ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 DEVASTATIONS: Yes, U

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 DEVASTATIONS: Yes, U

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


DEVASTATIONS: Yes, U (Beggars Banquet-Popstock!)

 

 

         Berlín, de nuevo Berlín. Devastations le deben mucho desde que Blixa Bargeld les organizara unos cuantos conciertos en Europa hace ya unos años. Tanto que, casi establecidos en la capital alemana, los australianos tienen allí su base de operaciones y en esa ciudad han grabado su tercer disco. Aún sin conocerla, se puede apostar a que hay mucho de ella en sus canciones y en los discos que ha inspirado o titulado: el Lou Reed de Berlin, el Bowie de Low o el Nick Cave de The First Born Is Dead -no, no los U2 de Achtung Baby-.

 

Puede que el mundo no necesite más discos oscuros, llenos de desengaños, historias terribles y realidades duras. Pero a algunos no les importa seguir haciéndolos. Tindersticks siguen estando por ahí, también el Nick Cave más reposado -aunque a veces también evoquen los días de The Birthday Party-, pero ahora también hay algo de Portishead y hasta de Roxy Music o Bryan Ferry. Devastations han dejado en su tercer disco su vertiente más rock y han optado por un disco de atmósferas, en el que lo que importa es cómo revestir las melodías para crear ambientes fantasmagóricos.

 

Cada instrumento, incluso cada concesión a la violencia musical -como en “Rosa”- suena necesaria, vital para la razón misma de la existencia de la canción. Cuando llega el instrumental final “Misericordia”, cada nota parece remitir a un estado emocional a la altura del betún, reclamando para su creador -y el oyente- una botella de absenta y un frasco de valium, mientras un sonido de piano queda retumbando en los oídos.

 

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 MOTEL MOZAIQUE

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 MOTEL MOZAIQUE

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


Motel Mozaique, o cómo intentar acercar la música al arte

 

!!!

 

            Rotterdam, ciudad donde la música de carácter independiente pasa desapercibida, y donde sólo unos pocos se interesan por ella. El Festival Motel Mozaique, que aúna exposiciones artísticas y conciertos por distintas salas de la ciudad, y la posibilidad de dormir (Bed and Breakfast) en lugares poco comunes pero adecuados para ello, se consolida como uno de los pocos (y buenos) eventos de a los que merece la pena asistir.

 

2007, año de cambio debido a que una de las salas emblemáticas (Nighttown) de la ciudad de Rotterdam se encuentra cerrada desde el pasado año por causas que nadie conoce. En su lugar, la gran sala de conciertos Off Corso ejerce de sustituta. Esta edición se encuentra con un más que apetecible cartel, pero con muchos solapamientos entre artistas y salas, que hace imposible poder disfrutar de todos los grupos.

 

El viernes 13 de Abril dio comienzo oficialmente al festival, que tiene fama de tener un horario siempre cumplidor, hasta el último segundo (no hay mucho tiempo para los bises). Una de las grandes bandas del cartel de este año, los californianos !!! (e.g., "chk chk chk") se subieron al gran escenario del Off Corso muy temprano. Los asistentes salían con cara de satisfacción, pues ya después de este concierto se hablaba entre los que asistieron de que acababan de presenciar el mejor concierto de todo el festival (¡y eso que fueron unos de los primeros en tocar!)

 

 

The Strange Death Of Liberal England / Jesse Sykes & The Sweet Hereafter

 

Después, llegamos a tiempo de disfrutar del gran concierto que ofrecieron Jesse Sykes & The Sweet Hereafter. Dejaron ver que sobre el escenario tienen la lección bien aprendida y que la banda que acompaña a Jesse sabe cuidar hasta el último detalle para que todo vaya rodado. Sonaron a banda de rock ponente. Una pena que el público con el que contaban fuese escaso y que la tremenda ola de calor que sufría la ciudad, se notase (y mucho) en el Lantaren, que normalmente ejerce de sala de teatro convertida para la ocasión en escenario de festival.

 

Más tarde nos desplazamos a otro emplazamiento para disfrutar de The Strange Death Of Liberal England, joven grupo inglés que ponen rabia y empeño sobre el escenario y se acerca aun más al público gracias a sus pancartas anunciando el nombre del tema que van a tocar. Esta pequeña formación dejó ver que tienen ganas de más en la pequeña sala Rotown.

 

 

Deerhoof / Pop Levi

 

La noche seguiría con unos Deerhoof que podríamos definir como contundentes. Su cantante hubiera pasado casi desapercibida si no fuese por su voz, ya que su batería Grez Saunier se dedico a aporrear la batería, dejando perplejos a todos y haciendo que nos retirásemos de las primeras filas temiendo por nuestra integridad (véase el video en Youtube que alguien se afanó en colgar: http://www.youtube.com/watch?v=9a0FeWRnAk8&mode=related&search). Cerraría esta jornada unos Digitalism que no sorprendieron a nadie, pero que llenaron la gran sala del Off Corso con buena música de baile y un set que hizo bailar a todo el mundo.

 

Ya en la jornada del sábado 14, y gracias a una propuesta (que otros festivales deberían copiar) poco habitual, disfrutamos a medía tarde de unas pre-actuaciones destinadas a periodistas e invitados en una sala del museo de arte moderno de Rotterdam. En este marco, pudimos disfrutar del nervio de Pop Levi, quienes fueron uno de los grandes momentos vividos en este Motel Mozaique. Posteriormente  disfrutamos con el buen hacer de The Bees, quienes se atrevieron a abrir su concierto versionando a Os Mutantes y su archiconocida “A minha menina”, con la que contagiaron al público (en ambas ocasiones que tocaron) y se mostraron siempre muy cercanos.

 

 

The Bees / Patrick Wolf

 

Hablando de cercanías, eso es lo que hicieron Akron/Family, ya que apenas tocados tres temas repartieron flautas, cascabeles y panderetas entre el público e hicieron subir a la mitad de la sala al escenario, para deleite de los asistentes que no se creían lo que estaba pasando. Gran momento el vivido con los de Brooklyn.

 

El sábado tenía dos grandes nombres en el cartel, como son Camera Obscura y Patrick Wolf (antes de que adelantase que éste sería uno de sus últimos conciertos). Wolf solo se asomó al pasado en un par de ocasiones y se atrevió con casi todo el repertorio de su último disco. Realizó un concierto donde la (gran) mayoría del público le ovacionaba después de cada canción. El respetable se abalanzaba hacía un Patrick que se hacía querer y que se mostró muy próximo. Parecía un concierto de despedida, y cabe decir que todavía no era pública la carta de éste anunciando su retirada.

 

 

Jaime T / Camera Obscura

 

            En el caso de Camera Obscura, se podía ver como la gente se lanzaba a bailar con los temas y que el público que coreaba parte de los estribillos de sus canciones. Se escucharon temas antiguos y nuevos, y los escoceses dieron un gran concierto. También hubo sitio para grandes decepciones como la del Londinense Jaime T. Llegó con su guitarra acústica y su pose que no convenció. Pudimos ver como parte del público se salía antes de que el de Londres terminase. Se podría hablar de decepción, cuando unos minutos antes de empezar el concierto había gran expectación debido a la frescura de su disco Panic Prevention.

 

Por último, comentar que en esta ocasión también se contó con performances, diversas exposiciones artísticas en varias de las salas donde se realizaban los conciertos y, como novedad para esta ocasión, se pudo ver películas-documentales relacionadas con el mundo de la música. Como en ediciones anteriores, sales del festival queriendo volver el próximo año.

 

David Ochoa + Gabriela Contreras

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 ELLIOTT SMITH: New Moon

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 ELLIOTT SMITH: New Moon

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


ELLIOTT SMITH: New Moon (Domino-PIAS)

 

 

         Por mucho que lo digan sus amigos y allegados en el amplio libreto que acompaña a esta edición, sus canciones lo desmienten una y otra vez. Ellos aseguran que pasar un rato junto a Elliott Smith podía ser realmente divertido. Sin embargo, sus canciones buscan continuamente, puede que sin pretenderlo, vencer a la muerte a través del arte. Algo complicado, pero que, seguramente, era una de las pocas cosas que le reconfortaba.

 

Tras el lanzamiento póstumo de From A Basement On A Hill, después de su suicidio, se editan ahora otras 24 canciones bajo el título de New Moon, recopiladas por su productor y amigo Larry Crane, y que Smith registró entre 1994 y 1997, en la época de su debut y de los dos discos que le siguieron, Roman Candle y Either/Or, puede que la etapa en la que más seguro de sí mismo se encontraba, antes del éxito de la canción “Miss Misery”, con su nominación al Oscar, y su posterior fichaje por una multinacional. Aquí hay sólo voz y guitarra, con una crudeza, una honestidad y una hermosa inmediatez que no consiguió hacer tan evidente en sus siguientes discos –XO y Figure 8-, con algún detalle más barroco en sus canciones.

 

 

 

Al lado de versiones como el “Thirteen” de Big Star y primeras tomas de “Pretty Mary K” o “Miss Misery”, lo que realmente importa son los textos, que seguramente tenían parte de la clave de lo que estaba por venir. En “High Times” reconoce que “no voy a donde se supone que debo ir, y realmente no quiero ir a ningún sitio”; en “Go By” habla de una situación en la que “vives dentro de tu cabeza asustado de cualquier pequeño ruido”; en “Riot Coming” cuenta que “encontré a una chica en una plaza que me enseñó a matar mis preocupaciones”; un poco como compendio de su forma de sentir, en “New Disaster” inquiere: “Me pregunto qué es lo que buscas en mí, haciendo compañía a este desastre”…

 

Lo mejor de este disco es que, a pesar de ser un lanzamiento póstumo y con canciones que Smith dejó de lado en su momento, encajan perfectamente con el resto de su discografía sin que nadie pueda sentirse incómodo, como sucede habitualmente en este tipo de recuperaciones. Y, probablemente, igual que le ha ocurrido posteriormente a Tim Buckley o Nick Drake, Elliott Smith sea reivindicado durante décadas y con más fuerza incluso que cuando vivía esa vida de la que parecía estar queriendo escapar.

 

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 NEIL YOUNG

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 NEIL YOUNG

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


Neil Young: nuevo disco en directo


         Neil Young se muestra hiperactivo en los últimos meses, aunque parte de esta actividad se deba a la recuperación de antiguas grabaciones, como
Live At Massey Hall que se pondrá a la venta el 13 de marzo en España.

         Para empezar, en las últimas semanas se ha puesto a la venta en una nueva edición el último álbum de Neil Young hasta la fecha, Living With War – Raw, en el que el canadiense elimina del sonido de su disco del 2006 todos los coros y los escasos arreglos que contenían, para presentar una versión más cruda y más directa, junto con un DVD en el que se documenta la grabación de cada una de las canciones.

         36 años antes, en 1970, Neil Young estaba de gira con Crosby, Stills & Nash para editar después su disco Everybody Knows This Is Nowhere. Tras aquel lanzamiento se trasladó al entonces nuevo Fillmore East en Nueva York para hacer una serie de conciertos con su banda, Crazy Horse. Esa grabación, Live At The Fillmore East, se ha recuperado en las últimas semanas, con seis intensos temas, en el que por fin podemos escuchar la rabiosa guitarra de Danny Whitten, que moriría poco después de una sobredosis.

Pero no es el último lanzamiento del canadiense, ya que en pocos días se editará otra nueva actuación en directo de 1971. El 19 de enero de 1971 Neil Young hizo en Massey Hall (Toronto, Canadá) el primer gran concierto en su país natal desde que se marchara en 1966. Conviene recordar que en esos cinco años Young formó parte primero de los Buffalo Springfield, luego editó su primer disco homónimo en solitario, también su primer disco con Crazy Horse llamado Everybody Knows This Is Nowhere, más tarde el disco de Crosby, Stills, Nash & Young Déja Vu y, al poco tiempo, su disco más vendedor, After The Gold Rush.

 

Para aquella ocasión, Neil Young regresó como uno de los cantautores más aclamados y con mejor proyección del momento, y tocó tanto temas antiguos como otros temas inéditos que luego pasarían a formar parte del ahora clásico Harvest. Según el propio autor, “éste es el álbum que debería haber salido entre After The Gold Rush y Harvest. David Briggs, mi productor, estaba seguro que sería el siguiente disco, pero yo estaba entusiasmado con las tomas que teníamos de Harvest y quería que se editara. David nunca estuvo de acuerdo. Cuando escucho este concierto ahora, puedo entenderlo”. 

Live At Massey Hall, producido por Neil Young y David Briggs, es el segundo lanzamiento de los Neil Young Archives Performance Series, en forma de aperitivo del Archives Volume I que verá la luz a finales de 2007 y que será una caja muy especial con 8 compactos y 2 DVDs con la música del cantautor desde 1963 hasta 1972, con contenidos inéditos y especiales.

Xavier Valiño

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 FLAMING LIPS: UFO’s At The Zoo, Legendary Concert In Oklahoma City

ULTRASONICA ARTÍCULOS 2007 FLAMING LIPS: UFO’s At The Zoo, Legendary Concert In Oklahoma City

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ARTÍCULOS 2007


FLAMING LIPS: UFO’s At The Zoo, Legendary Concert In Oklahoma City (Warner)

 

 

Probablemente queden muy pocos que no hayan visto un concierto de Flaming Lips y, si hay alguien, a menos que haya estado en una burbuja aislado del mundo en los últimos años, sabrá de su espectacular parafernalia en directo. El eco se ha ido extendiendo por los cinco continentes hasta llegar a ostentar, sin excesiva competencia, la aureola de banda más entretenida en sus espectáculos.

 

Tras casi veinticinco años de trayectoria, se edita por fin el primer DVD de la banda de Oklahoma. En directo, claro, porque para documentar su carrera ya está el brillante documental The Fearless Freaks que se ha podido ver en algunas pantallas del Estado, cortesía del Festival In-Edit, y que es fácilmente localizable para su compra.

 

“Es como la Navidad”. Así describe uno de los asistentes el concierto que la banda dio en el zoo de su ciudad natal el año pasado. Y no es que los alucinógenos hayan hecho efecto -aunque puede que también ayuden lo suyo-, sino que lo que acaba de presenciar tiene algo de mágico. Desde que el grupo se presenta en el escenario en un platillo volante -sí, como Parliament, la Electric Light Orchestra o Earth, Wind & Fire hace más de 30 años-, el espectáculo se convierte en una auténtica montaña rusa de la que uno preferiría no bajarse. Más que un zoo, lo suyo es un parque de atracciones, con canciones que van desde Transmissions From The Satellite Heart de 1993 hasta At War With The Mystics del 2006.

 

            Confetis, bolas gigantes, Papas Noeles, sangre en la cara, palomas, Batmans, manos gigantes, los animales del zoo, megáfonos, el Capitán América, miles de globos, cámaras tomando primeros planos de la cara de Wayne Coyne con un títere… Hay tanto que parece que ni el realizador sabe muy bien a qué hacer caso, como si fuera imposible trasladar a imágenes el -relativo- caos de uno de sus conciertos. ¿Rock progresivo? ¿Pop sinfónico? En cualquier caso, uno de los mayores espectáculos del mundo, suficiente para olvidar que “todo aquel que conoces morirá algún día”.

 

Xavier Valiño
1 2 3 4 5 9