10 CANCIONES SUGERENTES (1)

10 canciones sugerentes para momentos íntimos

 

Lo más fácil sería recurrir al manido “You Can Leave Your Hat On” en la interpretación de Joe Cocker (que le debe su consideración de canción perfecta para compartir un momento íntimo con la pareja a 9 semanas y media) o a la voz profunda y sensual de Barry White. Pero hay otras canciones que ayudan y empujan en esos momentos íntimos gracias a la ‘pasión’ que sus intérpretes pusieron al grabarlas, como si estuvieran en pleno éxtasis. Algunos son fingidos, otros reales. Aquí se pueden escuchar y ‘disfrutar’ 10 de esos temas en los que sus cantantes recrearon con sus voces la cima del placer, junto a 10 alternativas y un corte extra. Mañana, otras tantas.

 

 

1 Aphrodite’s Child: Infinity

 

En el tercer álbum del grupo de rock sinfónico griego Aphrodite’s Child (sí, la banda de Demis Roussos y Vangelis), titulado 666 (The Apocalypse of John, 13/18), aparecía un corte titulado “∞” (“Infinito”) en el que la actriz Irene Papas parecía poseída por el demonio en un mantra histérico y lascivo que se supone era una “progresiva cacofonía hacia el apocalipsis”. Por cierto, aunque la canción dura 5 minutos, la original llegaba hasta los 39 minutos y se grabó en una sola toma. ¿Cómo acabaría la actriz después de repetir “I am… I am… I am to come… I was…” durante tanto tiempo? Mejor queda sin traducir, y que cada uno se imagine lo que le parezca al escucharla.

 

Alternativa: White Noise: My Game of Loving

 

 

2 Berlin: Sex (I’m A)

 

“Take My Breath Away” fue la canción más popular de su repertorio al ser incluida en Top Gun (1986), aunque había sido grabada cuatro años antes y olvidada entonces. Sin embargo, el grupo es más recordado por la polémica que trajo la interpretación y la letra de su canción “Sex (I’m A…)” (“Sexo (Soy una…)”), prohibida por buena parte de las emisoras estadounidenses por su texto, su título y los sonidos que profería su cantante. “Siente el juego, siente mi amor dentro de ti, es tan bueno / Está el sonido y el olor del amor en mi mente / Soy un juguete, ven y juega conmigo, di la palabra ahora / Envuélveme con tus piernas…” Y eso no es más que el principio.

 

Alternativa: Divinyls: I Touch Myself

 

 

3 Cindy Lauper: She Bop

 

Su polémico tema fue motivo suficiente para que el single apareciese con un pegatina de Parental Advisory (“Aviso a los padres. Contenido explícito”), apareciendo, junto a otras catorce canciones, en la primera lista que se hizo en los EE.U. con canciones de contenido no recomendado a menores confeccionadas por el Centro de Investigación Musical para Padres. Para ponerse a tono, Cindy Lauper la grabó desnuda. Lauper creía que al hablar de ‘moverse’ en su letra los más jóvenes entendieran que se refería a bailar, aunque seguramente acabasen entendiendo de mayores a qué se refería verdaderamente ese movimiento.

 

Alternativa: Gwen Stefani: What You’re Waiting For

 

 

4 D’Angelo: Untitled (How Does It Feel)

 

Después de que el vídeo en el que D’Angelo (aparentemente desnudo) cantaba al amor físico con su pareja se convirtiese en un acontecimiento en las televisiones de medio mundo, el cantante decidió retirarse durante años del mundo de la música. Para las mujeres se había convertido en un objeto sexual y para parte de la población masculina, en un icono gay que no querían ver. Esta balada que homenajeaba al primer Prince o a Marvin Gaye no tiene, según el director de su vídeo, nada que ver con lo que todo el mundo piensa que es. Según declaró en 2015, a la revista GQ se trataba de un canto a los platos que le cocinaba su abuela. Sí, claro.

 

Alternativa: Maxwell: This Woman’s Work

 

 

5 Donna Summer: Love to Love You Baby

 

“La Primera Dama del Amor” fue uno de los calificativos menos explícitos que Summer se ganó con la publicación de esta canción. Hasta entonces su éxito había sido relativo. Tras pasarle una letra al productor Giorgio Moroder, este le puso una base instrumental que acabó siendo un pequeño éxito en los Países Bajos. El Presidente de Discos Casablanca en los EE.UU. pidió que la extendieran hasta los 20 minutos. Para grabarla, Summer se tiró en el suelo del estudio, hizo que todos los hombres se marchasen, se tocó la pierna, según sus palabras, empezó a pensar en su novio y se metió en el personaje de Marilyn Monroe interpretando el papel de alguien en éxtasis sexual. Nada volvió a ser igual para ella.

 

Alternativa: Sylvia Robinson: Pillow Talk

 

 

6 John & Jackie: Little Girl

 

En los conservadores años 50, el dúo conocido como John y Jackie (nombres tomados de la pareja Kennedy) entregó esta canción rockabilly insospechadamente sugerente para la época en la que Jackie parecer gozar sin reparos. Escrita por una de las figuras de culto del rockabilly, Gene Maltais, de John y Jackie nunca más se supo nada. Estarán todavía disfrutando del éxtasis de su único éxito.

 

Alternativa: James White and the Blacks: Stained Sheets

 

 

7 John Lennon & Yoko Ono: Kiss Kiss Kiss

 

Además de ser incluida en su álbum Double Fantasy (1980), apareció también como la cara B del single “(Just Like) Starting Over”. Según Yoko Ono, su compositora, era el reverso de la anterior, aunque ambas buscaban “cambiar la orientación de los años ochenta”, sea lo que fuese que quería decir con eso. Yoko Ono la grabó en pleno bajón de una ‘droga dura’ y con el estudio a oscuras para lograr el ‘clímax’ necesario.

 

Alternativa: Rolling Stones: Cherry Oh Baby

 

 

8 Led Zeppelin: Whole Lotta Love

 

No es la única canción de Led Zeppelin en la que Robert Plant parece estar en celo o, también, demostrando su hombría amorosa: ahí están “Dazed and Confused”, “The Ocean” o “The Lemon Song”. En esta en concreto, Plant repetía infatigablemente “Voy a darte mi amor”. Y, de acuerdo con su interpretación, no hay quien dude de sus palabras. De hecho, las groupies tuvieron a los componentes de la banda como sus piezas más codiciadas.

 

Alternativa: Deep Purple: Child in Time

 

 

9 Madonna: Justify My Love

 

A nadie le sorprende si afirmamos que Madonna ha sabido vender sexo como muy pocos artistas en sus canciones. Y, sin embargo, pocos de sus discos lo tenían como tema principal: Erotica (1992, editado al mismo tiempo que su libro Sex, de contenido acorde al título) representa su época más motivada por el goce físico. Y “Justify My Love” fue su claro antecedente, editado un par de años antes en su recopilatorio The Inmaculate Collection. Visto lo bien que le había ido con este precedente, siguió por el mismo camino descubriendo lo que todos ya sabíamos: el sexo vende.

 

Alternativa: Lil Louis: French Kiss

 

 

10 Marvin Gaye: Since I Had You

 

What’s Going On le sirvió a Marvin Gaye para encontrar el ambiente sonoro de buena parte de sus grabaciones de los setenta. Sin embargo, mientras en ese disco el contenido era abiertamente político, a partir de ahí sus textos giraron hacia temas más abiertamente carnales, pasando de lo sensual a lo sexual. Hay otros cuantos temas suyos que servirían para acompañar una noche de pasión, como la misma “Sexual Healing”, pero en “Since I Had You” el tono es incluso más explícito.

 

Alternativa: Minnie Ripperton: Lovin’ You

 

 

Bonus Track:

Suzanne Fellini: Love On The Phone

 

Éxito de power-pop, su título lo dice todo. Si los amantes no están juntos, siempre quedar el recurso al “amor por teléfono”. Idea para quien no lo haya pensado antes, si es que queda alguien en esta era tecno-lógica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *