CAMPUS GALICIA DISCO PAULINE EN LA PLAYA

CAMPUS GALICIA DISCO PAULINE EN LA PLAYA

ULTRASÓNICA

DISCOS 2003


PAULINE EN LA PLAYA: Termitas y otras cosas (Subterfuge)

        Pocas veces uno se emociona con una crítica discográfica. Y eso es, exactamente, lo que nos ha ocurrido con el comentario de Nacho Vegas de este disco. Por eso consta aquí íntegramente:

        "Probablemente una de las peores cosas que te pueden pasar con un disco –y en verdad una de las más frecuentes– es que al escucharlo no se te ocurra nada. Ya no hablo de sentir; simplemente que no se te pase nada por la cabeza. Que te quedes con cara de bobo, como preguntándote "y esto, ¿por qué?". Pues bien, llevo dos semanas escuchando el nuevo álbum de Pauline En La Playa y tengo que decir que se me han ocurrido montañas de cosas. Se trata sin duda de una de esas raras ocasiones, y escribir acerca de la preciosa anomalía que supone esta docena de canciones como soles es todo un placer, aunque no resulta tarea fácil: la mayor parte de esas cosas son tan extrañas y absurdas como extraña y absurda es una buena canción, y me resultaría imposible transcribirlas aquí o en parte alguna (salvo quizás en otra canción). Del resto sí puedo hablar, por lo que me vais a permitir que os cuente algo, un poco, de lo que se me ocurre cuando escucho Termitas y otras cosas.

        Por ejemplo, se me ocurre que este es uno de esos discos que deben ser escuchados con cascos, con unos de esos tan grandes que con ellos tu cabeza parece la de un insecto, y a oscuras, porque de ese modo cuando escuches "Pasos de ratón", los pizzicatos serán exactamente lo que quieren ser, y se me ocurre que Alicia y Mar Álvarez son una versión femenina y adulta de Zipi y Zape y que escriben sus canciones desde su particular cuarto de los ratones. En la oscuridad pero sin miedo. Y entonces tienes que volver a poner el disco desde el principio, desde "Cuento quitamiedos", donde ellas ya habían adiestrado a dos roedores que las acompañan tocando con maestría el saxofón y el vibráfono.

        Se me ocurre también pensar en una tienda que existía hace años en una calle del centro de Gijón. Como no tenía nombre todos la llamábamos por el de su dueño, Oscarín, que a la sazón era todo un personaje. Era un local oscuro, polvoriento e inexplicable, porque en él se vendían los objetos más variopintos e inverosímiles, desde un cepillo de dientes/calculadora hasta una mofeta disecada, pasando por una bañera con motivos tropicales. Y esto viene a cuento porque este disco se me antoja un poco como la tienda de Oscarín: un desván lleno de cosas pequeñas e insólitas; una despensa repleta de alimentos con vida propia; mujeres que se convierten en erizos del tamaño de un dedal; mecheros que hacen las veces de calefacción; tripas que suenan como Samuel Barber. Y se me ocurre que a partir de ahora yo las voy a llamar Oscarín en la Playa, hala.

        Se me ocurre que cada canción es una pizca de ellas. Se me ocurre que en algunos momentos las termitas me podrían recordar a Mecano si los hermanos Cano hubieran tenido alguna vez el gusto para las letras y los arreglos que a las hermanas Álvarez les sobran.

        Se me ocurre que los mejores versos que he escuchado este año en una canción están en uno de los estribillos de este disco, y dicen: "Quien me quiera / que me compre una bañera", y que podrían haber sido escritos tranquilamente por Gloria Fuertes o por Carmen Santonja. También es precisamente "La bañera", con su aire entre la bossanova y el bolero, la que me hace pensar que quedaría muy bien en un dramón de Almodóvar, y ya puestos se me ocurre invitar a cualquier lector a partir de ?3 años a imaginarse a Mar o a Alicia cual Victoria Abril en la escena de la bañera de Átame. Para que luego digan que en los discos de la escena independiente hay drogas a tutiplén pero muy poco sexo. Y claro, se me ocurre que habría que instaurar el día de San Pauline, en el que la gente que se quiera se regale sólo bañeras (igual empezamos perdiendo, pero luego iban a venderse solas).

        Se me ocurre que se me tiene que ocurrir escuchar "Rumbo norte" cuando yo también esté lejos de Gijón, o mejor cuando esté lejos de cualquier parte.

        Son estas y otras cosas las que se me ocurren continuamente."

Nacho Vegas (trascripción: Xavier Valiño)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *