CAMPUS GALICIA ENTREVISTA CON CARLINHOS BROWN

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA CON CARLINHOS BROWN

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2003 


Carlinhos Brown, en portuñol

 

“Amigos de España: quiero desearos muchas felicidades y que siempre nos encontremos en la calidad del vivir, en el respeto a los familiares, en el encuentro en la esperanza, en el deseo de que siempre haya paz entre nosotros. Y por encima de todo, una base cultural en el respeto a las tradiciones, sin miedo a ser feliz. Muchas gracias y te invito a cantar y a bailar en un concierto de Carlito Marrón. ¡Baila que é bom que iguala!” Así se presenta Carlinhos Brown, ahora con una reencarnación española. 

“Carlinhos Brown es Carlito Marrón: el resultado de un proceso de re-latinización”, dice el cantante. “Salvador de Bahía es una encrucijada del mundo porque aquí confluyen el tráfico de esclavos, la invasión holandesa y los yorubas, angoleños, jejés, fon, marrín, abakuá… Y también los sajones, ibéricos, libaneses y gente del mundo entero”.  

Carlito Marrón es el segundo heterónimo elegido por aquel niño que nació en Bahía a principios de los 60. Y explica sus razones: “Es una manera de decir a la gente la influencia que tengo de la chanchada y de los rumberos. Tengo raíces en varias partes del mundo y ganas de comunicarme con España, con los latinos, con el mundo”. Para ello, Carlinhos Brown incluso se ha inventado el “portuñol”, una manera de expresarse a través de la mezcla de idiomas.  

El nuevo álbum de Carlinhos Brown, Carlito Marrón, contiene 13 canciones que muestran su increíble pluralidad musical y en las que Brasil, Cuba, África y España se mezclan con esa avalancha de ideas que caracteriza al bahiano.  En él demuestra que es posible superar las barreras que han llevado a la música a estandarizarse en todo el mundo. Carlito Marrón es la nueva inquietud de un agitador inquieto. Y quien mejor puede explicar su música es el mismo Carlinhos Brown. Escuchemos.

1 Carlito Marrón:

“Tenía ganas de traducir mi nombre de Carlinhos Brown a Carlito Marrón como una forma de aclarar las influencias que tengo de los rumberos. También quería agradecer a mi padre que me cantó rumba, a mi maestro que me enseñó a tocar los bongós. Para ellos hice esta canción que habla de un niño sin futuro que encontró su camino, su mundo y a su compañera Merlita Monroe. Carlito Marrón no es Charlie Chaplin y Merlita Monroe no es Marilyn Monroe, pero hablo de lo que significan para el inconsciente colectivo. Si estuviesen aquí serían mestizos, neohippies con mochilas a la espalda. Una pareja muy linda. Empecé a desarrollar la canción y llamé a Arnaldo Antunes: Tengo dificultades con este tema, ¿Quieres trabajarlo conmigo? Fui a casa de Arnaldo y lo acabamos mezclando portugués, yoruba y español. Puede que sea portuñol, un decir no a la colonización equivocada, un anuncio del cambio”.

2 Cumbiamora:

“Había llamado a Andrés Levin: Mira Andrés, quiero hacer una cumbia, mezclar la capoeira con unas batidas. La cumbia es un ritmo que a los brasileños les parece ramplón, pero al final se parece a las batidas que hacemos aquí como una influencia africana. Es de las mejores mezclas que hay en el disco, algo que jamás se ha hecho y que salió de manera natural, sin ninguna presunción. Cumbiabina es un sonido que tenía en la cabeza, una forma de expresar aquello que resulta imposible con palabras. El sonido traduce mucho mejor que la palabra el verdadero sentido del amor. La palabra es un código para facilitar el conocimiento, pero el sonido ayuda a comprender los sentimientos”.

3 Aganju:

“Compuse esta canción como cuando homenajeamos a la amada. No quise decirle solamente te amo; quise decir aganju. Quiero recuperar el sentimiento de la familia que es el blanco de las guerras, de los problemas sociales. Creo que es necesario proteger más a la familia y entonces digo aganju”.

4 I Wanna Lu:

“Quería hacer un homenaje y un agradecimiento a España, pero no en tonalidad menor, como en el flamenco. Quería hacer una canción en mayor y que incorporase toda la influencia que tengo de las músicas del mundo de una manera natural. Dicen que tiene influencia de los Beatles, pero a mí no me lo parece. Nunca escuché a los Beatles y cuando lo hice los odié porque no tenían swing. Me gustaban mucho más Renato e os Blue Caps, que hacían versiones de ellos. Eran negros, tenían un balanceo mucho más peculiar  y pensábamos que eran los Beatles los que imitaban a Renato e os Blue Caps”.

5 Baby Groove:

“Es una música que intenté hacer para no huir totalmente del lenguaje que tenemos en el pop brasileño, que viene de la bossanova, de la música africana, del axé, de influencias de todo el mundo. Decidí tocar yo mismo el bajo, la batería y las guitarras para que fuese absolutamente personal. Puede que sea la canción más Brown del disco”.

6 Ifá de Copacabana:

“Es una forma de enfocar el Brasil latino que creo que está más cerca de Río de Janeiro. Si existe en Brasil un lugar latino que se parezca a Miami, es Río. Bahía se parece más a un rincón de África, a Portugal. Hablo de esto y la música la compuse con Davi Moraes y Arnaldo Antunes”.

7 clima quente:

“Necesitaba unir Cuba y Bahía porque los bahianos estamos enamorados de Cuba y los cubanos de Bahía. Invité a Angá y a Papi Oviedo a tocar las congas y el tres y todo el mundo se unió jugando y bromeando: ¡Eh, Carlito Marrón! Fuimos jugando hasta alcanzar este clima caliente de verdad, hecho por personas que nacieron en los trópicos y que traen esa felicidad que viene del sol, que emana de las aguas, de esos mares extraordinariamente bellos que tenemos en el trópico. Es una forma de decir que el mundo pertenece al mundo, que cuando en Europa hace frío podéis venir aquí a daros un baño. Que la gente tenga acceso a divertirse con esta canción que tiene una palabra clave: bailaquebonquiguala, baila que è bom que iguala”.

8 Juras de samba:

“La compuse con ese enfoque que buscaba para el disco, para hablar de las familias. Hablo de una relación entre dos personas que no es de matrimonio, pero hablo del amor que se puede sentir hacia otra persona y de la forma que dure para siempre. No es una visión católica ni religiosa; simplemente hablar de que el hecho de vivir a dos es muy agradable. Es un samba pero eliminé las percusiones típicas, invitamos a un pianista clásico (Teca Gondim), toqué el vibráfono e hicimos la base. Pensé: necesito una música en español.  Y llamé a Ángel Díez, un cineasta español que vive en Brasil. Es una composición entre un músico y un cineasta, una comunicación a través del sonido. Y para que fuera completo, llegó esa cantante maravillosa que es Rosario Flores, una persona que me ha encantado conocer y que tiene un fuego gitano que se parece al de la gente de Bahía, alegre, festivo, sencillo. Fue maravilloso mi encuentro con Rosario, saber que le ha gustado mi música. Ella eternizó Juras de samba.

9 Talavera:

“Hay una cárcel femenina en Río de Janeiro que se llama Talavera, igual que una ciudad española. Canté en la ciudad, pero no en la cárcel. La canción comienza con un sonido que tiene sentido de libertad no falsa ni banal. También se ha banalizado la palabra paz. Hablo de la voluntad de esa gente que está presa, muchos de ellos sin ser culpables, pero que no pueden salir porque no tienen dinero para pagar un buen abogado. También pensé en la mujer brasileña, la más desasistida socialmente para desarrollarse. Se queda embarazada muy joven, es explotada sexualmente y muchas veces acaba en la prostitución. No tengo nada contra la prostitución, pero creo que para escoger este camino se debe ser mayor de edad y elegirlo libremente. En Talavera hay mezcla de sonidos, de palabras. Hablo de Ganga, Oxalá, Xangô, entidades divinas que iluminan y a las que tengo el máximo respeto”.

10 My Honey:

“Es una canción de autoestima que habla de la vida, de lo positivo de vivir. Sencilla de cantar, la terminé al regresar de España y cambié el estribillo por el vale español. Vale carnavale. Europa va a pasar por una carnavalización y yo voy a estar allí. Quiero ver las calles europeas y brasileñas llenas de gente divirtiéndose, encontrándose, confraternizando y no sólo hablando mal del gobierno y quejándose de la sociedad. Es necesario que la alegría abrace el mundo, que llegue a las estrellas y no se quede dentro de las discotecas y las casas. Necesitamos celebrar la felicidad porque creo que estamos demasiado incómodos con las tristezas y los dolores de este mundo”.

11 Yabá:

“Estamos en el año de las Yabás, que son los orixás femeninos. Yansan, Oxum, Yemanjá, Nanâ, Euá… Compuse esta canción para homenajear a estas entidades femeninas y el carnaval de Bahía hace este año un homenaje a la mujer, a las Yabás.  Es una canción carnavalesca que espero tocar pronto en las calles y hasta en las casas”.

12 Conga e bongô:

“Dentro de este proceso de re-latinización, necesitaba incluir en el disco la gafieira, que viene de Brasil. Mezclé gafieira y rumba porque me gustan las cosas que parecen antiguas pero que no lo son. No hablo de salsa, que no me gusta. Lo mío es la rumba, el guaguancó y, como máximo, el mambo, cha-cha-cha y guaracha. Necesitamos lo nuevo junto a la tradición, porque sin base el mundo no se levanta. Y para bailar, lo mejor es una buena base. Conga e bongô es para que ustedes la bailen”.

13 Alá A A:

        “Es una canción que puede significar la edad del momento. De este momento en el que los anglosajones parece que están contra Alá o contra Dios. Y no, no veo eso. Creo que sentimos la falta de la presencia de un Dios, de ese ser virtual pero que está en la fe, en el corazón y en la voluntad de paz. Es algo con lo que se puede contar siempre y Alá A A tiene eso: No se acaba la opresión sin cambiar el corazón. Imagino un nuevo Cristo que venga del metro, con otra idea de la evolución para la gente”.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *