CABO DE GATA, ANDALUCÍA

Cabo de Gata, último reducto en el Mediterráneo

 

viajes_CABO_DE_GATA_3_CALAS

Paisajes desérticos, salinas, flamencos rosados, cortijos, calas solitarias, acantilados, humedales, estepa litoral, sierras volcánicas, dunas, caminatas entre molinos… Cabo de Gata, al Este de Almería, es uno de los lugares más interesantes y menos conocidos del Mediterráneo.

 

Parece increíble, pero es cierto. A orillas de la cloaca de la Europa del Sur, el Mar Mediterráneo, aún existe un paraíso como es Cabo de Gata, un Parque Natural que fue declarado como tal por el Gobierno andaluz hace ahora quince años.

viajes_CABO_DE_2_FLAMENCOS

En sus 40 kilómetros de longitud viven poco más de 3000 habitantes. El agua es el bien más preciado, algo lógico en el lugar más seco de Europa, que recibe más de 3000 horas de sol al año y cuyas temperaturas no bajan nunca de los 10 grados. Junto a la escasez de agua dulce, el predominio de las grandes propiedades y la falta de comunicaciones decentes han hecho posible que esas tierras se hayan mantenido ajenas al turismo. Sólo se encuentran calas remotas y zonas ideales para el senderismo.

Así que nada mejor que empezar conociendo el parque a pie o, como mucho, en bicicleta, tal vez el medio ideal. El libro Andar por el Cabo de Gata contiene abundantes sugerencias sobre rutas, con una información muy completa y sus correspondientes planos.

Sahara hispano

El paisaje se asemeja a las tierras del Norte de África, con sus rocas volcánicas y su aridez, siendo el principal macizo volcánico de la Península,  aunque lo más característico son sus molinos, sus norias y sus cortijos, abandonados en una gran parte.

 

CABO_DE_GATA_1_MOLIINO

El Parque Natural tiene dos entradas por carretera: San Miguel, que lleva al Faro y al Cabo de Gata por una pista sin salida, y San José, en dirección a la Vela Blanca, a lo largo de una pista de tierra que pasa por las increíbles playas de Los Genoveses y Monsul, escenario ocasional de películas como la saga de Indiana Jones de Steven Spielberg.

 

Paraíso natural 

Ochenta especies de aves pasan anualmente por el parque, haciendo escala en su ruta europea-africana, entre ellas la avoceta, el cormorán moñudo, él águila perdicera, el búho real, el correlimos, la lavandera boyera, el roquero solitario… También se cuentan unas 1000 especies vegetales, algunas propias del Parque como la zamarrilla, el dragoncillo del Cabo y el azufaifo. Y eso no es todo: en sus seis reservas marinas se cuentan más de 1000 especies distintas entre flora y fauna, todo un lujo para el submarinista.

Un lugar interesante son las Salinas de San Miguel, que ya eran explotadas por los fenicios, y su observatorio de aves, desde el que se puede contemplar, sin molestar ni llamar la atención, la amplia colonia de flamencos rosados. El mismo centro de Recepción de Visitantes, en la carretera de acceso al Parque desde Almería, proporciona toda clase de información sobre la fauna y los lugares más aconsejables para su observación.

Otros lugares de interés son el abandonado poblado minero de Rodalquilar, con sus yacimientos de oro, que fueron explotados desde tiempos de los romanos hasta el año 1966, o las curiosas formaciones que el mar ha ido labrando en las rocas a lo largo de los siglos en Los Escullos.

Los que busquen el descanso al sol tienen aquí playas vírgenes y sin urbanizar, casi desiertas, en las que el nudismo es más que habitual. El Barronal y todas las calas que rodean al Faro son lugares  en los que la arena y el agua cristalina están reñidas con el bañador.

 

CABO_DE_GATA_4_ROCAS

 

La más concurrida de las playas naturistas es la Cala San Pedro. No deja de ser curioso, ya que para llegar a ella hay que recorrer un largo, aunque bello, sendero de unos seis kilómetros desde Las Negras, entre pequeñas colinas y hermosas vistas, a menos que se disponga de barco. En las inmediaciones de la playa viven un conocido ermitaño y un reducido grupo de hippies que pintan su cuerpo de color naranja, de la misma forma que hacen en Ibiza.

Conviene llevar siempre a mano la cámara, unos prismáticos y la cantimplora en todo momento. Y, para redondear el día, no hay nada como encargar una paella en alguno de los chiringuitos más remotos y tenerla esperando al final de la tarde, mientras se contempla la puesta del sol.

DATOS ÚTILES:

– Oficina de Interpretación del Parque y Centro de Recepción de Visitantes: 950-160435

Mapas y libros:

– Andar por el Cabo de Gata, Editorial Penthatlon.

– Guía-mapa del Cabo de Gata.

– Guía visual de Níjar y Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, Editorial Rosa Osuna.

Alojamiento:

– Tres campings: San Miguel de Cabo de Gata (950-160443), Tau (en San José, 950-380166) y Los Escullos (950-389811).

– Albergue Juvenil, en Almería, al nivel de un hotel y con precios más económicos (950-269788)

– Albergue Juvenil de San José (950-380353)

Tapas en Almería:

– La Cabaña del Tío Tom: pinchos increíbles a precios de risa.

– Crifer: variedad infinita de pinchos.

– Andaluz: tapas, medias raciones y raciones.

(1995)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *