10 artistas que tardaron muchos años en darle continuidad a su carrera

10 artistas que tardaron muchos años en darle continuidad a su carrera

 

 

Allá por principios de los 90, mientras el grunge se volvía el sonido de una generación, había otro tema que no dejaba de preocupar a las publicaciones musicales: ¿Cuánto tardará The Stone Roses en editar su segundo disco? Pues bien, aunque pareciese una eternidad, ‘solo’ transcurrieron 5 años entre su debut homónimo (1989) y Second Coming (1994). Para entonces, el grupo estaba ya condenado a desaparecer. Poco después, algo similar le sucedía a Guns ‘N Roses, aunque en su caso transcurrieron nada menos que 15 años entre The Spaghetti Incident (1993) y Chinese Democracy (2008).

 

Puede que hayan sido los dos casos más comentados a la hora de dar continuidad a una discografía, pero en absoluto han sido los de plazos más dilatados. Aprovechando que 091 editan en estos días su primer disco en 25 años, recordamos otros casos en los que ya nadie daba nada porque sus responsables volviesen a grabar, aunque un buen día reaparecieron… después de una eternidad. A todos los aquí citados les costó más de 20 años.

 

1 P. P. Arnold (51 años)

 

Nunca llegó a desaparecer del todo y, desde 1968, P.P. Arnold ha acompañado a buena parte de los músicos británicos más renombrados: Steve Marriott, Nick Drake, Eric Clapton, Peter Gabriel, The KLF, Roger Waters, Graham Parker, Primal Scream… Sin embargo, desde su segundo disco de 1968, Kafunta, no había editado nada nuevo –The Turning Tide, de 2017, se componía de canciones grabadas a finales de los 60-. Su nuevo álbum de este mismo año titulado The New Adventures of…, editado 51 años después del anterior y gestado durante más de diez años junto a Steve Cradock de Ocean Colour Scene (y la colaboración de Paul Weller), se mueve en ese pop orquestal al estilo de Burt Bacharach que tan bien le sienta a su versátil y todavía emocionante voz.

 

Otros: The Sonics (48)

 

 

2 Shuggie Otis (43)

 

Shuggie Otis comenzó tocando la guitarra a los 2 años y a los 12 ya militaba en la banda de su reconocido padre, Johnny Otis, teniendo que utilizar un disfraz para poder estar sobre el escenario a altas horas de la madrugada sin que nadie le llamase la atención. Desde entonces ha tocado con Al Kooper, Ettta James, Charles Brown, Frank Zappa o Mos Def, entre otros. En su día, The Rolling Stones le ofrecieron ocupar el lugar de Mick Taylor, quien acababa de dejar la banda, pero Otis declinó la oferta para concentrarse en una carrera que pareció finiquitarse en 1974 con Inspiration Information. En 2013 se publicó un disco doble, Inspiration Information / Wings of Love, que recogía aquel disco más otro de 14 temas grabados en directo entre 1975 y 2000. Hubo que esperar hasta el año pasado para escuchar por fin canciones suyas nuevas en el álbum Inter-Fusion, un trabajo principalmente instrumental empapado en funk, rock y blues.

 

Otros: Linda Perhacs (43 años), Bill Fay (41)

 

 

3: Chuck Berry (38)

 

La casualidad hizo que su primer disco en 38 años fuese un álbum póstumo, ya que apareció en 2017 dos meses después de fallecer. No había sido concebido así, a diferencia de otros discos póstumos recientes, como los de Leonard Cohen (You Want It Darker) o David Bowie (Blackstar), más que nada porque sus primeras sesiones tuvieron lugar en 1981, poco después de editar el que acabó siendo su penúltimo trabajo, el prescindible Rock It de 1979. A partir de ahí empezó a grabar nuevas canciones, pero lo que registró entre 1981 y 1989 se quemó en un incendio en un estudio de Weutzville, un suburbio de St. Louis. En 1991 inició de nuevo un proceso que duró hasta 2014, grabación que fue compartiendo con su residencia en el restaurante-club Blueberry Hill de St. Louis, donde llegó a dar más de 200 conciertos con sus familiares más cercanos y sus músicos habituales de las últimas décadas.

 

Otros: Parliament (37), The Yardbirds (36), Vashti Bunyan (35)

 

 

4: The Stooges (34)

 

Después de tres discos seminales e imprescindibles en la historia del rock (The Stooges, 1969, Fun House, 1970, y Raw Power, 1973), la banda de Detroit registró lo que se conoce como The Detroit Rehearsal Tapes, unas sesiones de grabación que iban a dar forma a un cuarto álbum que nunca llegó después de que el grupo se disolviera en 1975, debido sobre todo a la adicción a la heroína de Iggy Pop y su problemático comportamiento en el escenario. Sorpresivamente, el grupo se reunió para una gira en 2003, publicando a continuación el álbum The Weirdness en 2007, un disco del que casi nadie quiere saber nada.

 

Otros: New York Dolls (32)

 

 

5: The Dream Syndicate (29)

 

Cuando se editó su primer disco en 29 años, How Did I Find Myself Here? (2017), el líder de The Dream Syndicate, Steve Wynn, aseguraba que “Suena como todo lo que me gusta de la banda y sin embargo suena diferente a cualquier otro disco que hayamos hecho”, Ya era así en su momento: The Days of Wine and Roses (1982) era ruidista y casi punk, Medicine Show (1984) unía el jazz y Television, Out of the Grey (1986) apostaba por sonidos más americanos y Ghost Stories (1988) viraba a las baladas en negro. Reunidos en 2014 para un concierto en directo en España, el grupo ya no dejó de girar para acabar grabando y editando poco después su quinto disco, fiero y eléctrico como cabía esperar.

 

Otros: The Eagles (28), Cat Stevens (28), The Slits (28)

 

 

6: Dexy’s Midnight Runners (27)

 

El primer disco de Dexys -ya no llevaban la coletilla de Midnight Runners- en 27 años, tras Don’t Stand Me Down (1985), aparecía en 2012 con el título de One Day I’m Going to Soar. Aunque parecía no tener la inmediatez de alguno de aquellos álbumes de principios de los 80, mantenía la esencia del soul-folk de entonces. En él, Kevin Rowland y sus secuaces se mostraban más serenos, más reflexivos, más centrados en el eterno conflicto de la relación entre los dos sexos, volviendo a recuperar el ritmo y la emoción. La principal novedad era la incorporación a la hasta de la hasta entonces desconocida Madeleine Hyland, a la que Rowland reclutó tras descubrirla en un espectáculo de burlesque de Londres, para poner el puntual contrapunto femenino en unos duetos que eran puro fuego.

 

Otros: Big Star (27)

 

 

7: Chic (26)

 

En su día David Bowie le pidió a Nile Rodgers que produjera su disco Let’s Dance, diciéndole que quería que sonase como una foto de Little Richard vestido con un traje rojo brillante y un largo tupé. No fue el único que reclamó sus servicios, y Rodgers acabó trabajando también con Robert Plant, Jimmy Page, Mick Jagger, Rod Stewart, Debbie Harry, Daft Punk, INXS, Paul Young, Robert Palmer, Carly Simon, Grace Jones, Peter Gabriel, Jeff Beck, The B-52’s, Bryan Ferry… Por eso, y también por el ocaso de la era disco que su grupo Chic representó con más elegancia que nadie, lo dejaron en 1992 tras editar Chic-ism. Sin embargo, el año pasado la banda regresó con el disco It’s About Time solo con Rodgers y ya sin el bajo y la batería de los fallecidos Bernard Edwards y Tony Thompson, la maquinaria más eficiente y engrasada de aquella época dorada.

 

Otros: Stray Cats (26)

 

 

8: 091 (25)

 

Cuando hace tres años regresaron para una gira, la vuelta de 091 fue uno de los grandes acontecimientos del rock en castellano, solo igualable a lo que supuso la reunión de Los Enemigos poco antes. No iba a ir más allá de diciembre de 2016, pero se encontraron tan cómodos que empezaron a componer canciones. Ahora, cumplidos los compromisos personales de varios de sus componentes que tenían discos pendientes de editar paralizados por la gira del grupo, publican su primer disco de estudio en 25 años bajo el nombre de La otra vida -el último fue Todo lo que vendrá después, de 1995-, que se presentó con un single de título explícito, “Vengo a terminar lo que empecé”, y al que dieron continuidad con “Leerme el pensamiento”.

 

Otros: Bauhaus (25), Levon Helm (25)

 

 

9: The Cars (24)

 

Veinticuatro años después de su separación tras Door to Door (1987), y ya sin su bajista Benjamin Orr, fallecido a causa de un cáncer en el año 2000, The Cars se reunió en 2011 para su séptimo y último disco (Move Like This, 2011). “Sad Song” fue el intento más claro de emparentar a los Cars del siglo XXI con los de finales de los 70, antes de disolverse para siempre. Anteriormente, dos de sus componentes, Elliot Easton y Greg Hawkes, habían formado en 2005 la banda The New Cars, junto a Todd Rundgren y otros dos músicos. Grabaron un álbum en directo con las canciones de su antigua banda y, poco después, una única canción en estudio, todo ello con la curiosidad de contar como cantante y guitarrista con Todd Rundgren, que tiene, todo hay que decirlo, un tono de voz parecido al del vocalista de The Cars, Ric Ocasek.

 

Otros The Who (24), Roger Waters (24), The Hollies (23), Giorgio Moroder (23), The Zombies (23)

 

 

10: Pixies (23)

 

Tras editar Trompe Le Monde en 1991, Pixies, uno de los emblemas del rock alternativo de finales de los 80 y principios de los 90, se disolvió. En 2004 volvieron a los escenarios, y desde entonces ya no han parado. Nueve años después de ese primer concierto de regreso, el grupo editaba su quinto álbum, Indie Cindy (2014), que ya no contaba con la bajista y fundadora Kim Deal, a pesar de haber grabado parte del álbum. Curiosamente, como colaboradora aparecía Paz Lenchatin, la actual bajista de la banda, quien sustituyó a Kim Shattuck -fallecida recientemente- tras ser despedida esta después de tan solo seis meses en el grupo.

 

Otros: The Long Ryders (22), Slowdive (22), My Bloody Valentine (21), Ride (21), Steely Dan (20), Pink Floyd (20), Devo (20), The Feelies (20)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *