CATPEOPLE

Catpeople, dile hola a los ángeles

 

De Vigo (como Magic Noise) a Barcelona (ya como Catpeople), siguiendo los estudios de cine de dos de sus componentes. Una compañía, Pupilo Records, les ofreció grabar su primer álbum, Reel#1 -2006-, con el que los nombres de Interpol, Joy Division o The Chamaleons salieron a relucir inmediatamente. Ahora, con un segundo disco más pop (What’s The Time Mr. Wolf –PIAS, 2008-), como reconoce en estas líneas Javier Abalo, su guitarrista, esperan desprenderse de las referencias que les han adjudicado y seguir extendiendo su radio de acción al extranjero.

 

¿Os cogió el éxito del primer álbum, Reel#1, por sorpresa?

            – La verdad es que no. Siempre hemos confiado mucho en lo que hacemos, y tras ver las buenas críticas que había recibido nuestra maqueta, sabíamos que trabajando y apostando podríamos entrar en la escena musical en una buena posición.

 

¿Se puede decir que la principal diferencia con el primer disco es que en este segundo álbum hay más temas pausados, más tiempos medios? ¿Cuál sería para vosotros la principal diferencia?

            – Bueno, es una diferencia, aunque no la destacaría como principal. Creo que hemos madurado como músicos, y esto se ve reflejado en las composiciones, estructuras y arreglos, ya que si los comparas con estos aspectos, están más trabajados. Aunque también los teclados tienen más protagonismo y la voz no está tan enterrada por efectos. Creo que hemos dado un paso en la búsqueda de nuestro sonido. Quizás la principal diferencia de este disco respecto al primero sea que este nuevo álbum es más pop.

 

¿Qué nos podéis contar de “Goodbye Angel”, con su aire New Order?

            – Pues en principio era una canción que perfectamente podía haber sido el single, aunque finalmente nos decantamos por “Sister” por votación de toda la banda. Fue también una canción que sufrió bastantes cambios desde la idea original de Adrián, hasta el punto de que volvió a cambiar durante su grabación en estudio. Sí, es cierto, tiene un aire a New Order, aunque no fue premeditado; incluso la primera demo de la canción era en acústico.

 

¿Cuál es la canción que más os gusta del disco y cuál está teniendo mejor acogida (me imagino que “Sister”)?

            – Cada uno tiene su favorita, aunque mas o menos todos coincidimos de una manera objetiva en el single, “Sister”. Pero también coincidimos con temas como “Last Chance”, “All These Tears” y “Stumble In Vigo”, que es un pequeño homenaje a nuestra ciudad y es la canción con la que abrimos What's The Time Mr. Wolf?.

 

¿Estáis de acuerdo con que, aunque es difícil hacer nada original y, por lo tanto, siempre se compara a un grupo nuevo con otros anteriores, la diferencia está en los detalles de las canciones?

            – No, yo creo que la diferencia esta en las canciones en sí, y los detalles acompañan a las canciones. Creo que un buen tema se puede reconocer silbando su melodía; por lo menos, ésta es la premisa de la que partimos nosotros, que aun así cuidamos bastante los detalles. Que nos comparen a otros grupos no nos molesta, son influencias, como las puede tener cualquier grupo.

 

¿Hasta qué punto os paráis en esos detalles?

            – Pues hemos intentado, por ejemplo, que todas las canciones del disco, si escuchas el disco entero en orden, estuvieran conectadas por ritmo, por armonía o que una atmósfera te introdujera de un corte a otro. Como en el montaje en el cine, que no hubiera un ‘fallo de racord’.

 

 

Las referencias con las que siempre os asocian no han dejado de ser una losa, ¿no? ¿Y qué grupos con los que no se os compara habitualmente os gustaría citar o pensáis que se les está escapando a la gente?

            – No. Como te decía antes, no nos molestan las comparaciones. Creo que a veces se le da más importancia de la que tiene en realidad. Sinceramente, nos da bastante igual. Preferimos que las comparaciones las siga buscando la crítica, aunque ya nos han comparado con Radiohead, U2, The Doors, Death Can Dance… 

 

¿Hasta qué punto el grupo aprovecha los estudios de cine de sus componentes?

            – Bueno, los videoclips nos los producimos nosotros mismos. Adrián es realizador y Javier fotógrafo, por lo que quienes mejor que ellos para ponerle imagen a nuestras canciones.

 

¿Qué sería necesario para que el grupo tuviera más proyección en el extranjero? ¿Pensáis que podéis competir en esa liga?

            – Pues ahora que hemos fichado por PIAS nos será más fácil allanar el camino abierto con el Reel#1. Después todo dependerá de nosotros. No veo la razón por la que no podemos competir en esa liga. Me da la impresión que los españoles sobrevaloramos a  muchos grupos por el mero hecho de ser extranjeros, y no vemos que haya bandas en España con la suficiente calidad para exportar.

 

¿Os marchasteis a Barcelona porque así sería más fácil tener salida para el grupo?

            – No, fue casualidad. Aunque el grupo empezó en Galicia, dos de nosotros nos fuimos a estudiar a Barcelona y fue allí donde nos surgió la oportunidad de grabar el primer álbum. Decidimos entonces instalarnos en Barcelona.

 

¿Y Adolfo, el bajista, sigue siendo alérgico al directo?

            – No es que tenga alergia al directo. Simplemente él decidió seguir sus estudios en Galicia y continuar su carrera en la literatura. Acaba de publicar su obra Bajo tierra y sigue componiendo: nos envía ideas para que las trabajemos, y siempre será un Catpeople.

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota de este tiempo en la música?

            – La mejor, no sé. Pero me acuerdo de la última vez que la furgoneta nos dejo tirados en Francia a cero grados en medio de la nada. No es muy divertida, pero… ¡cómo me acuerdo de ella!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *