Cinco canciones destacadas de Fito Páez

Cinco canciones destacadas de Fito Páez

 

 

Pocas labores tan injustas, temerarias y casi imposibles como escoger cinco canciones del brillante poeta y músico Fito Páez. El argentino tiene en su haber temas que ya son parte de lo más granado de la música latinoamericana de las últimas cuatro décadas. Pero si hay que decidirse, se puede optar por elegir cinco de sus temas más destacados y reverenciados que hayan sonado en sus recientes conciertos de Madrid y Barcelona (más un extra), y que con casi total seguridad sonarán también en el Auditorio Alfredo Kraus mañana.

 

Evidentemente, quedan fuera  maravillas como “Ciudad de pobres corazones”, “Contigo”, “Cadáver exquisito”, “El diablo de tu corazón”, “El mundo cabe en una canción”, “Fue amor”, “Polaroid de locura ordinaria”, “Tema de Piluso”, “Tres aguas”, “Un vestido y un amor”, “Y dale alegría a mi corazón”, “Yo vengo a ofrecer mi corazón” y tantas otras. Tómese este aperitivo como acicate para seguir indagando en un catálogo de recompensa asegurada.

 

1 “Al lado del camino” (Abre, 1999)

 

En la actual gira, en la que solo se acompaña de un piano, Fito Páez hace una versión de “Ring Them Bells” de Bob Dylan. No era necesario para demostrar su devoción por el Premio Nobel de Literatura, ya que su influencia se extiende por parte de su obra, más evidente que nunca en “Al lado del camino”. Entre estrofas dirigidas a sus fans, a sí mismo y al paso del tiempo, hay otras que parecen tener como destinatario a Joaquín Sabina (“No es bueno hacerse de enemigos que no estén a la altura del conflicto… Que rondan por siniestros ministerios haciendo la parodia del artista”) tras su sonoro desencuentro de un año antes. “Nadie nos prometió un jardín de rosas / Hablamos del peligro de estar vivo / No vine a divertir a tu familia / mientras el mundo se cae a pedazos”.

 

2 “El amor después del amor” (El amor después del amor, 1992)

 

Esta canción, propulsada por un ritmo contagioso y coros góspel, dio título al álbum que se ha revelado con el tiempo como una de sus cimas creativas, además de ser el disco argentino más vendido de todos los tiempos, superando el millón de copias. Como sugiere el título del trabajo, se trata de un amor redescubierto. Después de su ruptura con la cantante Fabiana Cantilo, documentada en su disco Tercer Mundo, Páez comenzó una relación con la actriz Cecilia Roth. Todo el disco está dedicado a ella e inspirado por ella, y el tema titular no deja duda alguna. “El amor después del amor / Tal vez se parezca a este rayo de sol / Y ahora que busqué / Y ahora que encontré / El perfume que lleva al dolor / En la esencia de las almas / En la ausencia del dolor / Ahora sé que ya no puedo / Vivir sin tu amor”.

 

3 “Mariposa tecknicolor” (Circo Beat, 1994)

 

Cercano en su sonido a su compatriota Andrés Calamaro, “Mariposa tecknicolor” se ha convertido en uno de los temas más venerados de Páez al apelar a un tan sentimiento universal como la nostalgia, hablando de la familia y de cómo uno se construye a partir de los seres queridos con los que comparte lazos. Según Páez, “se trata de recordar algunas sensaciones del pasado. Cuenta un poco cómo funciona a grandes rasgos mi familia, entenderla ya no desde el adolescente que se quería ir de la casa, sino desde el cariño de la sangre. Desde allí. Y creo que está bien contada y es emocionante”. Ese pasado se evoca con cariño en forma de un conmovedor collage de imágenes y sentimientos. “Todas las mañanas que viví / Todas las calles donde me escondí / El encantamiento de un amor / El sacrificio de mis madres / Los zapatos de charol”.

 

4 “11 y 6” (Giros, 1986)

 

Compuesta en una noche salvaje de gira en la provincia de Santa Fe, que acabó con la intervención de la Policía, “11 y 6” relata, a ritmo de medio tiempo, una historia de amor de dos jóvenes abandonados a su suerte en la ciudad de Buenos Aires. La historia tendría continuidad en “El chico de la tapa” de su disco Tercer Mundo, con la joven muerta y él convertido en delincuente. El escritor Emilio Chinchilla traduciría este tema a una novela en Ellos eran una canción (2010), dándole el fondo dramático y desgarrador que parece sugerir. “En un café se vieron por casualidad / Cansados en el alma de tanto andar / Ella tenía un clavel en la mano / Él se acercó y la preguntó si andaba bien / Llegaba a la ventana en puntas de pie / Y la llevó a caminar por Corrientes… / Miren todos / Ellos solos pueden más que el amor / Y son más fuertes que el Olimpo / Se escondieron en el centro / Y en el baño de un bar sellaron todo con un beso”.

 

5 “Tumbas de la gloria” (El amor después del amor, 1992)

 

Otra de las piezas emblemáticas de su disco más popular, antes citado, en el que contaba con invitados como Charly García, Andrés Calamaro, Mercedes Sosa y Luis Alberto Spinetta. Con un tono épico y una métrica hipnótica, su  letra revisa de nuevo el pasado con melancolía, al tiempo que reflexiona con angustia sobre el éxito, justo unos meses antes de que este arribase definitivamente a su puerta. “Cuando era pibe tuve un jardín / Pero me escapé hacia otra ciudad / Y no sirvió de nada / Porque todo el tiempo estaba yo en un mismo lugar / Y bajo una misma piel y en la misma ceremonia / Yo te pido un favor, que no me dejes caer / En las tumbas de la gloria”.

 

Extra: “Llueve sobre mojado” (Enemigos íntimos, 1998)

 

No es una canción estrictamente de Fito Páez, ya que fue compuesta junto a Joaquín Sabina y aparece en el disco a medias firmado por ambos en 1998. El entente de los dos genios (un Páez perfeccionista y obsesivo y un Sabina más despreocupado y bohemio) no acabó precisamente bien, y tardaron diez años en reconciliarse. Su colaboración nos legó canciones como esta, de nuevo con un ritmo soul-pop y coros góspel, más un texto donde la impronta de Sabina es definitiva. “Hay una lágrima en el fondo del río / De los desesperados / Adán y Eva no se adaptan al frío / Llueve sobre mojado… / Dormir contigo es estar solo dos veces / Es la soledad al cuadrado / Todos los sábados son martes y trece / Todo el año llueve sobre mojado”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *