BLACK SABBATH y el molino de Mapledurham

Geografía del rock

Black Sabbath y el Molino de Mapledurham

 

 

Editado el viernes 13 de febrero de 1970 (equivalente, para los supersticiosos, al martes 13 de nuestro calendario), el debut de Black Sabbath tenía algo aún más perturbador que la fecha de su publicación: su portada. En medio de un bosque se intuye a una inquietante mujer vestida de negro sobre el fondo de una gran casa tenebrosa. Gracias a ella, desde el principio se asoció al grupo con el mundo de las artes oscuras.

 

Aunque siempre ha estado rodeada de un halo de misterio, se sabe al menos que el caserón que se puede ver en ella existe, y no era ninguna siniestra mansión escenario de crímenes o ritos paganos. Se trata en concreto del Molino de Mapledurham, edificado en el siglo XV y situado en el condado de Oxfordshire, a orillas del río Támesis. A él se llega fácilmente en la carretera A4074 de Reading a Pangbourne, tomando un desvío hacia el Oeste. Es el último de los molinos de agua de Inglaterra que continúa en funcionamiento y está abierto al público como museo. Tiene página web en Internet y apareció en la película Ha llegado el águila (John Sturges, 1976) y las series de televisión Los asesinatos de Midsomer o Miss Marple, por lo que de esotérica y enigmática tiene más bien poco.

 

La imagen de la portada una fotografía y no una pintura. La técnica utilizada por su diseñador (un tipo llamado Keef que hoy dirige un emporio televisivo) para crear esos colores tan siniestros fue sencilla: colocó el negativo sobre la imagen original, convirtiendo la instantánea en algo inquietante. De la mujer mejor no decimos nada, que hay que mantener ese halo de ocultismo que siempre tuvo el disco.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *