ASIAN DUB FOUNDATION

 Asian Dub Foundation, la política del baile

 

        “Canciones que inciten a la acción y a romper con las prisiones sicológicas”. Lemas tan lapidarios son los que ofrecen Asian Dub Foundation para explicar sus intenciones. El grupo no entiende la música sin el compromiso y la agitación político-social. Además, se distinguen por un discurso musical amplio, variado, globalizador y, por tanto, poderoso. Lo perfecto para mover los pies al tiempo que trabaja tu cabeza.

        Formados a principios de los 90 en uno de los talleres musicales comunitarios que abundan en Londres, han sacudido la autocomplacencia del pop británico con una mezcla de jungle, ragga, dub, hardcore electrónico, break beats, eslóganes revolucionarios, latidos hindúes y actitud punk. En su etapa subterránea se curtieron en festivales y conciertos de corte antifascista.

         Conscious, EP del 94, dio paso a su debut Facts & Fictions, andanada en la línea de flotación del gobierno británico. Dr. Das (bajista y programador), Master D. (rapper desde los 9 años y ex-miembro de Jet y State Of Bengal), Sub J. (teclista y bailarín), Pandit G. (pinchadiscos y directivo de Capa, organización contra el abuso policial y racial) y nuestro interlocutor Chandrasonic (guitarrista y ex-componente de varios proyectos de dub electrónico) comenzaron su ascensión en Francia. 

           Un sello independiente publicó su segundo trabajo Real Areas Of Investigation (RAFI), cuyo inesperado éxito les valió un contrato multinacional. Con el apoyo de Primal Scream y Rafi’s Revenge, colérica relectura de su segundo álbum, se introdujeron en el circuito pop de primer orden, ratificado con una gira americana junto a Beastie Boys. Ese estatus lo aprovechan ahora para ejercer su activismo socializante. Su nueva soflama, junglista, electrónica, jamaicana, punk y revolucionaria se titula Community Music.  

– Rage Against The Machine coinciden con vosotros en su actitud, pero su música tiene poco que ver con la vuestra. ¿Os sentís a gusto girando con ellos?

          – Por supuesto, nos gusta su forma de encarar la música y su compromiso. Además, la respuesta del público está siendo fantástica y tocar con ellos nos permite llegar a más gente.

 – El título de vuestro disco parece una reafirmación de vuestro compromiso con la comunidad de la que surgisteis.

          – Se puede entender de esa forma. Intentamos demostrar que hay un trabajo detrás de los eslóganes de las canciones, que se concreta en la actividad que desarrollamos en los talleres comunitarios. No podemos olvidar que sin ellos nunca existirían bandas como la nuestra. Nuestro centro de operaciones nos permite estar en contacto con el underground y saber lo que está pasando.

– Vuestra actividad se canaliza a través del proyecto llamado ADF Education. ¿En qué consiste?

          – Es básicamente una organización colectiva en la que sufragamos talleres y estudios para la gente que quiere iniciarse en la música. Grupos y artistas, en su mayoría asiáticos, que se sienten sin oportunidades y a los que ayudamos a aprender técnicas básicas. 

– ¿Cuál es el planteamiento de vuestro nuevo disco?

          – No hay muchas diferencias, más tensión en el sonido y un enfoque más melódico en algunas canciones. Y algo más de cuerdas y percusiones indias, pero esas escalas indias son constantes en nuestra música, aunque usemos guitarras y bajos distorsionados. Y seguimos comentando la realidad británica. 

– Vuestro ataque en “Real Great Britain” al neo-laborismo de Tony Blair está ya dando que hablar.

          – Es sólo una continuación del anterior En el reino Unido han cambiado algunas caras, pero las cosas siguen básicamente igual. Están los mismos perros con diferentes collares.  

– Combináis jungle, hardcore, ragga, dub y músicas indias pero rechazáis el termino fusión que habitualmente se os aplica.

          – Es algo tan ridículo como hablar de eclecticismo. Tanto el rock’n’roll como el reggae o cualquier otra música parten de conexiones de diferentes raíces culturales. No hay músicas puras. Tratamos de asimilar influencias, crecer con ellas y apoyar la creatividad de la música. 

– ¿Veis alguna contradicción entre vuestra actitud combatida y estar en una empresa multinacional?

         – Cualquiera concienciado políticamente a cualquier nivel puede enfrentarse a paradojas similares: ¿Por qué no se critica el alternativismo corporativo de algunos grupos de rock? Tenemos muy pocos canales de comunicación en realidad, así que hay que aprovechar todos los que puedas para difundir tus ideas Además la mayoría de las llamadas indies no lo son en realidad. Tienen acuerdos con las multinacionales y están integradas en la industria. Puedes elegir entre hablar para pocos o tratar de llegar a una audiencia mucho mayor. No puedes siempre hacer todo por ti mismo; sí fuera posible lo haríamos. Si vas a decir algo que es radical o que desafía el orden, hazlo con un buen altavoz.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *