ASIAN DUB FOUNDATION 2008

Asian Dub Foundation, movimiento y acción

 

“Canciones que inciten a la acción y a romper con las prisiones sicológicas”. Lemas tan lapidarios son los que ofrecen Asian Dub Foundation para explicar sus intenciones. El grupo no entiende la música sin el compromiso y la agitación político-social. Además, se distinguen por un discurso musical amplio, variado, globalizador y, por tanto, poderoso. Lo perfecto para mover los pies al tiempo que trabaja la cabeza, tal y como podremos comprobar el miércoles 17 en la Sala Capitol de Santiago de Compostela.

Formados a principios de los 90 en uno de los talleres musicales comunitarios que abundan en Londres, han sacudido durante 15 años la autocomplacencia del pop británico con una mezcla de jungle, ragga, dub, hardcore electrónico, break beats, eslóganes revolucionarios, latidos hindúes y actitud punk. En su etapa subterránea se curtieron en festivales y conciertos de corte antifascista.

“Me gusta pensar que hay una razón por la que Asian Dub Foundation ha hecho giras con grupos como Primal Scream, Radiohead, Rage Against The Machine o  The Beastie Boys” reflexiona el guitarra de la Asian Dub Foundation, Steve Savale (Chandrasonic). “Hemos tomado nuestros ritmos de los clubes de baile pero, por encima de todo, siempre las guitarras han tenido un peso fundamental en nuestras composiciones, rítmicas y enérgicas. Es lo que siempre nos ha distinguido fundamentalmente, especialmente de la corriente conocida como asian underground”.

El grupo fue definido por el líder de Primal Scream, Bobby Gillespie, como el mejor grupo en directo del mundo. Cualquiera que los haya visto en directo puede constatar la potencia de su ‘antifusión’ del dub, banghra, hip-hop, rock… Y, en esta ocasión, con Punkara, su nuevo disco, en el que el punk se funde con el banghra indio, han vuelto a explotarlo con un disco en el que reflejan lo mejor de su actitud en directo en un disco de estudio.

El disco contiene una estupenda y salvaje versión del “No Fun”, en colaboración con el mismísimo Iggy Pop. “Coincidimos en un festival en el que ambos tocábamos y nos dijo que éramos el mejor grupo que había visto en directo en los últimos 30 años. Cuando escuchó en su coche la maqueta que habíamos hecho de “No Fun”, le gustó tanto que se ofreció a participar de inmediato. “No Fun” comprende dos formas musicales absolutamente viscerales: el banghra más desenfadado y salvaje con el trash-punk. No se combinan a menudo pero tienen mucho en común”, comenta Chandrasonic.

Cuando estaban grabando “No Fun”, Chandrasonic le comentó a su vocalista Punjabi que, “imaginara que fuese como su padre borracho cantando. Mucha de la energía de una pelea en una boda banghra se destila en Punkara. Refleja un cambio en la formación, se aparta un poco de los sonidos más destinados a los clubes de baile y se conecta de manera más directa con el espíritu incendiario e impaciente de Asian Dub Foundation”, asegura Chandrasonic.

Geopolíticamente comprometidos, como se puede esperar de un grupo que apoyó y reivindicó la liberación del injustamente aprisionado Saptal Ram, es en canciones como “Living Under The Radar (Ghostplane)” en las que se comprende perfectamente el compromiso del grupo. Así, no es de extrañar que ellos fueran los encargados de poner la banda sonora a películas de gran carga social como La Haine o que se hayan vinculado con La batalla de Argel haciendo también una ópera sobre el Coronel Gaddaffi. “En Punkara, en esta ocasión somos más sarcásticos y utilizamos mucho más la sátira. Por ejemplo, “Altered Statesmen” se crea a raíz de un documental que muestra la dependencia de algunos líderes mundiales, como Churchill y Kennedy, a las drogas mientras ejercían sus cargos de enorme responsabilidad”.

Después de tanto tiempo en activo, Asian Dub Foundation tienen claro que no existe contradicción alguna entre su actitud combatida y grabar para empresas grandes, multinacionales en algún caso, como sucedió en gran parte de su anterior producción. “Cualquiera concienciado políticamente a cualquier nivel puede enfrentarse a paradojas similares: ¿Por qué no se critica el alternativismo corporativo de algunos grupos de rock? Tenemos muy pocos canales de comunicación en realidad, así que hay que aprovechar todos los que puedas para difundir tus ideas Además la mayoría de las llamadas indies no lo son en realidad. Tienen acuerdos con las multinacionales y están integradas en la industria. Puedes elegir entre hablar para pocos o tratar de llegar a una audiencia mucho mayor. No puedes siempre hacer todo por ti mismo; sí fuera posible lo haríamos. Si vas a decir algo que es radical o que desafía el orden, hazlo con un buen altavoz”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *