y la actitud nada fría de una Najwa que bailó y se dirigió feliz a su entregada audiencia en más de una ocasión. Y eso que el trip-hop no está pensado precisamente para bailar. Puede que las etiquetas tampoco le hagan justicia ya.   

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *