CANCIONES PARA EL DÍA DE DIFUNTOS (I)

Canciones para la noche y el día de Difuntos

 

 

Llega la Noche de Víspera de Todos los Santos, la Noche de las Brujas o la Noche de los Muertos, que en la adaptación anglosajona del antiguo Samaín (un culto a los muertos de muchos siglos atrás que se extendía por los territorios celtas, de Irlanda a Galicia) se ha dado en llamar Halloween. Y a esa jornada le sigue el Día de Difuntos en España. Para una ocasión tan especial, hemos preparado dos listas de canciones, una internacional y una nacional, para tan señaladas fechas. Hoy, las internacionales.

 

1 Bobby ‘Boris’ Pickett: Monster Mash (The Original Monster Mash, 1962)

Bobby ‘Boris’ Pickett creció fascinado por los monstruos del celuloide en el cine que su padre regentaba. Mientras probaba suerte como actor, una noche se puso a imitar a Boris Karloff en un club nocturno. El pianista, sorprendido, le propuso escribir una canción de rock and roll dedicada a los monstruos. Su creación, al estilo de “Mashed Potato Time” de Dee Dee Sharp que había llegado al número 1 de las listas estadounidenses el 28 de abril de 1962, es una canción paródica narrada desde el punto de vista de un científico loco que ha creado un monstruo bailongo, con menciones a Drácula, el Hombre Lobo, fantasmas y zombis.

Alternativa: Screamin’ Jay Hawkins: I Put a Spell on You

 

2 Blue Oÿster Cult: (Don’t Fear) The Reaper (Agents of Fortune, 1976)

Escrito y cantado por el guitarrista principal de la banda, Donald ‘Buck Dharma’ Roeser, la canción se creó alrededor de un riff de guitarra repetitivo, mientras que la letra habla del amor eterno y la inevitabilidad de la muerte. Dharma compuso la canción mientras imaginaba una muerte temprana para sí mismo. Según su autor, “sentí que había tocado algún tipo de fibra en la mente de la gente cuando se me ocurrió la letra. Me consternó un poco cuando me di cuenta de que algunas personas lo veían como un anuncio de suicidio o de algo que no era mi intención en absoluto. Se trata de no tenerle miedo [a la muerte]”.

Alternativa: Creedence Clearwater Revival: Bad Moon Rising

 

3 Rolling Stones: Sympathy for the Devil (Beggars Banquet, 1968)

La letra de este clásico de la banda inglesa fue inspirada por el libro El maestro y Margarita, obra del escritor ruso Mijaíl Bulgákov que la cantante británica Marianne Faithfull le regaló a quien por aquel entonces era su novio, Mick Jagger. Algunos de los acontecimientos históricos que se mencionan en su letra son la crucifixión de Jesús, la Revolución Rusa, la Segunda Guerra Mundial, los asesinatos de los Kennedy, la Guerra de los 100 Años o el Holocausto. Según Keith Richards, “habla del hecho de enfrentarse y mirar al diablo a la cara. Él está ahí todo el tiempo. Yo, personalmente, he tenido un estrecho contacto con Lucifer, me he encontrado con él varias veces. La gente malvada tiende a esconderse y no mostrarnos su horrible cara”.

Alternativa: Jimi Hendrix: Voodoo Child

 

4 Mike Oldfield: Tubular Bells (Tubular Bells, 1973)

Desde luego que la intención de Mike Oldfield al componer y editar el disco que lanzaría su carrera y, también, la del sello Virgin y el imperio empresarial de su responsable Richard Branson, no fue para nada la de infundir terror o que se relacionase con el mundo de los muertos. Pero desde que su director William Friedkin optó por escogerla como banda sonora de El exorcista después de escuchar un fragmento del disco por casualidad, nada volvió a ser igual, y es difícil escucharla sin recordar algunas de las escenas más terroríficas de la historia del cine.

Alternativa: Meat Loaf: Bat out of Hell

 

5 Talking Heads: Psycho Killer (Talking Heads, 1977)

Cuando se editó como single en diciembre de 1977, “Psycho Killer” se asoció al instante con el asesino en serie contemporáneo David Berkowitz. Aunque la banda siempre insistió en que la canción no se había inspirado en sus crímenes, lo cierto es que su lanzamiento vino marcado por una macabra sincronía. Según David Byrne, “empezó como el relato de un asesino de sus homicidios. Me imaginé a Alice Cooper haciendo una balada tipo Randy Newman. Tanto el Joker como Hannibal Lecter son más fascinantes que los buenos”.

Alternativa: Suicide: Frankie Teardrop

 

6 The North American Halloween Prevention Initiative: Do They Know It’s Halloween? (single, 2005)

El “Thriller” de Michael Jackson está demasiado manido, así que optamos por esta parodia de un grupo de músicos que se hizo llamar Iniciativa para la Prevención del Halloween Norteamericano y que publicó un single benéfico parodia del “Do They Know It’s Christmas?” que obedecía al “sentimiento de frustración generado por la condescendencia etnocentrista de campañas similares”. Músicos de Arcade Fire, Sonic Youth, Redd Kross, Yeah Yeah Yeahs o Islands, junto a Beck, Devendra Banhart, Malcom McLaren o Feist, cantaban cosas como “El resto del mundo no comparte nuestra preocupación / por erradicar este gran problema / Letonia, Laos, Chad, Perú… ¡necesitamos vuestra ayuda! / De lo contrario nunca entenderéis / el temor al que nos enfrentamos una vez al año / ¡Tenemos miedo a la Noche de Todos los Santos!”.

Alternativa: Michael Jackson: Thriller

 

7 Nick Cave: Henry Lee (Murder Ballads, 1996)

Solo por haber grabado un disco entero dedicado a las ‘baladas (o historias) de asesinatos’, Nick Cave tenía que estar aquí, y aparece con aquella canción que definió como “una historia sobre la furia de una mujer despreciada”. Este tema tradicional, cuyo origen se remonta al siglo XVIII, narra la historia un hombre que le confiesa a la mujer con la que va a tener un hijo que está enamorado de otra más hermosa. Ella lo persuade para que beba hasta emborracharse y a continuación lo apuñala hasta matarlo, arrojando su cuerpo al río. Cuando es descubierta, confiesa y acaba siendo quemada en la hoguera.

Alternativa: The Cure: Lullaby

 

8 Warren Zevon: Werewolves of London (Excitable Boy, 1978)

La idea de la canción partió de Phil Everly (de The Everly Brothers), quien, después de ver la película El lobo humano (1935), sugirió a Zevon que adaptase el título para una canción y un baile. Para ello contó con la ayuda de LeRoy Marinell y el guitarrista Waddy Wachtel, quien imitó el aullido de un lobo (“Auhhhh!”) que acabó incorporando al estribillo. Wachtel también le añadió algunas estrofas, como la más conocida que abre el tema y que fue elegida en la BBC por votación popular como la mejor línea de inicio de una canción: “Vi a un hombre lobo con un menú chino en la mano / Caminando por las calles del Soho bajo la lluvia”. Aunque solo tardaron 15 minutos en escribirla, necesitaron 59 tomas para grabarla como querían, calificándola Wachtel como su propio Apocalypse Now. De hecho, justo antes de que el álbum fuera editado, Zevon volvió sobre la canción, agregando la enigmática línea final: “Vi a un hombre lobo bebiendo una piña colada en el Trader Vic / Y su cabello era perfecto”.

Alternativa: Lou Reed: Halloween Parade

 

9 Ramones: Pet Sematary (Brain Drain, 1989)

Stephen King, fanático de los Ramones, los invitó a su casa de Maine. Durante la visita, le entregó a Dee Dee Ramone una copia de la novela Pet Sematary, y el bajista se retiró al sótano. Una hora más tarde, apareció con la letra de la canción homónima, basada en la historia de una familia que se instala en una casa cerca de un cementerio de animales y de un antiguo cementerio indio en el que, según la leyenda, los que están enterrados allí regresan a la vida. La canción formó parte también de la banda sonora de la adaptación de la novela al cine, titulada en España Cementerio viviente.

Alternativa: The Cramps: I Was a Teenage Werewolf

 

10 The Fuzztones: Happy Halloween (Monster A-Go-Go, 1992)

Fanáticos de las películas de terror y monstruos, no es de extrañar que uno de los discos de The Fuzztones se titulase Monstruos a go-gó. Aquel cuarto disco suyo, repleto de terrorífico garaje rock, tenía otros títulos como “Jack el Destripador”, “Todo negro y peludo”, “Los restos de Charlotte”, “Cena con Drac”, “Noche del fantasma”, “La bruja”, “Ingresó cadáver”, “Morador del sótano”, “Soy el hombre lobo”, “Yendo a un cementerio” o “Noche del Vampiro”.

Alternativa: The Dream Syndicate: Halloween

 

BONUS TRACK

Quedan para el final dos artistas internacionales que en su día decidieron cantar en un muy particular español un par de canciones ‘monstruosas’.

 

Jonathan Richman: Vampiresa mujer

 

Los Straitjackets, The Fleshtones & Southern Culture on the Skids: Qué monstruos son

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *