BRUCE SPRINGSTEEN Greatest Hits

Bruce Springsteen, el gran pasado

 

            Se apaga su estela. Después de muchos años como indiscutible rey del rock, Bruce Springsteen debe aprender a vivir con la idea de que las nuevas generaciones no le tienen en tanta estima. Elvis reinó durante parte de los 50 y 60, pero acabó de rey de los casinos de Las Vegas.

 

            No será el caso de Springsteen, aunque lo cierto es que en los últimos tiempos sólo la banda sonora de Philadelphia le ha reportado sus minutos de gloria con, curiosamente, una balada con el latido del corazón de fondo y el SIDA como motivo principal. Una oferta que le llegó de rebote, cuando la canción presentada por Neil Young, quien había recibido el encargo original de Jonathan Demme, el director de la película, les pareció a todos una balada demasiado triste. La de Bruce Springsteen también salió así, pero se llevó el Oscar y unos cuantos de esos devaluados Grammy.

 

            En los últimos tiempos el boss no levanta cabeza. Tras su divorcio vinieron dos discos con escasa repercusión, Human Touch y Lucky Town, a lo que hay que añadirle su distanciamiento de su banda de siempre, The E. Street Band. Incluso en su concierto del Xacobeo en Santiago, el rey andaba un tanto envejecido. Su último disco MTV Plugged no pasó de una edición limitada.

 

            Así que para recuperar su lugar, Bruce Springsteen se decide ahora por un disco de grandes éxitos, Greatest Hits, con 18 canciones, todas esas que tan bien quedan a la hora de corear en pandilla, olvidando sus comienzos y prestando especial atención a Born In The USA, su mayor éxito. Para enganchar al coleccionista se incluyen cuatro inéditos y notas del propio Springsteen, que sirven para descubrir anécdotas como la que cuenta que “Hungry Heart” fue escrita para los Ramones. Tan increíble como cierto.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *