ÁMSTERDAM, HOLANDA

VIAJES


AMSTERDAM PARA PRINCIPIANTES

 © Marika de Jong / Xavier Valiño

AMSTER2

No todo era el Barrio Rojo al principio. La ciudad que hoy se encuentra bajo el nivel del agua fue, en su origen, un poblado de pescadores situado a orillas de los ríos Amstel e IJ. Hoy son más de 100 islas y tiene más canales que Venecia, y, aunque no lo parezca vive sobre pilares de madera alzados en el suelo a más de 30 metros de profundidad. En muchos lugares aquellos, antiguos pilares empiezan a pudrirse y las casas se van inclinando, como se puede comprobar por todo el centro. Para evitarlo, numerosos puntos de bombeo trabajan sin descanso durante las veinticuatro horas del día. 

No es especialmente difícil entenderse con sus 700.000 habitantes, siempre que se sepa inglés: todos lo hablan y no lo hacen nada mal. Puede que también ayude que la población es muy joven: más de la mitad tiene entre 20 y 25 años y el número de solteros triplica al de las familias.

De ahí viene el problema de la vivienda para una buena parte de jóvenes sin demasiados recursos. Los okupas tienen sus propias tiendas, talleres, bares y medios de comunicación. Edificios como el del número 214-216 de Spuistraat conservan su famosa fachada decorada y pintada por los mismos que en su día ocuparon el edificio y que, al final, acabaron comprándolo, casi obligados por el Ayuntamiento.

Ya en la ciudad, la primera sorpresa agradable es la gran cantidad de bicicletas que han tomado el lugar de los coches, con un carril-bici que lleva a cualquier lugar. Unas 600.000 en total, aunque hay que tener cuidado con el sistema de frenado, que está en los mismos pedales.

En sus calles se conserva el tranvía, al igual que en Lisboa, con muchas líneas bien comunicadas. Y no es lo único: Amsterdam puede convertirse en una de las primeras ciudades que cierra totalmente el centro histórico al tráfico rodado: en marzo del 92 se aprobó esta medida, aunque fuera con un escaso margen de votos y una participación de sólo el 30% de sus habitantes. Todavía se sigue discutiendo el tema y parece que va para largo, aunque los ciclistas lo reclaman urgentemente.

También sorprende la interminable fila de canales que se cruzan en cualquier parte y la gran cantidad de botes-vivienda que hay. Aparecieron en los años 50 y fueron creciendo debido a la falta de viviendas y a la reducción de la navegación en los canales interiores. Más tarde fueron legalizados y obligados a pagar un pequeño impuesto. Hoy hay unos 2.400, sobre todo en el río Amstel y en el Prinsengracht.

El centro histórico va desde el río Amstel al Sur a la Estación Central al Norte, un edificio construido sobre tres islas artificiales y 8.700 pilares. En la zona, lo más conocido es, evidentemente, el Barrio Rojo (Rosse Buurt), el antiguo distrito de los marineros, situado entre la iglesia de St. Nicholas y el Nieuwmarkt. Es imposible evitar la mirada de las prostitutas desde las ventanas de luces rojas mientras se camina por sus estrechas calles. Llevan más de 500 años en el barrio, y sólo desde hace ocho están legalizadas y pagan sus correspondientes impuestos.

viajes_AMSTER1

Por supuesto que allí están la mayoría de los coffee-shops, motivo por el que viajan hasta Amsterdam una buena parte de sus visitantes. En sus menús se puede encontrar cualquier variedad de las llamadas drogas blandas. Hasta ahora, la política liberal no había sufrido restricciones -tan sólo la prohibición del famoso símbolo del cannabis, la hoja verde-, y las recientes presiones de los vecinos europeos, en especial del gobierno Chirac, parece que tampoco lo conseguirán.

Los que mejor conocen la ciudad prefieren el Jordaan, el antiguo barrio de los más pobres, ahora habitado por artistas, estudiantes y gente de edad, todo un fascinante laberinto de canales y calles estrechas, repleto de tiendas de toda la vida y cafés de época.

En esta zona conviene perderse en uno de los muchos hofjes, oasis de calma escondidos habitualmente tras una pequeña puerta. Son patios interiores con pequeñas casas en círculo, generalmente con un pequeño jardín delantero. Fueron construidos con pequeñas aportaciones de los antiguos habitantes de la ciudad para la gente mayor y sin recursos. Tal vez el más conocido sea Begijnhof, del año 1.346, con cerca de 40 casas habitadas actualmente por ancianas y estudiantes (Begijnensteeg).

Para quienes busquen algo distinto, es recomendable la visita a la cervecería más famosa, la Heineken, donde se puede seguir el proceso de fabricación y la historia de la compañía (Stadhouderskade, 78).

También es recomendable darse un paseo por el parque Vondelpark, ocupado hasta hace unos años por todo tipo de gentes sin hogar. Ahora tan sólo se permite que el día de la Reina –habitualmente el 30 de abril que, en caso de coincidir en domingo, se traslada al sábado 29- los niños se dediquen a la venta de toda clase de objetos o a montar cualquier actuación con la que sacarse un dinero. Ese día, en el resto de la ciudad, todo el mundo tiene licencia para comprar y vender lo que han ido acumulando en sus buhardillas durante meses. Para completar el espectáculo, la gente se viste con el color de la Casa Real, el naranja, pasea en barcos por los canales y acompañan a las charangas por las calles en la fiesta popular más concurrida y animada de todo el año.

AMSTER3

DATOS PRÁCTICOS DE HOLANDA PARA COMODONES Y/O DESPISTADOS

1: Clima

El invierno suele ser suave, aunque una súbita ola de frío en enero o febrero puede lanzar a los patinadores sobre los lagos y canales. En verano la temperatura suele ser de unos 20 grados.

En abril la temperatura media es de unos nueve grados y en mayo de 12 grados. En los últimos veinte años la temperatura mínima en estos dos meses fue de 4 grados bajo cero y la máxima de 29 grados. Así que… ¡cualquier cosa es posible!

2: Moneda

Florín, gulden, -unas 75 pesetas-, hasta el 2002, ¡qué llega el euro!. Dicen que los billetes holandeses son de los más hermosos del mundo. ¡Disfrutadlos mientras podáis!

3: Teléfonos

– Llamar desde España: 07 31.

– Llamar a España: Marcar el 00 34.

– Urgencias –todo tipo-: 1124

4: Horarios

– Horario de bancos: De 9 a 17, laborables.

– Horario de tiendas: De 9 a 18 horas.

– Banco siempre abierto: el GWK, en la Estación Central, con buen cambio.

5: Turismo

– Oficina de Turismo en Madrid: 91-3605040 y 900-4004040; en Amsterdam: 2018800 (llamadas locales)

– Amsterdam: Estación Central. Stationsplein, 10

AMSTER4

AMSTERDAM

 1. La ciudad

La ciudad de Amsterdam es una de las ciudades mas bellas y cuidadas que existen. La parte histórica es un semicírculo centrado en la Estación central a partir de la cual se van desarrollando una sucesión de calles y canales concéntricos como los anillos de un tronco.

  Las diferentes etapas históricas se van sucediendo a medida que nos alejamos de este punto de referencia. El centro histórico rememora la ciudad antes del siglo XV. Ampliando el perímetro, se encuentra la parte de la ciudad que creció durante el siglo de Oro de Holanda. Las calles y las casas conservan las fachadas originales. Más allá se encuentra lo que se puede llamar el Amsterdam moderno.

2. Puntos de interés

El centro histórico.

El centro histórico tiene su punto de referencia en la Plaza Dam, plaza que señala el centro de gravedad de la ciudad de Amsterdam. Al norte, siguiendo la abigarrada Calle Damrak, se llega a la Estación Central, punto de partida y llegada de todos los trenes que comunican Amsterdam con el resto del país. Asimismo, frente a la estación se encuentra la más grande estación de tranvías que recorre los cuatro puntos cardinales de la ciudad.

En Damrak se puede tomar alguno de los barcos que recorren los canales de Amsterdam. Al otro lado de la plaza se pueden recorrer las calles mas comerciales de Amsterdam: Kalverstraat y Rokin. Desde la plaza se puede tomar la calle Damstraat y bajar por el canal Oudezijds Voorburgwal, y recorrer las calles que van a morir a Rokin. La calle Rokin va a dar a la plaza Muntplein, otro importante nudo de Amsterdam, que enlaza con la animada plaza de Rembrandt a través de Reguliersbreestraat. Por el otro lado va a través del Singel a Koningsplein, que a su vez comunica a través de Leidsestraat con Leidseplein.

Otra zona muy visitada es el Barrio Rojo. Su nombre se debe a que los garitos se anunciaban con un farol rojo en la entrada, costumbre que aún permanece. En él se exhiben las prostitutas a través de las ventanas de las casas en un efecto verdaderamente impactante, sobre todo de noche. Normalmente, al menos en verano, esta zona está llena de gente, por lo que no hay problemas para recorrerla al anochecer. El recorrido debe hacerse a través de Oude Zijds Voorburgwal a ambos lados del canal. Algunas de las calles son tan estrechas que es necesario apartarse para dejar paso a otra persona.

Amsterdam Oeste

En esta parte de la ciudad está el antiguo barrio judío, una bella zona en la que se puede visitar la casa de Anna Frank. En su interior no queda más que las paredes, por lo que la visita tiene más contenido sentimental que material.

Amsterdam Sur

Las plazas de Leidseplein y Rembrandsplein son de las más animadas de la ciudad. En los alrededores de Leidsplein, está el centro de animación de Amsterdam. Las calles están llenas de restaurantes, bares y coffeeshops.

Amsterdam Este

En Waterlooplein hay un rastro todos los días donde se puede encontrar cualquier cosa. Allí cerca, en Jodenbreestraat, se encuentra la casa de Rembrandt, hoy convertida en museo. En Muntplein se encuentra el Munttoren o ‘Torre de la Moneda’, donde hay una tienda de artesanía holandesa.

Al norte, en la calle Prins Hendrik Kade, en los diques del mar, se encuentra el muy recomendable Museo Marítimo. Aquí se puede ver un barco del siglo XV, así como los edificios que en su día albergaron la Compañía Holandesa de las Indias orientales, el mayor centro comercial del mundo occidental del siglo XV.

Amsterdam moderno

Salir de las zonas anteriormente descritas equivale en Amsterdam a introducirse en otro mundo totalmente diferente, donde se puede apreciar la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad.

Un poco más al sur de Leidseplein, se encuentra la zona de museos, entre los que destacan el Rijksmuseum y el Museo Van Gogh. El Rijks es uno de los museos más importantes del mundo y vale la pena ver los cuadros de Rembrandt y los de Vermeer. En los alrededores, hacia Leidse, hay calles comerciales de buen nivel. Siguiendo el recorrido del tranvía desde Plantage Middenlaan al museo, se recorren calles como Sarphatistraat , Ceintuurbaan, etc., pasando por un basto mercado de objetos de todo tipo y alimentación.

Lugares destacados:

– Edificio de la Estación Central de Ferrocarriles de 1900, del mismo arquitecto del Rijksmuseum.-

– Centro cultural Beurs van Berlage, en la calle Damrak: se puede visitar la torre para contemplar la ciudad desde las alturas.

– Plaza Dam, la gran plaza de Amsterdam con: el obelisco o Monumento Nacional por los fallecidos en la Segunda Guerra Mundial, el Palacio Real de Luis Napoleón (antiguo Ayuntamiento), la Iglesia Nueva y el Museo de Cera de Madam Tousseau.

– Begijnhofje: patio interior con casas a su alrededor al lado del museo histórico de Amsterdam. Entrada desde la calle Spui.

– Rijksmuseum, con su obra principal ‘La Ronda Nocturna’ de Rembrandt -aunque los principales cuadros flamencos están en el Museo del Prado-.

– Museo Van Gogh: con obras de Van Gogh y otros pintores de la época.

– Museo Amstelkring, también llamado la Iglesia en el ático: iglesia clandestina del siglo 17 construida en el ático de 2 casas contiguas. Oudezijds Voorburgwal 40.

– Casa de Anna Frank -hay muchísimas colas-: poco contenido. Prinsengracht 263.

– Westerkerk: sus campanas son las que escuchaba Ana Frank. Iglesia protestante con la supuesta tumba de Rembrandt y sobre todo una extraordinaria visión de Amsterdam desde su torre. Prinsengracht cerca de la calle Raadhuisstraat.

– Magere Brug: puente escuálido sobre el río Amstel, uno de los símbolos de la ciudad. Entre Keizersgracht y Prinsengracht sobre el río Amstel.

– La esclusa Haarlem sobre el canal Singel que controlaba el nivel de agua de la ciudad, y junto a ella la casa más estrecha de la ciudad, del ancho de una ventana, construida así porque se pagaban impuestos en función del ancho de la fachada, pero no su profundidad. Se ve desde la calle Haarlemmerstraat.

– Museo Marítimo: reproducción a tamaño real del Barco Amsterdam de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Kattenburgerpleikn 1.

AMSTER5

Alrededores de Amsterdam:

En los alrededores de Amsterdam pueden hacerse excursiones a algunos sitios de interés turístico. Pueblos como Volendam, un antiguo pueblo pesquero, o Marken -en la foto- al otro lado del lago, conservan el atractivo de la antigua Holanda. Marken es un pueblo cuya gente, por motivos religiosos, conserva un modo de vida de siglos pasados. Es posible ir de un pueblo a otro a través del lago Markermeer en barco.

3. Transporte

Autobús y tranvía:

El transporte público se realiza en autobús, tranvía y metro. Cerca de las estaciones de ferrocarril se encuentran la mayoría de las paradas de los autobuses regionales, que se encargan del transporte a los pueblos y ciudades cercanos. El transporte público funciona desde las 6 de la mañana hasta las 24 horas.

AMSTER6

Mapa de las líneas de tranvía

 El abono llamado “strippenkaart” vale para cualquier autobús, tranvía y metro dentro de la zona urbana de Amsterdam. El abono está dividido en franjas, y el número de franjas necesarias dependerá del número de zonas que cruces. Dentro del centro, por ejemplo, se computa como una sola zona, pero hay que sellar el billete en dos franjas. ¡O sea, un lío! Lo mejor es que lo selle el conductor o el revisor. Se puede comprar en las estaciones de ferrocarril, estancos y correos.

Tren:

El aeropuerto cuenta con una estación de ferrocarril. Incluso por la noche hay un tren cada hora entre Amsterdam y el aeropuerto de Schiphol. La mayoría de las líneas tienen servicio cada media hora como mínimo en trayectos muy concurridos, incluso de cuatro a ocho veces cada hora. También hay tren dentro de las grandes ciudades.

 viajes_AMSTER7

Para ir por la ciudad lo mejor es desplazarse en tranvía. Para sacar los bonos se puede ir a la Centraal Station donde se encuentra la principal oficina de turismo. Allí se puede preguntar por el más ventajoso para la estancia que se va a hacer.

Para ir al aeropuerto de Schipol lo mejor es tomar uno de los muchos trenes que salen de la Central Station. La duración del viaje es de unos 20 minutos.

Taxi
Bajada de bandera, seis florines. Más caros que en España.

4: Comer

Gastronomía

El carácter viajero del holandés se demuestra en los innumerables restaurantes internacionales. Cocina marroquí, turca, japonesa, mejicana, griega… En ningún otro sitio fuera de Indonesia es tan deliciosa la cocina indonesia como en Holanda.

A los holandeses les han gustado las verduras desde siempre. No hay más que fijarse en las tiendas: el surtido es enorme. La cocina típica holandesa es principalmente una cocina de invierno: estofados de todo tipo y sopa de guisantes secos con salchichas y tocino.

También es muy típico el “haring”, o arenque en salmuera, y el “paling”, o anguila ahumada. Para picar, las patatas fritas con mayonesa en un cucurucho de papel y las croquetas de carne es lo más habitual, y se pueden encontrar en casi cualquier esquina, aunque los niños prefieren los “poffertjes”, una especie de tortitas pequeñas cubiertas de azúcar en polvo.

¡Ojo con los horarios de los restaurantes! Para comer, entre 12 y 14 horas, y para cenar, entre 19 y 22 horas.

Restaurantes:

– De keuken van 1870. Comida holandesa típica. Desde 1870 sirviendo comidas baratas en un ambiente casero. Servicio lento pero buenas raciones. Menú: ¡15 florines! Horario holandés, por lo que cierran aún más temprano que los otros restaurantes. Spuistraat,4. Tfo: 624 89 65.

– Hotel School Amsterdam. La Escuela de Hostelería de Amsterdam. Con tres restaurantes distintos. En dos de ellos es necesario reservar: comidas a las 12 y cenas a las 17:30. En el otro, Grand Cafe, se sirven snacks. En los tres, menús exquisitos con una inmejorable relación calidad-precio. ¡Sólo durante el período lectivo! Costastraat 60, 62 y 64.

–   Eetcafe Kop Van Jut. Pequeño restaurante de decoración nostálgica (fotos en blanco y negro y vinilos de 33 y 45 revoluciones) y perfecto para degustar platos típicos de Holanda a precios más que razonables. Cerca de Leidsplein. Leidsekruisstraat, 24. Tfo: 203207722.

– Bird. Uno de los mejores tailandeses de la ciudad. Magnífico servicio. Precio: sobre 15 euros. Zeedijk, 77. Tfo: 204206289.

– Casa Perú. Comida andina con más de 60 platos a elegir. Precio: sobre 15 euros. Leidsegracht, 68. Tfo: 206203749.

– The Pancake Bakery: Buen ambiente, con tortas holandesas tradicionales. Prinsengracht 191 cerca de Westerkerk.

– Duende. Tapas y platos españoles en el centro. Precio: sobre 12 euros. Leidsegracht, 62. Tfo: 204206692.

– Pacífico: Comida mejicana. Al lado del Barrio Rojo. Pequeño y concurrido. Warmoestraat 31.

– Kapitein Zeppos: Café restaurante con jardín. Menús entre 25 y 35 florines. Gebed zonder End 5.

– Sea Palace: Templo chino flotante al lado de la Estación Central con comida china. Más caro. Oosterdokskade 8.

– Centra: Restaurante típico español con luces fluorescentes. Tapas y comidas. Lange Niezel 29.

– In de bruiloft van Kand. Todo tipo de clientela. Oudezijds Voorburgwal, 95

– Bojo. El más famoso de los indonesios y no especialmente caro, en una zona con otros muchos restaurantes de todo tipo. Lange Leidsedwarstraat, 51

– In de Waag. En plan menú completo ofrece platos copiosos. Céntrico y luminoso. Nieuwmarkt, 4

– The golden temple. Vegetariano. Utrechtsestraat, 126

– Sisters. Vegetariano con plato del día muy asequible. Nes 102.

– Hemelse Modder. Lo abrieron unos okupas por diversión y desde hace años ofrecen cenas de cocina internacional. El menú, 42 florines. Oude Waal 9. 624 32 03.

– Haesje Claas. En una antigua casa de beneficencia del XVII. Comida tradicional, informal, agradable. Mejor reservar. Menú, 25 florines. Sube mucho a la carta. Spuistraat 275. 624 99 98.

– De Koevoet. Muy amsterdamés, bonito. Sólo con nueve mesas. Especialmente recomendado. Cocina francesa-holandesa. No hay turistas y cierra pronto. Precio medio, 55 florines. Lindenstraat 117. 624 08 46.

– Dim Sim Court: Toda la comida sudasiática que se pueda comer por 15 florines. Zeedijk, 109.

– Speciaal. Cocina de Indonesia: amplia muestra. Informal y bullicioso. Unos 50 florines. Nieuwe Leliestraat 140-142. 624 97 06.

– Hot Potato. Hamburguesería artesanal, al viejo estilo, indicada para probar la comida rápida holandesa, donde cocinan delante del cliente. Leidsestraat, 44

Otros: 

– Heladería V. D. Linde. El helado más cremoso de la ciudad, siempre con colas en la puerta. Abierto hasta las 17:45. Nieuwen Djik, 183.

– Lunchcafe Winkel: La mejor tarta de manzana de la ciudad. Lugar perfecto para hacer una parada después de visitar el Mercadillo Noordermarkt. Noordermarkt, 43.

5: Bares / cafés / pubs / discotecas

Bares y ‘Bruine kroegen’ -tascas marrones-

En un bar, al pedir una buena cerveza o una ginebra fría, puedes encontrarte con gente que va allí a charlar durante horas. Pero el bar ofrece más: billar, pin-ball o dardos. ¡ A gusto de todos!

Una cerveza, un vaso de ginebra -especialidad holandesa sacada de ginebra de grosella y con 36% de alcohol- o una bebida sin alcohol cuesta entre 2 y 3 florines.

Cafés-pubs:

– Schutter. Tan antiguo como hermoso, en una calle estudiantil. Voetboogstraat, 11

– Het papeneiland. Lugar sin cambios durante 300 años. Prinsengracht, 2

– In de waag. Dentro del antiguo edificio donde se pesaban las mercancías. Nieuwmarkt.

– 1e klas. Dentro de la plataforma 2B de la Estación Central. Hermoso art-déco para lo que hace años era la sala de espera de la primera clase. Central Station.

– Koffiehuis Mark Fred Hamers. Cantina local y genuina. Albertcuypmarkt, 122.

– Café Wagamama. Terraza agradable y de buen gusto desde la que observar las barcas pasar por los canales con interesantes platos de comida asiática. Max Euweplein, 10

– Kapittein Zeppos. Cerca de la Universidad, con actuaciones en directo -y en una calle llamada ¡rezar sin fin!-. Gebed Zonder End, 5.

– H 88. Abierto hasta tarde, con posibilidad de comer algo. Herengracht, 88

– Eetcafe’ t gasthuis. Terraza estudiantil y tranquila. Grimburgwal, 7

– Hoppe. Café de 1.670, tan animado que a veces hay que beber fuera. Spui, 18

– De zeilvaart. Café tradicional de marineros, mirando al puerto. De Ruyterkade, 106

– Café Americain: Ejemplo inigualable del art nouveau. Turistas e intelectuales en tertulia. Para comer no es barato.Leidseplein 28-30. 624 53 22.

– De Jaren. Bonitas vistas sobre el río Amstel. Recomendable el desayuno-comida los domingos. Nieuwe Doelenstraat 20-22. 625 57 71.

– Café Schiller. Elegante edificio de art déco en una de las plazas de más ambiente. Rembrandtplein 26. 624 98 46.

– Maximiliaan. Pub con cervezas de siempre y otras fabricadas allí mismo. Restaurante y degustación. Los jueves, tango o jazz. Kloveniersbrugwal 6-8. 626 62 80.

– Café Nol. Uno de los que mejor representa el auténtico Amsterdam. Para comer, tomar una copa y cantar baladas.Westerstraat 109. 624 53 80.

– De Melkweg. Fue el bastión del movimiento hippy. Casi cada noche hay música en vivo por cuatro florines. Lijnbaansgracht 234. 624 17 77.

Pop-rock:

– Paradiso. Las mejores actuaciones en directo y la más exquisita pista de baile. Weteringschans, 6-8.

– Melkweg. Toda una institución, tiene de todo: conciertos, café, cine, teatro experimental, galería de arte, restaurante vegetariano… Lijnbaansgracht, 234a.

– De stip, de kroeg: Ritmos más calientes. Lijnbaansgracht, 161-163

Jazz:

– Cafe alto. El mejor jazz por amateurs. Korte Leidsedwarsstraat, 115.

– Joseph lam jazz club. Jazz tradicional cerca de los muelles. Van Diemenstraat, 242.

– Bimhuis. Sólo profesionales. Oudeschans, 73

– Bourbon street. Leidsekruisstraat, 6-8.

Discotecas:

– Soul Kitchen. El mejor antihouse. Variado menú de soul, jazz y funk. Sólo jueves (5 florines) y fines de semana (12).Amstelstraat 32. 620 23 33.

– Escape. La más grande, en un antiguo estudio de televisión. Rembrandtplein, 11.

– It. El reino de los gays, con explícitas fotografías a la puerta. Amstelstraat, 24.

– Dansen bij Jansen. Estudiantil y de las más antiguas. Handboogstraat, 11

– Odeon. Diferentes pistas con jazz, house o música de los 70. Koningsplein.

–   Club Panama: Uno de los más recientes de la ciudad, con bar, salón para baile y discoteca – sala de conciertos. De lo más cool. Oosterdoschade.

6: Museos

– Rijksmuseum. La mayor colección de arte del país, con una excelente biblioteca que casi nadie conoce. Stadhouderskade, 42.

– Amsterdam historisch museum. Toda la historia de la ciudad. Kalverstraat, 92

– Tropen museum. Dedicado a los países en vías de desarrollo con reproducciones de calles enteras de países lejanos. Linnaeusstraat, 2.

– Museo marítimo. Edificio del s. XVII que reconstruye la historia de la armada holandesa; con una reproducción de un velero antiguo. Kattenburgerstraat, 1

– Museo Vicent Van Gogh: La mayor colección mundial del “loco del pelo rojo”. Paulus Potterstraat, 7-11.

– Stedelijk Museum. Arte moderno: de 1850 a nuestros días. Exposiciones temporales vanguardistas y buena cafetería. Al lado del Museo Van Gogh. Paulus Potterstraat 13. 573 29 11.

7: Cine / teatro

– Tuschinski: Lo inolvidable es la decoración: un monumento al lujo y al exotismo. Reguliersbreestraat 26-28. 6262633

– Cineac. Películas con una cierta antigüedad al mejor precio. En la parte trasera del cine Tuschinski (Reguliersbreestraat, 26-28), uno de los tempolos del art decó junto al hotel American (Leidseplein / Leidsekade).

– Nederlands Filmmuseum. La historia del cine recuperada cada día. Vondelpark, 3.

– Stalhouderij. El teatro más pequeño, con representaciones en inglés. Bloemdwarsstraat, 4.

8: Mercadillos

– Waterlooplein. Rastro inagotable. Lunes a sábado, cerca del Muziektheater.

– Albert cuyp. El más grande, con las mismas sorpresas y el mismo horario que el anterior. Entre Van Woustraat y Ferdinand Bolstraat.

– Oudemanhuispoort. Libros de segunda mano en el recinto universitario, de lunes a sábado. Entre Oudezijds Achterburgwal y Kloveniersburgwal.

– Bloemenmarkt, mercado de flores. De lunes a sábado, el paraíso de los tulipanes y demás. Entre Koningsplein y Vijzelstraat.

– Noordermarkt. Desde 1.627. Ropas y curiosidades de segunda mano, lunes por la mañana. Los sábados, comida dietética y orgánica. Cerca del Prinsengracht.

– Nieuwmarkt. Antigüedades, domingos de verano de las 9 a las 17 horas.

9: Tiendas de discos

– Get records. Especializada, con amplio catálogo de música independiente. Utrechtsestraat, 105

– Concerto. La mayor selección de la ciudad en vinilos y compactos nuevos y de segunda mano. Todos los estilos, buen precio. ¡Y dejan escuchar! Utrechtsestraat 52-60. 623 52 28.

– Plaatboef: Cadena con cinco tiendas distribuidas por toda Holanda (Utrecht, La Haya, Leiden, Rotterdam y Utrecht son las otras) en la que uno se puede perder entre sus compactos y vinilos. Gran surtido de segunda mano. Rozengracht, 40.

– Virgin. La más grande y evidente. En el centro comercial Magna Plaza. Esquina Nieuwezijds Voorburgwal/Raadhuisstraat.

10: Librerías

– Atheneum. Fachada artística, especializada en literatura y arte. Spui, 14-16.

– Scheltema holkena vermeulen. 7 plantas, con la mayor colección de libros disponibles. Koningsplein, 20.

– De Bijenkorf. En unos grandes almacenes, pero con buena colección y mucho encanto. Dam, 1.

11: Otras tiendas

– Art Unlimited. Postales y pósters con temas insospechados. Originales de calidad. Keizergracht 510. 624 84 19.

– Stilett. Decenas de camisetas pintadas a mano. Damstraat 14. 625 28 54.

– Jacob hooij: Tés, hierbas, y remedios naturales. Kloveniersburgwal, 12.

– Awareness Winkel. Ropa ecológica cien por cien. Weteringschans 143. 638 10 59.

– Oininio. Para los de la new age. Cafetería, librería, restaurante, supermercado ecológico, centros terapéuticos, sauna…Prins Hendrikkade 20-21. 553 93 55.

12: Alquiler de bicicletas

– Bike City: Buen lugar de alquiler. Precios sin competencia y, aún más interesantes por periodos más largos. Casi enfrente de la casa de Ana Frank. 68-70 Bloemgracht.

– Yellow Bike Tours: Organiza paseos, sólo entre abril y octubre. Nieuwzijds Kolk 29. 620 69 40

– Cycletours. Alquiler de bicis combinado con barcos. Keizergracht 181. 627 40 98

– Rijwielshop. Alquiler de bicis más barato. Stationplein 12.

13: Hoteles

– Reserva de Hoteles: Central Lindbergh. (Tfo: 0031206390190; Fax: 0031206222769. E-mail: info@lindbergh.nl), en el número 26 de la calle Damrak. Informan de hoteles baratos, en español.

– Información de hoteles y turismo en Ámsterdam. 0031777000888. También en www.holland.com, con relación de hoteles y precios.

– Hotel  PC Hooft. En el barrio de los museos. Unas 10000 pesetas. PC Hoofstraat, 63. (6627107).

– Hotel Golden Tulip Amsterdam. Unas 12000 pesetas. Spuistraat, 288. (4204545).

– Winston Hotel: 75 euros la doble. Teléfono: 6231380. Warmoesstraat, 129

– AMS Hotel Holland. A partir de 85 euros la habitación doble. Teléfono: 6764253. P. C. Hooftstraat, 162

(Holanda, 2000)

<script src=”http://www.google-analytics.com/urchin.js” type=”text/javascript”> </script> <script type=”text/javascript”> _uacct = “UA-1011382-1”; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *