BRISTOL Y SU ESCENA

Los 10 de Bristol

portishead
Beth Gibbons, de Portishead

            Acompañando a la entrevista a Massive Attack, recordamos los músicos más influyentes de la actual escena de Bristol. 

1 Horace Andy. Hay que empezar recordando el pasado y homenajeando el mundo jamaicano de los barrios de Bristol. Andy es el viejecito más venerado de la ciudad, llegado desde la isla caribeña en los 70, como tantos otros, para acabar poniendo humo a las canciones de Massive Attack. Conviene rastrear su legado en decenas de discos –Skylarking, The Best Of, 96– y su influencia en muchos otros. El padrino.

2 Massive Attack. Con ellos empezó todo. Definieron un nuevo género -el trip-hop-, sirvieron de escuela para muchos de los nombres que siguen en la lista y dieron, hasta ahora, la canción de los 90 -“Unfinished Sympathy- y los dos discos que cambiarían toda la escena dance y, por qué no, el mundo del pop: Blue Lines (91) y Protection (94). Clásicos.

3 Tricky. Salió de los ghettos de Bristol para rapear con Massive Attack. Creció en solitario por encima de éstos –Maxinquaye, 95- y se sumergió después del éxito en la experimentación más inescrutable y tenebrosa –Pre-Millenium Tension, 96-. Demoníaco.

4 Nearly God. O sea, Tricky bajo otro nombre para dar rienda suelta a su creatividad prolífica y sin límites. En su único álbum –Nearly God, 96- le dio por repartir enseñanzas a quienes coquetean con los sonidos Bristol -Björk, Neneh Cherry- y por recuperar a casos perdidos -Alison Moyet, Terry Hall-. Travestido.

5 Portishead. Los únicos que, casi sin tener contacto con Massive Attack, salieron del mismo puerto para llegar a aguas más introspectivas y negras, a golpe de banda sonora de película de espionaje, la voz más lastimera que se recuerda y bases hip-hop. Su sonido elegante y denso –Dummy, 94- se ha vuelto aún más oscuro –Portishead, 97-, tal vez por las vicisitudes de grabación durante tres años. Gruesos nubarrones.

6 Nicolette. Si se descuidan, graba antes que Massive Attack. )Alguien llegó a ver su primer disco? No fue hasta colaborar en el disco de éstos que tuvo su momento. Editó después su segundo disco –Let No One Live Free Rent In Your Heart, 96-, puede que el más variado y menos valorado de este lote. Princesa con voz de Billie Holiday y sensibilidad moderna.

7 Archive. Unos se llevan la fama… Cierto es que aparecieron después, pero qué más da si su disco –Londinium, 96- era delicado y soberbio. Tanto caso se les hizo que antes de publicarse ya estaban disueltos. Un olvido inexplicable. Una y no más… Exquisitos.

8 Roni Size / Reprazent. Sí, son de la ciudad, pero también son la excepción. Lo suyo es puro drum’n’bass y jungle. Premio Mercury del 97 por las dos horas de su grande New Forms. Aviso para navegantes despistados: hay que estar iniciados en estos sonidos. Baile agotador.

9 Finley Quaye. Tío de Tricky, aunque más joven. Mezcla con desparpajo soul, reggae, rock… Una joya en bruto perfecto para acaparar todas las listas que los demás no pudieron durante muchos años. Al tiempo. Maverick A Strike es su as a la vista. Divina juventud.

10 Mono. La apuesta de futuro. Hasta principios del 98 no llegará su Formica Blues, aunque ya suenan como referencias Björk, Massive Attack, St. Etienne, Dusty Springfield, John Barry, Serge Gainsbourg… Esperanza blanca. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *