BURGAS BEAT

Burgas Beat, El Rey de los Veranos vs. El Capitán Invierno

 

 

 

 

  

Quien los conoce, los venera. Desde sus inicios, Cosecha Roja, su grupo previo, ha tenido seguidores incondicionales. Hace unos años se transmutaron en Burgas Beat, grupo con el que, básicamente, siguen haciendo las mismas -grandes- canciones. Puede que aún sea un buen momento para que alguien más se sume a la causa, si es que no los conoce aún. Ahora editan su segundo álbum, tercero si tenemos en cuenta Clic, el que grabaron con otro orensano tocado por la gracia de las guitarras, Magín Blanco. El disco de titula Todo lo que vamos dejando detrás y solo se ha editado en vinilo. Javier Doforno -Dofo- (guitarrista) y Carlos Rego (cantante y guitarrista) nos lo presentan.   

 

¿Ha llegado el grupo a un momento de total libertad, en el que os podéis permitir grabar lo que os parezca y cuando os apetezca o eso ha sido siempre así?

– Javier (J): Hemos grabado lo que hemos querido en todo momento, con la única limitación del presupuesto. Nunca hemos tenido contrato discográfico alguno y por lo tanto nunca ha habido condicionantes “empresariales” a la hora de hacer música. Siempre hemos sido libres. Pobres pero libres.  

 

Desde el anterior disco han pasado cuatro años, pero creo que habéis estado en varios frentes, valorando la posibilidad de grabar un nuevo disco con Magín Blanco, participando en tributos como el no editado a Los Pistones, con la reedición de Cosecha Roja… Supongo que eso quita tiempo, pero tampoco os lo tomáis todo con rapidez y no vivís en el mismo lugar.

– J: Necesitamos estar siempre ocupados en algo. Tener una meta clara y definida, por humilde que ésta sea, nos permite mantener la tensión de trabajo. Pese a no vivir en la misma ciudad y tener todos nuestras propias ocupaciones laborales, en todo este tiempo hemos hecho todo eso y más, como nuestra participación en el libro-disco editado en el aniversario de los 50 años de A Esmorga, la maravillosa novela de Eduardo Blanco Amor. A día de hoy seguimos alimentando proyectos en nuestras cabezas. Y sí, es cierto que tenemos nuestro particular ritmo. Somos de combustión lenta. 

 

Todo lo que vamos dejando detrás es algo más que un mini-LP pero no llega a un álbum. ¿Por qué ocho canciones? ¿Se trata de una razón estrictamente económica?

– Carlos (C): Ni más ni menos. Podríamos justificarnos con que nos gustan los discos cortos, o el desperdicio de canciones en tantos CDs inacabables, o la vuelta a la duración clásica de los discos, pero en realidad se nos acabó el poco dinero que teníamos, y por una vez nos lo gastamos en la mezcla final, a la que dedicamos más tiempo de lo habitual en nosotros. De todas maneras, el disco dura algo más de media hora, y hay muchos ejemplos de discos más cortos y con más canciones, y al contrario. Podrían haber entrado un par de canciones más, pero éstas dan una idea muy ajustada de lo que somos. 

 

El disco se edita con la ayuda y participación de la discográfica Rock Indiana, la editorial Que Queres y la tienda de discos Peggy Records de vuestra ciudad, Ourense. ¿Es difícil una edición así, a tres bandas? ¿Cómo participa cada uno?

– J: Ha habido algunos pequeños problemas de coordinación y ajuste de plazos que se han solventado sin excesivos apuros. Carlos, de Peggy Records, siempre está a nuestro lado dispuesto a ayudar y su opinión en todos los ámbitos es tenida muy en cuenta por todos nosotros. Lo mismo se puede decir de Xabier Graña, el organizador del Xiriapop, que con Que Queres ha querido participar desde el primer momento en este disco. Por último, conseguimos contar también con Rock Indiana. Pensábamos que cuantos más, mejor. Así la inversión de cada uno es mucho más llevadera.

 

Por fin editáis en vinilo. Supongo que era algo largamente anhelado por el grupo.

– J: Ya editamos en vinilo como Cosecha Roja durante los 90, y ahora lo que queríamos era hacer una edición lo más hermosa posible, algo que mereciese realmente la pena y que quedase para el recuerdo, porque no sabemos si será lo último que hagamos. Además, quisimos hacer coincidir la edición con el Record Store Day como nuestra pequeña aportación a la reivindicación de la música tal y como la hemos conocido los que ya tenemos una cierta edad. Un universo en el que hemos crecido y que nunca volverá a ser como antes. Por todo ello, la edición de Todo lo que vamos dejando detrás no podía ser de otra manera que no fuese en vinilo.  

 

Tras el disco a medias con Magín Blanco, de hace cuatro años, ¿había ganas de recuperar la electricidad en las guitarras?

– J: Soy de la opinión de que nunca la hemos perdido, sino que la hemos ido matizando y adornando. Ampliando la paleta de colores, como diría un pintor. De todos modos, sí es cierto que en este disco hay una manifiesta intención guitarrera. Las canciones nos lo pedían y nosotros les hicimos caso, porque las canciones son como los niños, siempre dicen la verdad.

 

Curioso, porque la reconversión de Cosecha Roja a Burgas Beat se hizo para grabar canciones más acústicas.

– J: Me remito a lo anterior. Me parece que la reconversión no fue tan rotunda. Cuestión de matices.

 

¿Y cuánto tiene que ver en ello la turbulenta situación actual que nos rodea? ¿Empuja eso a ser más fieros, más rabiosos? ¿Se traduce eso en vuestro ánimo?

– J: El disco no tiene un discurso político evidente, pero creo que de alguna manera es revolucionario. Por supuesto que no vivimos en una nube, ajenos a toda la mierda que ya nos llega al cuello. Y la situación actual da para rabia, fiereza y mucho más. Pienso que tenemos que intentar cambiarla cuanto antes o ya no la cambiaremos nunca. De lo que estoy convencido es que toda revolución comienza por uno mismo y eso sí que ha quedado plasmado en estas canciones. Y desde esa óptica hemos grabado este disco: sin concesiones, sin reparos, sin guardarnos nada. Porque no sabemos qué va a pasar mañana.  

 

¿Pensáis que con el tiempo ha cambiado lo que queréis contar en vuestras canciones o más bien la forma de hacerlo?

– J: Carlos siempre ha hablado en sus canciones de lo íntimo y lo cotidiano, de lo que hay más próximo a uno. No creo que eso haya cambiado mucho en todo este tiempo.

 

A estas alturas, tras más de 25 años componiendo y grabando canciones, supongo que ya tenéis muy claro cuál es vuestro sonido, cuáles son vuestras canciones, y que lo que se trata es de pulir eso y hacer pequeñas variaciones.

– J: Lo que permite el paso del tiempo es conocer las propias limitaciones. Querer ir más allá de ellas depende básicamente de la voluntad, y eso nunca nos ha faltado. Y todavía seguimos exprimiendo la naranja. No dejamos de buscar, porque hemos aprendido que un pequeño cambio, como subir o bajar medio tono una canción, puede cambiarlo todo.   

 

 

 

 

 

Las letras que os salen más habitualmente tienen una carga de nostalgia, añoranza, intimismo, incluso tristeza. ¿También se trata en este aspecto de pulir lo ya trabajado anteriormente porque es donde mejor os sentís?

– C: Es difícil decidir sobre lo que uno quiere escribir. Nunca he sido muy prolífico, y tampoco muy profesional, en el sentido de sentarme a escribir con algo específico en mente. Alguna vez hice intentos de alejarme de los temas habituales en nuestras canciones, pero no me salieron cosas que me gustaran, y la opción que prefiero es la búsqueda de imágenes diferentes para acabar contando lo de siempre. Al final, son frases sueltas las que dan el tono de las canciones, y esas aparecen prácticamente de la nada. 

 

Aunque ya lo habíais tratado con anterioridad, ¿puede ser que en este disco haya mayor preocupación por el paso del tiempo? Imagino que eso es lo que intenta representar el título. ¿Puede que esa temática común la hayáis descubierto más tarde, que no fuera una idea previa y consciente? 

– C: Es cierto, nunca componemos pensando en un disco en concreto, las canciones van llegando al local y pasando una criba, incluso algunas que se desecharon hace años se graban ahora. Pero sí es cierto que el paso del tiempo es un asunto central en nuestras letras, cómo influye en lo que somos y en los que nos vamos convirtiendo, el peso de la pérdida de gente muy cercana, o la capacidad de plantarle cara al desgaste, no sólo físico, de la edad. De todas maneras, no es de lo único de lo que hablan las canciones, y el oyente tiene mucho que ver en su significado, se trata de sugerir y que cada uno lo adapte a su forma de ser.  

 

En “El Rey de los Veranos vs. El Capitán Invierno” creo que hay referencias a Ramiro Fonte, en “Un buen tipo” escucho a Television y leo a Radio Futura. Como buenos melómanos que sois, supongo que en el disco hay referencias o citas que se nos escapan a los demás. ¿Os importa descubrir alguna?

– J: No nos importa, pero es mucho más divertido para todos que cada uno descubra las suyas propias.

 

“Un buen tipo” es uno de los temas más destacados, en mi opinión. ¿Qué nos podéis contar de él?

– C: Otro que nos dio mucho la lata. Es una de esas canciones de dos acordes que tanto nos gustan, tan habituales en Cosecha Roja, más complicadas de lo que parecen, y que nos permiten explayarnos con las guitarras (hasta yo hago uno de los solos). Entre otras muchas cosas, somos adoradores de ese rock que enlaza Velvet-Modern Lovers-Feelies-Television, y hacía tiempo que no volvíamos a ese tipo de ambientes. Creo además que puede ser por donde vaya el futuro del grupo, si es que lo tiene. La letra, además, es un retrato no muy amable de una persona inconcreta, algo que no solemos hacer habitualmente.

 

¿Cuál ha sido la mayor sorpresa para el grupo en este tercer disco como Burgas Beat (contando el álbum a medias con Magín Blanco)?

– J: Abrigueiro, el estudio de Arturo Vaquero en el que mezclamos y grabamos la mayoría de las canciones. Sabíamos por multitud de referencias que era muy bueno pero superó ampliamente nuestras expectativas. Ha sido más que perfecto para lo que pretendíamos.

 

Magín compone con vosotros “Toda la verdad sobre los Reyes Magos”. ¿Cuál es su participación en “Stormy Weather (Part III)” y “Feliz cumpleaños”?

– C: “Stormy Weather” y “Feliz cumpleaños” las arreglamos con él, todavía pensábamos que podríamos grabar algo más juntos. Luego se metió por medio el recopilatorio de Cosecha Roja y los conciertos que dimos con ese repertorio medio olvidado, y también el libro disco de Magín, pero los arreglos se mantuvieron. “Toda la verdad sobre los Reyes Magos” no llegó a completarse en aquellos últimos ensayos, pero Magín añadió una nueva parte musical, la central, a la que después pusimos letra.

 

“Toda la verdad sobre los Reyes Magos” es mi otra canción favorita en este disco.

– C: Y creo que la nuestra también. Nos costó mucho trabajo arreglarla, quizá la que más. No le pillábamos el tono y le dedicamos mucho tiempo, porque veíamos que podía dar mucho de sí, por la letra y la estructura algo extraña, como tres partes diferentes que al final encajan perfectamente. De ahí sale el título del disco, por algo será.

 

Magín ha sufrido un accidente laboral y no puede tocar. ¿Había planes con él? ¿Habéis participado en el disco homenaje que se le está preparando?

– J: Hace un tiempo, cuando teníamos planes con él bien definidos, estábamos haciendo a la vez otras cosas y no pudo ser. Ahora no hay nada en firme, pero sabemos que cualquier día volveremos a estar junto a él. Participamos en el Doutor Apertas, su disco de homenaje, como Cosecha Roja y como Burgas Beat. No podía ser de otra forma, porque Magín es uno de los nuestros.

 

Sois un grupo que engancha a quien os escucha, especialmente músicos y, también, crítica. ¿Qué ha faltado para haber podido llegar algo más allá?

– J: ¿Llegar adónde? ¿Más allá de dónde? ¿Fama, dinero, MTV y casa en una playa de Cádiz? Todo eso es algo de lo que a estas alturas no hablamos ni siquiera tomando unas cervezas. Desde mi punto de vista, llevar 25 años tocando y grabando con cierta regularidad, después de haber convertido a Burgas Beat en una familia y haber hecho multitud de amigos gracias a nuestras canciones, es haber llegado bastante allá.    

 

Contadnos qué es lo que se puede escuchar y descargar en vuestro blog y vuestro bandcamp, como las canciones de Cosecha Roja, el disco Retales…

– J: En el blog ourenseunderground.blogspot.com está todo lo que hemos grabado como Cosecha Roja. Maquetas, inéditos y algunos directos incluidos, que también están en el bandcamp. Y para Burgas Beat, en el bandcamp y en burgasbeat.blogspot.com, queremos hacer lo mismo y poco a poco iremos subiendo más cosas.

 

{youtube}foaGQf7t2to{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *