CARMEN SOUZA 2008

Carmen Souza, sodade

 

Verdade es el nuevo álbum de la joven cantante de Cabo Verde Carmen Souza. Al igual que su predecesor Ess ê nha Cabo Verd, Verdade es elegante en cuanto a su acústica y sencillez en la instrumentación. El disco está interpretado por Carmen, a cargo de las guitarras, el piano Wurlitzer y las voces, Theo Pas’cal al bajo, contrabajo y percusión, además de algunos músicos invitados que tocan guitarras, teclados y demás percusiones adicionales. Los arreglos de Verdade, sin embargo, se complementan de tal forma que permiten que el mensaje de las canciones de Carmen llegue al oyente de forma clara y directa.

“En cuanto a la esencia del disco”, dice Carmen, “Verdade está mucho más cerca de todo aquello que he vivido y experimentado. Ya no suelo contar viejas historias de Cabo Verde que un día escuché, sino que hablo de mi propia vida, de lo que creo, de mi visión del mundo… de lo que está sucediendo y de lo que me sucede a mí como persona y como artista”.

 

“Puedo decir que en este momento sé mucho más de la vida y de la música, que soy mucho más sincera conmigo misma, que nunca he sido más músico que ahora”, continúa. “Todo forma parte de un proceso evolutivo y espero que continúe así para siempre. El primer álbum fue el comienzo de una experiencia con la que quería continuar el legado musical y divulgar el mensaje de mis antepasados. Este segundo disco, Verdade, es mucho más personal. No pretendo ignorar nada, sino que dejo que el mensaje y la música que llevo dentro de mí sean los protagonistas.”

 

Carmen Souza nació hace 26 años en Lisboa, en el seno de una familia cristiana de Cabo Verde. A muy temprana edad comenzó a experimentar la sodade, la añoranza de su padre, quien se ausentaba por largas temporadas debido a su oficio de marinero. Souza creció en un entorno bilingüe: por una parte el creole, dialecto de Cabo Verde que hablaban sus padres en casa, y por otro el portugués, idioma oficial utilizado por los habitantes de las islas.

 

Ya en su adolescencia, Carmen cantó profesionalmente en el Lusophone Gospel Choir y, más tarde, comenzó a participar en diversos proyectos que abarcaban diferentes estilos musicales, desde el funk, al soul, pasando por el jazz y los ritmos étnicos. Al ser una persona profundamente espiritual, Carmen siempre consideró la música como una misión y se sintió privilegiada de tener la oportunidad de expresarse a través de ella, trabajando duro para seguir mereciendo ese regalo.

 

Músicos de la talla de Luis Morais, Theo Pas’cal, Ella Fitzgerald, Joe Zawinul, Herbie Hancock, Keith Jarret, Diana Krall y otros fueron siempre fuente de inspiración en su evolución y búsqueda de un estilo propio y personal. “Theo Pas’cal, mi productor y mentor, y uno de los mejores bajistas de Portugal, me descubrió y me introdujo en el mundo del jazz, la fusión y otros sonidos contemporáneos que decididamente marcaron mi aprendizaje y consiguiente desarrollo musical”.

 

En el año 2003, Carmen comenzó a trabajar con Theo en la composición de lo que luego llegaría a ser su álbum de debut Ess ê nha Cabo Verd. “Quería conseguir un sonido nuevo y original que, cantado en el dialecto creole de mis antepasados, fusionara ritmos tradicionales africanos y de Cabo Verde como el batuke, el morna, el cola djon y algunos otros, con mis influencias jazzísticas contemporáneas y que dieran un resultado íntimo y personal, cargado de buenas vibraciones y diferente a todos aquellos ritmos festivos ya conocidos de Cabo Verde”. Ess ê nha Cabo Verd se editó dos años más tarde y, además de ser aclamado por la crítica, se convirtió en un verdadero fenómeno internacional a raíz de su actuación en el WOMAD, dentro del Reading Festival de aquel año.

 

Sobre el título de su nuevo disco, Carmen señala que “Verdade (Verdad) tiene un significado muy especial para mí porque veo la vida como un largo sendero que atravieso, en el que los diferentes obstáculos que encuentro me ayudan a alcanzar un nivel superior, ya sea deteniéndome, retrocediendo, cayendo, viajando… Todas las experiencias de la vida, buenas o malas, me harán madurar y crecer, me harán conocerme un poco más a mí misma, aunque aquellas cosas en las que creo fervientemente -Dios, los valores personales y aquellos principios que me fueron inculcados desde pequeña- los seguiré conservando y me ayudarán a evolucionar… Creo que son la razón de por qué he llegado al punto donde me encuentro ahora”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *