10 CANCIONES DISCO DE ARTISTAS ALEJADOS DEL ROCK I

10 canciones disco de artistas españoles alejados del rock

canciones-disco-artistas-alejados-rock-2

 

Ayer recordábamos el vigésimo aniversario de la Fundación Tony Manero y la edición de su nuevo EP Very Important Discotecas, en el que rescatan cuatro canciones bailables de grupos españoles (entre ellas, “Dance usted” de Radio Futura). Aprovechando, recordamos algunos artistas españoles alejados del rock que en su día hicieron algún tema de música disco a finales de los 70, principios de los 80, cuando aquel sonido dominaba la música en medio mundo, omitiendo en esta selección aquellos que hicieron de ese tipo de música el sustento de buena parte de su carrera, como Baccara, Barrabás o Las Grecas. Aquí la segunda y última parte.

 

 

1 Los Marismeños: Pares o nones (Yo creo en el amor, 1978)

 

Empezaron en 1965, con Antonio Herrero, Antonio Mendoza, Emilio Losada y Manolo Millán. Para poder grabar su primer single en 1967, producido por Manuel Pareja Obregón, este tuvo que pedirles permiso a sus padres para llevárselos a Madrid, dado que aún no eran mayores de edad. Aunque siempre han sido considerados intérpretes de sevillanas, rumbas y fandangos de Huelva, en 1978 no pudieron evitar caer en la tentación del sonido disco.

 

 

2 Luisa Fernández: Loca por ti (Disco Darling, 1978)

 

Nacida en Vigo en 1961, Luisa Fernández fue una más de los miles de gallegos que vivieron la emigración en Europa en los 60 y 70. En Alemania lanzó su primer single, “Lay Your Love on Me”, que llegó al número 7 de las listas de aquel país. Cómo no, luego la adaptó al castellano y la lanzó en España como “Loca por ti”. Su curiosa trayectoria la llevó a grabar con su marido Peter Kent una serie de álbumes como dúo entre 1987 y 1995, antes de mudarse a Ibiza y acabar grabando con la formación new-age Achillea. “Loca por ti” recuerda, salvando las distancias, al “When Your Are in Love with a Beautiful Woman” de Dr. Hook.

 

 

3 Manolo y Jorge: Hola, Lola (Manolo y Jorge, 1978)

 

Manuel Malou es un culo inquieto. Nacido en 1961, empezó con su hermano a principios de los los 70 en Los Golfos, con aquel éxito llamado “¿Qué pasa contigo, tío?” (1976). Luego ambos editaron un disco como Manolo y Jorge. Después sería uno de los componentes del grupo de nueva ola Plástico, donde también estuvo Eduardo Benavente. Grabó también con Toreros After Olé y en solitario, y colaboró con Los Del Rio, Niña Pastori, Carlos Núñez, José El Francés, Peret, El Fary, Andy & Lucas… El “Hola, Lola” de su disco 1978 no tiene desperdicio: “Lola, a ver si te violan / Si hay tantas formas de hacérselo / Porque has escogido la peor… / ¿Qué hace una muchacha como tú en este tugurio a media luz? Estás en arrollo, esto es un mal rollo”.

 

 

4 Miguel Bosé: Anna (Miguel Bosé, 1978)

 

Compuesta por Fernando Arbex (batería y compositor de Los Brincos y Barrabás), con “Anna” Miguel Bosé intentó el lanzamiento en mercados internacionales… cantándole a la muy española y racial Ana Obregón. Era su segundo álbum y bien se podría decir que a partir de ella otros como Iván o Pedro Marín se montarían toda una carrera.

 

 

5 Paloma San Basilio: No puedes volver a mí (Sombras –Feelings-, 1975)

 

Paloma San Basilio se estrenó con un disco producido por Rafael Trabucchelli, en el que mezclaba canciones interpretadas en inglés con otras en castellano y canciones originales con versiones de temas como “The Way We Are” (Barbra Streisand), “The Long and Winding Road” (The Beatles), “We May Never Love Like This Again” (Maureen McGovern), “Feelings” (Morris Albert) o “Never Can Say Goodbye” (Gloria Gaynor), con una letra adaptada en la que Paloma asegura que “yo mis puertas cerraré otra vez”.

 

 

6 Perlita de Huelva: ¡Ay corazón! (Perlita de Huelva, 1980)

 

Quién lo iba a decir de Antonia Hernández Peralta, nacida en 1939 en Huelva en una familia que regentaba una pescadería, y que acabó siendo una de las más conocidas cantaoras y cantantes de copla española. Dedicada al flamenco durante toda su vida, grabó su primer disco en Madrid, en 1961, gracias a un premio de la lotería de veinte mil pesetas. Colaboró con artistas consagrados como Juanito Valderrama, Manolo Escobar, Lola Flores o Marifé de Triana y, además del éxito “Amigo conductor”, tampoco pudo resistirse a la moda disco en 1980 con esa exclamación que se puede entender de muchas formas, y seguro que todas acertadas: “¡Ay corazón!”.

 

 

7 Sara Montiel: Touch Me (Saritisima, 1977)

 

“Touch Me” (compuesta por José Tous y Gregorio García Segura para calentar al personal en la voz de Sara Montiel), sufrió doble censura. La primera, en 1975, al ser secuestrada su portada, en la que aparecía con los brazos en alto, luciendo pectoral y cubriendo muy escasamente sus pezones. La segunda, en el Especial Nochevieja de TVE para 1976: se había grabado una interpretación de ella en una bañera completamente cubierta por la espuma, pero al realizador no se le escapó que no se veían las manos y, haciendo honor a su título “Tócame” y a falta de alguien que la tocase, es probable que ella se valiese por sí sola, con lo que tuvieron que grabarla de nuevo sin bañera ni espuma ni manos tocando nada, aunque en esta ocasión lo hizo arrastrándose por el suelo cual loba en celo. Mucha Sara.

 

 

8 Sergio y Estíbaliz: Little Magie (Beans, 1979)

 

Sergio y Estíbaliz, tras dejar Mocedades, se dedicaron a grabar canciones populares destinadas al mercado hispanoamericano. En 1979 decidieron dar un giro a sus grabaciones impulsados (también) por Fernando Arbex y publicaron un disco en inglés, Beans, destinado a ser disfrutado y bailado bajo los destellos de las bolas de espejo. Grabado en Londres, solo llevaba dos canciones en español, “Así como así” y “Un poco de mí, un poco de ti”, para no ahuyentar completamente a sus seguidores habituales. Nadie lo entendió y no se volvió a repetir tal desmadre. De todas formas, hay que reconocerles que temas como “Little Maggie” no desentonarían en el repertorio del rey del italo disco de entonces, Míster Giorgio Moroder.

 

 

9 Susana Estrada: Hagámoslo juntos (Amor y libertad, 1981)

 

Representante por antonomasia del género cinematográfico conocido como ‘destape’ Susana Estrada fue portada distintas publicaciones en las que siempre mostraba su anatomía, además de llevar un consultorio sexológico en la revista Play Lady. No le bastó con ello y se dedicó a publicar algunas canciones supuestamente provocadoras  a ritmo disco, como hacía por entonces cantantes como Amanda Lear, por ejemplo. En el disco de 1981 había títulos bien explícitos como “Mi chico favorito”, “¡Ven!”, “Lograremos volar”, “¡Qué calor!”, “¡Quítate el sostén!”, “Voy desnuda”, “¡Gózame Ya!” (que en el estribillo se convertía en “Fóllame ya”) o este “Hagámoslo Juntos” que, por si quedaba alguna duda, decía cosas como estas: “Cada vez que le doy placer a mi sexo, sé que tengo tus noches en mi recuerdo.  Cada vez que le das placer a tu sexo, sé que tienes mis noches en tu recuerdo… Que desnuda quiero estar, abierta para ti. Que en mi sexo quiero sentir tu pasión latir, ¡explotar!”

 

 

10 Victoria Abril: Cuando tú me besas (single, 1978)

 

Eduardo Guillot lo recogía perfectamente en Efe Eme en abril de 2010, así que reproducimos sus precisas palabras: “Corría 1978, y una Victoria Abril a punto de cumplir los veinte años empezaba a ser conocida por el gran público gracias a su trabajo como secretaria del televisivo Un, dos, tres… responda otra vez y a películas de cierto impacto para la época –especialmente Cambio de sexo, de Vicente Aranda–. Fue entonces cuando a algún avispado ejecutivo discográfico se le ocurrió que la actriz podía iniciar una carrera paralela como cantante, que no llegó más allá de unos cuantos singles. En 1998, EMI los recopiló en su serie Gold bajo el título Enciende mi pasión –edición limitada para coleccionistas, decían– y les añadió algunos títulos que permanecían inéditos desde entonces, completando un cedé de lo más kitsch, que reúne todas sus grabaciones previas a su intoxicación brasileña: el sonoro fracaso que supuso Putcheros do Brasil, editado en 2005.

 

El vehículo para el lanzamiento de Victoria Abril fue “Cuando tú me besas”, un juguetón tema de Jesús Gluck, tras la estela de las producciones de Rolf Soja que tanto éxito habían tenido en Europa un año antes en las voces de Baccara: ampulosos arreglos de cuerda, ritmos de baile y hasta una versión en inglés (“When You Kiss Me”) para intentar el asalto al mercado continental”.

 

 

 

BONUS TRACK:

 

Laredo: El último guateque (Laredo, 1977)

 

Con nombre de pueblo cántabro, este trío madrileño se especializó en temas folk-pop, aunque su gran éxito lo tuvieron con “El ultimo guateque” a ritmo discotequero, un popurrí de éxitos de los sesenta y setenta de grupos como Los Brincos (“Mejor”), Los Pekenikes (“Hilo de seda”), Canarios (“Get on Your Knees”), Juan y Junior (“La caza”) o Los Sirex (“La escoba”), a imagen y semejanza del Rockollection con el que el francés Laurent Voulzy, colgando su guitarra, puso a bailar a media Europa a base de retazos de famosas canciones de los 60. El disco se adelantó unos meses a la banda sonora de la película del mismo título a la que oscureció completamente y nunca más se supo de ella.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *