CAMPUS GALICIA ENTREVISTA MO SOLID GOLD

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA MO SOLID GOLD

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2001 


Mo Solid Gold, nuevas vías

 

Mo Solid Gold serán en Lugo los teloneros de Ocean Colour Scene. El cartel está bien escogido y no podría ser mejor, salvo por una única cuestión: a día de hoy, Mo Solid Gold podrían encabezar cualquier actuación por sí solos. Delante de ellos, tras la edición de su primer disco, Brand New Testament, en el que triunfa el rock clásico con retazos de soul, se abre un largo camino.

 Antes de esta nueva andadura, parte de sus componentes formaron parte de These Animal Men, grupo de canciones potentes y no demasiada suerte.  Nos responden Julian, el guitarrista, que ya estaba en aquella banda, y K, su carismático cantante de color, fichaje en esta nueva aventura.

 – Julian, cuando buscabais un nuevo cantante, ¿cuáles fueron las cualidades de K para decidiros por él?

         – Julian: Buscábamos a alguien, pero también esperábamos alguien que nos buscase a nosotros. Había una ligera idea de cómo sería nuestro estilo, pero nada comparable a lo que luego llegó a ser. La principal cualidad que buscábamos era que alguien nos inspirase, y eso fue lo que ocurrió.

         – K: Cuando me presenté pensé que mi misión era hacerles imposible rechazarme. Pero también tenían que gustarme ellos, e instintivamente lo sentí así. Además, tenía que gustarme la música de una forma que pudiese incorporar textos e improvisar algo. ¡Y resultó! Fue realmente cosa de vida o muerte, un momento de ahora o nunca. Vi su anuncio por casualidad y sentí una señal, así que fui a por ello. Y no me preguntes qué aporte al grupo, porque es muy difícil decirlo sin sonar como un estúpido arrogante.

– Habéis llamado a vuestro sello discográfico “Raise Your Hands” –“Levanta tus manos”-, así que creo que hay algo más que un sonido de guitarras en vuestras canciones…

– J: Creo que hay una dimensión espiritual o religiosa en el sonido del órgano Hammond. El álbum y la música son comentarios sobre la condición humana, como si todos tuviéramos un cuerpo exterior y nos parásemos a mirarnos a nosotros mismos desde fuera. El disco tenía ese sentimiento del blues antiguo, ya que trata de Dios, el sexo, el dolor, y de cómo llegar de un extremo al otro del día asegurándote que eres feliz.

– Tenéis mucha fuerza en directo y habéis ganado muchos seguidores en vuestras actuaciones. ¿Creéis que se ha mantenido el espíritu del directo en el disco?

            – K: Parte se ha mantenido. Es algo difícil de decir. Mi banda favorita, Fishbone, que eran una inmensa banda en directo, y son un grupo al que los Red Hot Chili Peppers le deben mucho, nunca trasladaron la fuerza del directo a sus discos. De todas formas, un día haremos un disco en directo y ya veremos.

– J: Nunca pretendimos lograr eso, sino conseguir un sonido real y el sentimiento de las canciones. Suena fuerte, tiene un ritmo potente, y no es tan melodioso que insulte. No queremos tratar al oyente con condescendencia. La razón por la que editamos una versión en directo de “Prince Of A New Wave” como nuestro primer single es que estábamos aburridos de esperar a que saliera el disco. Lo más importante es que cuando editemos un disco en directo tengamos ya una gran audiencia enfrente. En aquel single el público eran cuatro gatos. Lo más importante es que todo el mundo conozca la melodía en el auditorio en el que estemos.

         – K: Sí, y que el sentimiento se haga con todo.

 – Tenéis el mundo a vuestros pies. ¿Qué esperáis conseguir en vuestra carrera?

         – J: Es algo que nos preguntan mucho. La gente esperar oírnos decir que queremos ser millonarios, llenar grandes recintos y convertirnos en estrellas del cine. Pero no es algo para mí: me basta con que el grupo siga, porque creo que tenemos algo especial. Cuando digo seguir, quiero decir tener dinero para comer y cosas así.

         – K: Me gustaría que el grupo progresara. En relación a dónde podríamos llegar, todavía estamos en la edad del pavo: grabamos nuestro primer disco y el reto es mejorar lo que hemos hecho. Tenemos que pensar si hemos logrado nuestra meta y pensar que no, para seguir adelante, escribiendo buenas canciones y tocando cada vez mejor. Todos los artistas que me gustan me dejan sin habla y nosotros queremos lograr eso.

 – ¿Tenéis algún tipo de máximas en vuestra vida diaria?

– J: Sí. Charlton Heston dijo: “Siempre hay sitio para otra buena.”

           – K: Tengo una: “Haz lo que quieras sin fastidiar a nadie.” Y otra más: “¿Dónde diablos está Ringo?”

Xavier Valiño

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *