ALL THINGS MUST PASS

All Things Must Pass

Colin Hanks (FilmRise)

all-things-must-pass

 

“Todo el mundo en la tienda era tu amigo durante 20 minutos. Era el sitio en el que tus sueños como artista se encontraban con los de tus oyentes” (Bruce Springsteen). “Gasté más en Tower Records que ningún otro ser humano” (Elton John). “Me permitían llevar el pelo como me diera la gana mientras trabajaba” (Dave Grohl). Son solo algunos de los ejemplos de lo que representó en las vidas de tres personas (bien conocidas) la existencia de Tower Records.

Fundada en 1960 por Russ Solomon en el anexo a una farmacia de su padre para vender discos usados, Tower Records llegó a ser una cadena con más de doscientas tiendas repartidas por treinta países de cinco continentes. Convertida en uno de los instrumentos más influyentes de la industria musical, en 1999 valía un billón de dólares y, solo cinco años después, se declaraba en quiebra. Internet tuvo parte de la culpa, sí, pero los errores llegaron sobre todo desde dentro, debido a su desmedida avaricia y unas decisiones empresariales equivocadas y fatales.

Puede que sus puertas estén cerradas, pero su legado está bien vivo. En tiempos de streaming digital la cinta en la que su director (hijo de Tom Hanks) invirtió siete años queda ya como una lección de historia en la que las nuevas generaciones podrán conocer a aquella compañía dedicada a vender discos en la que sus empleados eran tratados como familia. Cuando una película empieza y acaba con el sonido de una aguja cayendo sobre el vinilo, está claro que no puede ir mal y que quien la ha filmado lo ha hecho poniendo en ello toda su pasión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *