CARLOS

Carlos

 

  

 

 

En España sería imposible, pero en Francia se las gastan de otra manera. De hecho, hasta hace bien poco los productores franceses también miraban para otro lado cuando se les presentaba la idea de rodar una película sobre Ilich Ramírez Sánchez, más conocido como Carlos, el terrorista internacional más conocido de los últimos 50 años.

 

18 millones de euros se invirtieron en una película de cinco horas y media rodada en tres continentes y decenas de países y hablada al menos en diez idiomas. Tal titánica empresa tiene detrás al director Olivier Assayas, toda una garantía, que empezó con la idea de rodar su captura en Sudán en 90 minutos y acabó recogiendo la vida del venezolano que estudió en la URSS y defendió causas comunistas y árabes durante su vida como activista.

 

En el film todo el peso recae en el actor venezolano Edgar Ramírez, asombroso en su caracterización y desmitificación de un personaje idealista, monstruoso, soñador, asesino, egocéntrico, concienciado y lleno de contradicciones. Pero es la realista caracterización de toda una época, 20 años en concreto, lo que la convierte en la película del año. También hay una versión reducida de 140 minutos pero, si no la encuentras, ya sabes donde buscar la imprescindible versión íntegra.

 

 

{youtube}H3QkM7uyF10{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *