ALOE BLACC LIVE

Aloe Blacc en concierto 

 

 

 

 

“Billie Jean”. Solo por su versión del tema de Michael Jackson, ya habría valido la pena. Esa interpretación, que comenzó como una pieza jazz a la que se le iban sumando los instrumentos, que continuó como un lamento blues y que acabó con el vozarrón de Aloe Blacc sobre una guitarra que marcaba un clímax a lo “Purple Rain” de Prince, justificaba por sí solo el éxito en que se convirtió el penúltimo concierto del Ciclo Galicia Importa de 2011. 

 

 

Pero para nada fue lo único, sino todo lo contrario, más bien, la guinda. Aloe Blacc se propuso, desde el primer momento, que el público disfrutase de su actuación, y se supone que esa debe ser la razón última del artista, del entertainer. A la vieja usanza, salió tras una intro instrumental a cargo de su banda The Grand Scheme y se marchó tras los bises para que ellos fueran los encargados de ponerle el broche final.

 

En medio, de todo, al menos lo relacionado con el soul, que el hip-hop ya le queda muy atrás. Como Sam Cooke u Otis Redding, incluso Bill Withers, tuvo tiempo para alguna balada en las que los sentimientos mandan. Pero también, como el Marvin Gaye de What’s Going on, el modelo en el que ahora se refleja en disco, hubo lugar para el comentario social, empezando por el “I Need a Dollar” que lleva como estandarte y gran éxito.

 

 

 

 

Entre las primeras un “You Make Me Smile” con el que convidó a todos a abrazarse a aquellas personas que les hiciesen sonreír. Por si a alguien no le parecían bien esas buenas intenciones, su final rotundamente bailable acabó por convencer a los más escépticos. Entre las segundas, “Politician”, crítica con la situación actual y sus responsables, pero a la que también le dio un giro final imprevisible con su poderosa voz, lo que engrandecía el tema evitando cualquier posible recelo.

 

Comunicativo, Aloe invitó también a hacer una línea en medio de la sala, cual Moisés abriendo el Mar Rojo, para que los más decididos se abandonaran el baile desenfrenado. Si acaso, se le vio un poco más profesional al cumplir con su hora y cuarto estrictamente y menos rabioso en su interpretación de “Femme Fatale”.

 

Aunque estuviese poco acertado al elegir para cerrar el concierto un tema, “Rico”, a medias con su novia, sí demostró que casi cualquier canción puede llevar el soul dentro, como  lo demostró con las primeras estrofas de “No Woman No Cry”. Con algo más de repertorio, Aloe Blacc puede ser en el futuro la voz del soul del siglo pasado adaptado al presente. El directo al menos lo tiene ya bordado.

 

 

(Sala Capitol, Santiago, 6-11-2011. Público: casi lleno. Promotor: Sweet Nocturna)

 


(Ver más fotos)


 {youtube}kAimDteapbQ{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *