CINEUROPA 2008

Cineuropa: Sonidos en celuloide

 

Ya no hay vuelta atrás. Por difícil que parezca, son ya dos años pudiendo disfrutar en las pantallas cinematográficas de Compostela de diversos filmes musicales; sin ir más lejos, como los que se han podido ver en 2006 y 2007, centrados en figuras como The Flaming Lips, Woody Guthrie, Daniel Johnston, Leonard Cohen, The Police, la bossa nova, los sellos Motown y Staxx, John Lennon, The Who, Blondie, Scott Walker o la movida de Vigo de los años 80. Evidentemente, tenía que ser un Festival: nadie más se hubiera arriesgado a tanto.

 

Todo se lo debemos a Cineuropa, que este año llega a su vigésimo segunda edición, programando en 30 días varias películas por jornada en diversas salas de Santiago de Compostela hasta llegar a un total de 150. De ellas, aproximadamente unas 10 formarán este año el ciclo acertadamente llamado Doc Music, centrado, como su nombre indica, en los documentales musicales.

 

 

 

En el momento del cierre de esta edición de los seleccionados en principio  por quien esto suscribe había ya ocho filmes completamente confirmados. Para empezar, Joy Division, de Grant Gee, en el que se hace un análisis luminoso del mayor grupo de culto de la actualidad, tan mítico como oscuro, comprobando cómo sus componentes, punks que cambiaron rabia por angustia, fueron moldeados por el Manchester industrial, con Ian Curtis al frente.

 

 

 

Otros dos nombres clásicos tendrán su hueco en el ciclo. Sobre Tom Petty And The Heartbreakers se podrá ver Runnin' Down A Dream, obra de más de 4 horas de duración dirigida por Peter Bodganovich. Cálido, exhaustivo, humano y altamente rockero, éste es el testimonio definitivo de su carrera hecho por un director que no tenía ningún interés en el proyecto y que acabó rendido ante el grupo. De Patti Smith podrá verse Dream Of Life, realizada por Steven Sebring, en la que la poetisa, músico y musa (padrina) del punk se enfrenta en sus propias palabras a su filosofía, arte y vida desenmarañando paradojas y hurgando en su personalidad compleja a través de 12 años de escenarios, daños y palabra.

 

 

 

Con los sonidos negros tiene más que ver The Night James Brown Saved Boston, de David Leaf, en la que se cuenta como El Padrino del Soul apaciguó a las masas que amenazaron con quemar Boston tras el asesinato de Martin Luther King en una noche mítica en la que el soul fue el calmante. Y, también, Wild Combination, un retrato sobre Arthur Russell, en la que se hace un repaso a la vida del obsesivo mago del sonido disco, del pop, de la música orquestal y los violoncelos, recompuesto mediante ecos de su infancia, el Nueva York de los 70, el SIDA y el perfeccionismo sonoro.

 

 

 

 

Las otras dos películas que completan el programa hasta el momento son el conocido, aunque no visto por aquí, homenaje a Joe Strummer The Future Is Unwritten, dirigido por Julian Temple, y Buzos Haciendo Surf, en la que el gallego Rogelio Abraldes, que vendrá en persona a presentar su trabajo, habla de cómo el grupo más maldito y complejo del rock nacional, Surfin' Bichos,  renació en otoño del 2006, 12 años después de su ruptura, con una catártica gira de reunión. Distintas épocas, una sola justicia: la poética.

 

 

 

Aviso final. Además de una película sobre Philip Glass, probablemente también puedan verse finalmente Bananaz, documental de animación sobre el grupo Gorillaz, el filme Lou Reed’s Berlin, dirigido por Julian Schnabel sobre el disco maldito del neoyorquino, y Dèjá Vu, sobre la última y más que politizada gira de Crosby, Stills, Nash & Neil Young. Seguimos de enhorabuena.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *