CHICAS SPANISH FEMALE SINGERS 1962-1974

¡CHICAS! SPANISH FEMALE SINGERS 1962-1974 (Vampisoul)

 

 

 

Pocas cosas puede haber más agradecidas en el mundo de la música que ponerse a rebuscar en los cajones de segunda mano en busca de joyas largo tiempo buscadas o a la caza y captura de una sorpresa inesperada con la que quedar literalmente aturdido hasta acabar de digerir su contenido. Y de ello es buen ejemplo la recientemente publicada recopilación titulada ¡Chicas! Spanish Female Singers 1962-1974. Se trata de un trabajo tan agradecido para su recopilador como para el oyente. Para su responsable, porque además del trabajo sucio (únicamente por el polvo amarillento que se queda en los dedos después de mover ingentes cantidades de discos), siempre es un placer buscar, escuchar y seleccionar canciones de entre las miles que podría incluir una colección -lo sabemos bien quienes hemos grabado casetes para otr@s con la intención de noquear, enamorar, hacer bailar…- Uno se imagina a Vicente Fabuel, el autor de esta selección, buceando entre los ‘oldies’ -nunca mejor dicho-, disfrutando cada minuto del proceso, incluso con sus quebraderos de cabeza, y llegando a una antología que al final seguramente hubiese preferido eternizar.

 

Lo es para el oyente también. En este disco hay muchas razones para paladear el producto final, empezando por un digipack y un libreto con fotos de las cantantes ataviadas, en la mayoría de los casos, con esos inolvidables modelitos de los 60. Súmenle los comentarios acertados, eruditos y, al mismo tiempo, personales de Fabuel y completarán una presentación como la que deberían tener siempre estos preciosos artefactos sonoros.

Pero lo mejor es, claro está, el contenido. Entre sus 24 cortes hay muchas razones para el goce: el insospechado beat-garage de Pili y Mili, Marisol (en inglés y acompañada de un guitarrista anónimo que se ganó el cielo con su solo) o una arrebatada Lorella (que no era otra que María Ostiz, vaya cambio el suyo poco tiempo después) con Los Shakers; el glorioso soul-pop de Los Tíos Queridos (con las hermanas Motti) o Marisel; el acercamiento más latino de La Lupe española, Margarita Sierra, o de la venezolana Mirla; temas cargados de ritmo compuestos por Alfonso Santisteban para Marisa Medina o el trío de modelos Ellas (fusilando la sintonía de Hawaii 5-0); viñetas que bien podrían haber estado en las colecciones de Spanish Bizarro como las de Los Hippy-Loyas o Tania Vella; canciones que debería ser himnos ye-yé a cargo de Marta Baizán, Gelu o Las Chic; delicias psicotrópicas de Vainica Doble o de Los Que Vivimos (una de las auténticas gemas descubiertas en este álbum, de las que dejan con la boca abierta); las versiones en castellano, a la altura de las originales cuando menos, de Los Stop -con la rotunda voz de Cristina al frente-, Sonia o Laura Casale, cuando no superiores, como es la interpretación del “Liar” de Three Dog Night perpetrada por Lia Uyá…

Seguro que cada uno encontrará su motivo -y más de uno- para amarlas, pero aquí hay mucho más que oír una y otra vez, por lo menos hasta que llegue el segundo volumen, que desde aquí reclamamos ya.

 

{youtube}4L_ano0e6XQ{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *