10 CANCIONES DE ODIO (2)

10 canciones de odio (y 2)

 

Continuando la serie iniciada ayer, motivada por la publicación del primer álbum de la banda de nombre tan rotundo como Las Odio, hoy traemos otras 10 canciones en castellano (con sus respectivas alternativas) movidas por el rencor y el resentimiento.

 

 

1 Julio de la Rosa: Maldiciones comunes (Pequeños trastornos sin importancia, 2013)

 

En un álbum de ‘pequeños trastornos’ (¿sin importancia?), Julio de la Rosa expresaba su odio motivado por un posible abandono sentimental en una pura y simple venganza: “Quiero que te escueza tanto / que te quieras arrancar la piel / Que la herida nunca cierre / que la sal te ayude a comprender / Que lo sufras, / que ya es hora / Y si escuece / que te jodan”.

 

Alternativa: Javier Corcobado: Bravo

 

 

2 La Cabra Mecánica: Odio (Cabrón, 1999)

 

A veces no queda claro quién es el destinatario de una letra. Miguel Ángel Hernando, alias El Lichis, no dejó ninguna duda en una de las canciones de su segundo álbum con La Cabra Mecánica: ¡toda la humanidad! Apuntando tan alto, con tanto odio en sus entrañas, no es extraño que incluso acabase reconociendo odiarse a sí mismo. “¡Odio a la puta humanidad! / Odio el amor, odio el odio / odio el amor-odio / Y cuanto más odio, más me odio / más odio por odiar”.

 

Alternativa: La Cabra Mecánica: Qué te follen

 

 

3 Loquillo: La mataré (Mis problemas con las mujeres, 1987)

 

Del amor al odio, un camino muy habitual en una relación. Sabino Méndez compuso esta canción con ritmo y texto de rumba desde la mente de un maltratador, convirtiéndose en un gran éxito para Loquillo y Trogloditas. Sucede que en una época políticamente correcta, la polémica y las consiguientes protestas consiguieron que Loquillo dejase de cantarla durante muchos años. “Quiero verla bailar entre los muertos / la cintura morena que me volvió loco / Llevo un velo de sangre en la mirada / y un deseo en el alma / Qué jamás la encuentre / Solo quiero que una vez / algo la haga conmover / Que no la encuentre jamás / o sé que la mataré / Por favor, sólo quiero matarla / a punta de navaja / besándola una vez más”.

 

Alternativa: Loquillo: Mi odio caerá sobre ti

 

 

4 Los Doble R: Maldita (EP, 1966)

 

Ramón Domenech y Ramón Vidal (Los Doble R, junto a otros dos músicos), grabaron desde Tarragona un único EP a mediados de los 60 en el que incluyeron esta versión de “Maldita seas”, que adelantaba en 20 años al texto de Loquillo con un tratamiento muy similar respecto a una antigua relación. “Deseo no que te mueras / deseo algo peor / Que te mueras de repente / ¡Maldita! / Se te rompa el corazón / ¡Maldita! / Que te mueras lentamente / ¡Maldita! / Poco a poco y con dolor…”

 

Alternativa: Los Brincos: Nadie te quiere ya

 

 

5 Los Planetas: Pesadilla en el parque de atracciones (Encuentros con entidades, 2002)

 

Además de las letras de la banda granadina que hacen referencia a las drogas, ¿cuántas muestran despecho, sed de venganza y odio hacia antiguas relaciones en sus canciones? Unas cuantas, sí, y este es uno de sus ejemplos más evidentes: “Así que ya sabes que espero que acabes pegándote un tiro / Cuando veas lo imbécil que has sido / Cuando veas que lo has hecho fatal / Y que quiero que sepas que ha sido un infierno estando contigo / Que por poco no acabas conmigo / Pero soy difícil de matar / Y que quiero que sepas que ha sido un infierno estando contigo / Que el infierno no es tanto castigo / Te pareces bastante a Satán”.

 

Alternativa: La Bien Querida: Alta tensión

 

 

6 Love of Lesbian: El yin y el yen (El poeta Halley, 2016)

 

Aquí Santi Balmes canta con la voz más rota, bajo la influencia de Alabama Shakes. Y en cuanto a su historia, esto decía el grupo: “Es la misma situación con dos reacciones diferentes, lo femenino y lo masculino, la luz y la oscuridad, la fuerza y la debilidad, en definitiva: el ying y el yang”. ¿Qué no está claro? Pues aquí está su texto para explicarse por sí mismo: “Por eso pienso sublimar el odio en esta vil canción / me sirve de terapia / Muerde, muerde, muerde / todo lo que dure, dure, dure / hasta entrar en bucle, bucle, bucle / Me morderé la piel hasta que salgas de mi ser”.

 

 

Alternativa: Mucho: Grupo revelación

 

 

7 Niño de Elche: Que os follen (Voces del extremo, 2015)

 

Entre otros poemas críticos, revolucionarios, contundentemente políticos, El Niño de Elche incluyó este de José Luis Checa en Voces del extremo, representativo sin duda del hartazgo de buena parte de la población con la situación laboral, económica y social de este país. “Con el mango / de la hoz y el martillo / Con una rosa / de púas como escarpias / Qué os metan / una gaviota / con las alas abiertas por el culo. / Qué os follen / sí, a todos”.

 

Alternativa: Commando 9mm: Canción de odio

 

 

8 Nosoträsh: Rancherita (Cierra la puerta al salir, 2005)

 

Era la canción que cerraba su último disco en 2005, y en la que contaban con la colaboración de Javier Muguruza en el acordeón y Xel Pereda en las guitarras y la mandolina. A ritmo de ranchera –a su manera–, la voz de Natalia Qintanal pone el contrapunto femenino a tantas historias similares cantadas por hombres (como las vistas hasta ahora): “Ahora quiero que nunca encuentres el camino / Deseo que hasta los perros te huyan / Que tus manos sólo tiemblen / que te ahogue la humedad / Y ya ves, yo que no era vengativa / me sorprendo llena de ira / y dudo tanto de tu dolor”.

 

Alternativa: Los Vegetales: Odio el verano

 

 

9 Revólver: Odio (8:30 a.m., 2002)

 

Carlos Goñi enunciaba en este single de 2002 la que es, probablemente, la relación en castellano más larga de las cosas que desprecia su propio autor. Estas son algunos de los dardos de su ira: “Odio al que se juega sin escrúpulo ninguno / su sueldo en una máquina del bar / No soporto a los que acuden los domingos a la iglesia / y luego el lunes son peor que Satanás… / No soporto a los que hablan siempre a gritos / por el móvil nada más aterrizar el avión / Odio a los gallitos de gimnasio / porque siempre desprecian mi sudor”.

 

Alternativa: Los Del-Tonos: Odio mi oficio

 

 

10 Siniestro Total: Bailaré sobre tu tumba (Bailaré sobre tu tumba, 1985)

 

El clásico de Siniestro Total, compuesto por el grupo con letra de Julián Hernández, no era realmente un tema de odio dirigido a nadie, como se pudiera pensar; como mucho podría entenderse como escarnio de un muerto de la forma más cruel, con esos versos improvisados a última hora por su autor que no buscaban más que la rima: “Te degollaré con un disco afilado / de los Rolling Stones, o de los Shadows / Te tragarás la colección de casetes / de las Shan-Gri-Las o de las Ronettes / Y bailaré sobre tu tumba”.

 

Alternativa: Zodiacs: Odio trabajar aquí

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *