SUEDE

 

Suede, música corporal

suede

 

         Es su cuarto disco y lo han titulado Música cerebral. Sucede que Brett Anderson y los suyos han errado la idea. Sus nuevas canciones ganan en ritmo y en apuntes electrónicos, algo que los acerca más que nunca a la música para mover el cuerpo. Eso sí, sin descuidar los textos. Leer más

BOB DYLAN

 Bob Dylan, los tiempos cambian

 bob-dylan

Bob Dylan no es los Rolling Stones. Ni falta que le hace. Para bien y para mal, las diferencias entre uno y otros son demasiado evidentes, a pesar de haber comenzado ambos en los 60 y continuar en activo hasta hoy. Y encima de un escenario se muestra abiertamente el abismo que hay entre optar por un camino fácil o intentar construir día a día una parte de la historia del rock.  Leer más

THE PRETENDERS

 

The Pretenders, veteranía rebelde

The Pretenders

 

Dos décadas después de su debut, Chrissie Hynde -48 años, madre y mujer individualista, tozuda y lenguaraz- sigue alimentando la llama de uno de los grupos más personales surgidos en la nueva ola británica. Una banda que resume los grandes tópicos del rock: vida rápida, fortuna, éxito, drogas y tragedia, en una espiral alejada de la realidad actual de una artista en apacible fase vital. Leer más

FEZ, MARRUECOS

Fez, de vuelta a la Edad Media

Fez es hoy la cuarta ciudad de Marruecos por su número de habitantes -medio millón, menos que Casablanca, Rabat y Marraquech-, aunque es la que mejor ha conservado sus tradiciones y por eso es, tal vez, la más interesante. Es también la más antigua de las ciudades imperiales de Marruecos, ya que fue fundada poco después de que los árabes se extendieran por el Norte de África, tras la muerte de Mahoma. Cualquiera de los guías que se ofrecen para acompañar en una visita a la ciudad hablará con orgullo de su ciudad: la capital santa, árabe, artesanal y cultural de Marruecos. Por algo es patrimonio de la humanidad, según declaración de la UNESCO.

 

Leer más

ERYKAH BADU

 ERYKAH BADU: Baduizm

 erykah badu

            La última mujer de color en cruzar la línea hacia el pop mayoritario con sus confesiones desnudas y total control sobre sus creaciones se llamaba Sade. Erykah Badu y su interminable turbante aparecieron de la nada en 1997 con un disco, Baduizm, romántico, susurrado y que tendía el puente definitivo entre el viejo soul y el moderno rhythm’n’blues de bases hip-hop o electrónicas. Después, una vez desbrozado el camino, la senda la continuaron Lauryn Hill –la que más rendimiento comercial le sacó-, Missy Misdemeanor Elliott y, ahora en el 2000, la revelación del año Kelis.  Leer más

1 1.143 1.144 1.145 1.146 1.147 1.192