ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 T. REX

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 T. REX

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


T. Rex en televisión: el gurú metálico

“No era un ángel, no era perfecto, pero podía volar”. Así define uno de los invitados a Marc Bolan al principio del documental que se incluye en este DVD recientemente editado. Y después de contemplar las tres horas que en se recogen en T. Rex On T.V., dividida en cuatro apartados, poco más caber decir de alguien que, en lo más alto de su trayectoria, tuvo el mismo grado de devoción que The Beatles.

El primer DVD que se edita de Marc Bolan y su banda en televisión recoge una parte de las numerosas apariciones de T. Rex en la pequeña pantalla, en concreto 43 actuaciones de las más de 120 que todavía existen. Aunque no pretende ser exhaustivo, se han recogido las mejores de las que aún se conservan, tomadas especialmente de la televisión francesa y, sobre todo, de la alemana, que han tenido más cuidado a la hora de salvaguardar su legado musical que la televisión británica.

La primera parte, Ten Greatest Hits, recoge sus diez mayores éxitos entre 1971 y 1974 tomados de distintas grabaciones, desde “Ride A White Swan” hasta “Teenage Dream”, pasando, cómo no, por “Get It On”, “Telegram Sam”, “Children Of The Revolution” o “20th Century Boy”. En esta primera parte se echan de menos más actuaciones en directo, aunque hasta en los playbacks se advierte su carisma y relevancia en la época.

Sin embargo, en la segunda parte, Supersonic y Get It Together, sí que hay abundante material en directo entre las 19 apariciones que se recogen entre 1975 y 1977, incluyendo algunas canciones de un concierto en el Teatro de Wimbledon celebrado el 13 de agosto de 1976, como “I Love To Boggie” o “Laser Love”, y otras de una actuación en el Teatro Royal Drury Lane el 19 de diciembre del mismo año, como “The Soul Of My Suit” o “New York City”.

La tercera parte se compone de otras apariciones televisivas, especialmente una de 1971 en el programa ‘Music In The Round’, intercaladas con entrevistas a Marc Bolan. Sin dejar de ser interesantes, se nota, sobre todo en la primera, que tanto el entrevistado como el entrevistador no se sienten cómodos, subiendo inconscientemente el nivel de tensión en el plató.

Pero lo más interesante de este DVD llega justo al final, con un documental realizado por la BBC en 1997, tal vez el documental definitivo de su carrera, con entrevistas a músicos, colaboradores, amigos… En él se muestra toda su trayectoria: sus inicios en John’s Children, su etapa como dúo en Tyrannosaurus Rex en la órbita hippie -a la que llegaron después de asistir a una actuación de Ravi Shankar-, y su definitiva reconversión al rock en T. Rex, perdiendo aliados por el camino, como uno de sus máximos valedores hasta entonces, John Peel.

En sus 50 minutos quedan perfectamente recogidos su ascensión a lo más alto y su caída a mediados de los 70, criticado por casi todos, gordo, adicto a las drogas y convertido una caricatura de sí mismo, como Elvis Presley en su etapa Las Vegas. A pesar de todo, con la llegada del punk y la emisión de su propio programa en el 76 y 77, Marc Bolan fue recuperado por las nuevas generaciones, encontrando de nuevo la inspiración siendo ya todo un veterano a los 29 años, antes de fallecer en un accidente de tráfico justo un mes después que Elvis.

En el documental, esta vez sí subtitulado en castellano, también se puede ver alguna imagen de aquel sonado incidente de su show televisivo en 1977, en el que Bolan y su colega David Bowie iban a dar a conocer la primera canción que habían escrito juntos, aunque, en el estado en el que ambos estaban, no duró más que 30 segundos, el tiempo justo para que Bolan tropezase con el micro, se cayera del escenario y ambos acabasen tirados por el suelo, antes de que el realizador, avispado él, decidiera urgentemente adelantar un bloque de publicidad. Lo que revelan esas imágenes es que de su programa en televisión aquí no hay nada, por lo que seguramente en algún momento tendremos otro DVD con sus mejores momentos.

En cualquier caso, queda claro que Marc Bolan fue uno de los grandes e imprescindibles artistas del rock de todos los tiempos y este DVD es una excelente muestra de su esplendor en una época en la que T. Rex dominaba las listas de éxitos. 

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 BONNIE PRINCE BILLY EN CONCIERTO

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 BONNIE PRINCE BILLY EN CONCIERTO

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


Bonnie ‘Prince’ Billy en concierto

 

(Auditorio de Caixanova, Vigo, 3 de abril de 2007)

 

 

            ¡Quién lo iba a decir! Además de tener la oportunidad de ver en Galicia a uno de los nombres de referencia y más importantes de la escena norteamericana de los últimos lustros -por lo que hay que dar las gracias a los responsables del festival Sinsal-, Will Oldham también desmintió en Vigo los rumores que corren sobre su carácter. Puede que con los periodistas tenga un carácter huraño, pero en directo supo hacer bromas, eso sí, muy a su manera, aclarando que “Ohio sucks” o construyendo una particular teoría sobre ‘las dos caras de la moneda’, la amarga y la dulce.

 

            Es peculiar, tanto en la forma de encarar su música como en su interpretación en escena. Se oculte tras el alias que se oculte (Palace, Palace Songs, Palace Brothers, su propio nombre o Bonnie ‘Prince’ Billy, el que más saca a relucir), queda claro que en su música siempre fluye una reconstrucción del folk, del country y del blues especial, única, tanto que lo que se espera de él en directo es algo distinto, personal, y eso es justo lo que ofrece.

 

 

 

            Solo, con su guitarra, con un enorme carisma y seguridad en sí mismo, encadena canción tras otra, dejando caer algunas de las más míticas como “Ohio River Boat Song”, “No Bad News” (de su último disco The Letting Go), “New Partner” o “I See A Darkness”. En ningún momento hace concesiones fáciles y su visión del directo puede resultar árida para quien no lo conozca de antemano -de hecho, hubo alguna que otra deserción durante el recital-. Pero, a pesar de ello, hizo subir al estrado en un par de ocasiones a Dawn McCarthy, la cantante de sus teloneros Faun Fables, para cantar junto a él varios temas, incluyendo una versión a cappella rompiendo así la monotonía que algunos le achacaban a su actuación.

 

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 MANU CHAO CONCIERTO

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 MANU CHAO CONCIERTO

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


Manu Chao y Radio Bemba Soundsystem

 

(Muelle de Trasatlánticos de Vigo, 4 de agosto de 2007)

 

 

 

Se tienen que notar sus raíces gallegas. Por suerte para nosotros, el tercer gallego más conocido en el mundo (tras Julio Iglesias y Franco) es Manu Chao. No puede negar que de pequeño vivió escuchando las orquestas de las fiestas populares. De ahí su vertiente latina. La otra, la punk, le viene del barrio en el que creció en París, adonde su padre gallego y su madre vasca habían emigrado.

 

El rock latino en Europa lo inventaron dos gallegos: Víctor Coyote (éste reivindica en su libro Cruce de perras que Santiago Auserón no hizo más que aprovecharse del camino que él abrió) y Manu Chao, al que siempre se asocia con tantos desafortunados imitadores de su universo único. Y eso está claro en toda la producción del de Vilalba, desde sus tiempos en Joint de Culasse, Hot Pants, Los Carayos y, por supuesto, Mano Negra, hasta sus multitudinarios conciertos de los últimos años.

 

Una vez más quedó claro en su reciente gira que a Manu Chao sólo le interesa revindicar lo popular a través de la fiesta. El guión de los últimos años se volvió a seguir en esta ocasión, aunque con algunos cambios. Para empezar, la extraña ubicación en un muelle en el que no había cabida para tanta gente como en sus anteriores visitas, por lo que era todo un lujo poder disfrutarlo tan próximo.

 

 

 

Además, presentaba un nuevo disco sin publicar, La radiolina que se intuía tan continuista respecto a sus dos exitosos álbumes en solitario como más guitarrero (¡uno de sus músicos se soltaba con solos heavies!). Tal vez lo más novedoso es que su espectáculo, a diferencia de otros presentados en Galicia con anterioridad (en especial, el más recordado, el de la Sala Nasa, con aquella mítica noche que no acababa nunca) ya no era tanto una única canción ininterrumpida en la que van cayendo retazos de sus temas, como las canciones enteras, con momentos para el respiro entre unas y otras.

 

En esta ocasión sonaron todos sus temas emblemáticos, desde “Mala vida” hasta “Desaparecido” o “Clandestino”, pasando por “King Kong Five”, “Rumba de Barcelona” o “Mentira”. Y por si había alguna duda de que no le asusta reivindicar lo popular, cantó a Bob Marley, a Los Chunguitos (“Si me das a elegir”) y presentó una canción nueva dedicada a Maradona que invocaba a ¡Concha Velasco! (“La vida es una tómbola”).

 

Para el fin de fiesta, como en sus últimas visitas a Galicia, tuvo tiempo para ceder protagonismo a las Jarotas de Ribeira (dos vocalistas entre el hip-hop y la regueifa) y la anciana panderetera  Xosefa de Bastabales, de la aldea cercana a Santiago en la que Manu Chao tiene casa. Aunque se haya visto ya un par de veces, no deja de sorprender como el fin de fiesta de un concierto de Manu Chao corresponde a una septuagenaria y sus  canciones tradicionales gallegas que mantienen la atención de una multitud que ha ido a ver algo bien distinto. ¿O no tanto?

 

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 THE POLYPHONIC SPREE: The Fragile Army

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 THE POLYPHONIC SPREE: The Fragile Army

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


THE POLYPHONIC SPREE: The Fragile Army (TVT-Popstock!)

 

 

         “Juntos, somos fuertes”. Con un instrumental de 29 segundos que lleva exactamente ese título regresan los de la túnica -ahora reconvertidos en monos negros de combate-. Sí, los 25 o los que sean exactamente a día de hoy. Algo ha cambiado, pero no tanto como parecen dejar entrever los primeros compases de “Running Away”, ya que por un momento parece que se trata del “Dreaming” de Blondie. Sospecha injustificada cuando entra el estribillo o, mejor dicho, el amplio coro. Entonces vuelven a parecer unos Flaming Lips empapados de optimismo contagioso.

 

         Cual unos I’m From Barcelona bastante más inspirados o unos Viva la gente transportados al siglo XXI y, claro está, más cercanos a las producciones de Dave Friedman -a imagen de otros colectivos como Arcade Fire, Broken Social Scene o Architecture In Helsinki-, los de Dallas no son más que el vehículo para la visión y las canciones pop de Tim DeLaughter. Sin embargo, aunque parecen más seguros y compactos que nunca, los textos dejan ver algo más de amargura por, cómo no, la guerra en la que su presidente los ha metido.

 

         Esa oscuridad no oculta la explosión pop de las canciones, apoyadas en las numerosas voces e instrumentos que contribuyen a decirlo mejor y más alto, más cercano al directo. Puede que no sean rentables, y de hecho están ya en su tercera discográfica con su tercer disco, pero “Oh I Feel Fine”, “Running Away”, “Watch Us Explode (Justify)”, “Younger Yesterday” o “The Championship” son pepinos incontestables que les merecen mejor suerte.

 

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 CHRISTINA ROSENVINGE EN CONCIERTO

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 CHRISTINA ROSENVINGE EN CONCIERTO

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


 

Christina Rosenvinge en concierto

 

(Teatro Principal de A Estrada, 16 de marzo de 2007)

 

 

“Tengo problemas con todos los cables, incluso el de la plancha. Será por lo mucho que me hierve la cabeza”. Aún hoy, después de tantos años en el negocio, ver a Christina Rosenvinge sobre un escenario produce un cierto desasosiego. Al principio de su actuación en A Estrada, dentro del ciclo de conciertos Marzopop, esa sensación se confirmó. Acompañado únicamente por el multiinstrumentista Charlie Bautista, Christina se presentó tocando el piano, instrumento que reconoció haber empezado a tocar hace apenas cuatro años, y no se sabe muy bien si no quiso o no pudo comunicarse con el público en esas primeras canciones en inglés provenientes de sus últimos tres discos, los que derivan de su experiencia en Nueva York.

 

Sin embargo, desde el momento en que un espontáneo pidió en voz alta “Sábado”, la distancia y la tensión se esfumaron. Christina sonrió y empezó a improvisar algún que otro comentario entre canción y canción. Reconoció que no tocaba “Sábado” desde hacía ocho años, pero la tocó aquí y se la dedicó a ese desconocido que se la había pedido entre las sombras.

 

Su voz iba ganando a medida que avanzaba el concierto, descubriéndose como su gran arma en estos momentos, pudiendo evocar los extremos que van de P J Harvey o las cantantes francesas que tanto les gusta susurrar. Tras desaparecer con un final más intenso, volvió para hacer el “Hallelujah” de Leonard Cohen en una buena versión y “Tok, Tok”, un momento digno de Hitchcock (según ella, inspirada en una película del realizador) y el más celebrado de su último álbum.

 

   

 

Parece que la gente se había enganchado en esta segunda parte del concierto, porque tuvo que salir a hacer un segundo bis en el que declaró abierto un turno de peticiones. Su acompañante no conocía alguna de las canciones solicitadas, así que se prestó a enseñarle los acordes en ese momento, ganándose nuevos aplausos. Curiosamente, las canciones que más se le pedían al final eran las de su época con Christina y los Subterráneos, de las que no toca últimamente, pero que aquí recuperó sin preocuparle en absoluto, cerrando el concierto con “Tú por mí”. Hay quien dice que en directo se muestra fría y distante y ella asegura que tiene siempre problemas en directo con los cables. Salvo un momento dado en que la guitarra emitía extraños sonidos por un pequeño acople, en A Estrada no hizo honor a nada de esto. Puede que para desmentir la fama que le precede y escapar a su sino sólo necesite empatía con su público.

 

Xavier Valiño
1 2 3 4 5 9